Canal RSS

Muruga, joven guerrero espiritual

Publicado en

Empezó el nuevo año y yo regreso a las páginas digitales de este diario después de unos días de descanso, al menos en cuanto a las actualizaciones se refiere. Inicialmente había pensado cerrar el año viejo con un típico post de “Las 10 mejores crónicas del año”, o quizás con “Los 7 deseos para un 2011 espiritual”; llegué a pensar en colgar un cartel virtual de “cerrado por vacaciones” o subir imágenes de Ganesha con un gorro rojo y blanco navideño al que muchos usos ya le hemos dado en nuestra casa. Sin embargo, lo dejé correr. En épocas festivas pocos se dedican a mirar blogs, y yo aproveché la oportunidad.

Ahora estoy de vuelta y pensé en empezar el año con la historia de una deidad muy relevante, sobre todo en el sur de la India. No es mi idea hablar de todo el panteón hindú; de hecho en esta bitácora sólo he hablado de manera profunda (en el sentido de haberles dedicado un post entero) sobre Ganesha, la deidad con cabeza de elefante y el dios mono, Hanuman. También, en diferentes ocasiones, he dedicado muchos kilobytes a explicar aspectos de Shiva, y de la Madre Divina. Asimismo, he escrito sobre Krishna y Rama, aunque no como deidades sino avatares, es decir encarnaciones humanas en la Tierra.

Teniendo en cuenta la cantidad de deidades que posee el Hinduismo, con sus muchas variantes, yo creo que no es un tema en el que haya hecho tanto hincapié. Por eso, todavía tengo en el tintero (mejor dicho, en el teclado) la historia del Señor Muruga, una deidad querida por mí por diversas razones.

Guerra

En el norte de la India, el nombre más popular de esta deidad es Skanda. De hecho, este es probablemente el nombre más utilizado para nominar a la deidad en el mundo en general, por ejemplo cuando se la nombra en libros o guías. Sin embargo, en el sur su nombre es Muruga (o Murugan). Por un lado, Skanda es considerado el dios de la guerra, comandante en jefe de los ejércitos celestiales, pues es un guerrero nato, nacido explícitamente (como muchos otros casos) para destruir a algunos demonios que están disturbando a los dioses.

En el sentido genealógico, Skanda es hijo de Shiva y Parvati, por lo tanto es hermano de Ganesha. A día de hoy hay discusiones sobre quién de los dos es el hermano mayor, pero en lo que la mayoría acuerdan es en que Ganesha es más sabio y Murugan más impetuoso, como no podía ser de otra manera para un guerrero.

Sobre su nacimiento y su historia, como siempre pasa en la mitología, no hay una versión única, pero esencialmente se puede decir que según la mitología puránica había unos demonios (Shurapadma – representando el ego -; Simhamukha – representa la ira -; Taraka – representa la ilusión -), que estaban molestando a los dioses. Por ende, éstos pidieron a Shiva que les ayudara. Shiva entonces lanzó la semilla de su futuro hijo a través del fuego de su tercer ojo, cuyas chispas cayeron primero en Agni, dios del fuego, y luego en Ganga, la diosa que es también el río sagrado, quien le dio nacimiento en unos juncos del agua. Las seis chispas lanzadas por Shiva dieron vida a seis niños, que finalmente fueron criados por las Krittikas, las diosas de la constelación de las Pléyades. Justamente en el Sri Premananda Ashram se puede ver una hermosa fuente en que seis flores de loto hacen de cuna para los seis niños recién nacidos.

Luego, los niños se unieron y formaron un único hijo de Shiva y Parvati, naturalmente con seis caras. Y también naturalmente, con doce brazos; cada uno de ellos con un arma. Si los dioses necesitaban un guerrero, ahí lo tenían.

Vel

De la docena de armas o estandartes de guerra, la más importante es la vel. Se trata de una lanza con tremendo poder para matar a los demonios. Fue dada a Muruga por su madre, que claro, no es otra que la Madre Divina, la energía universal. Asimismo, la vel simboliza la iluminación y el conocimiento y se dice que su belleza es deleitante. A su vez, su vahana (vehículo) es un glorioso pavo real que representa las atracciones del mundo material, dominadas totalmente por Muruga. No hace mucha falta decir que Muruga destruyó a los demonios de turno sin grandes problemas.

Una de las razones por las que me gusta Muruga es porque es la deidad oficial de la Juventud Premananda, con la vel como símbolo principal. La idea es que la organización juvenil que sigue las enseñanzas espirituales de Swami Premananda tenga esos valores de coraje, devoción y sabiduría propios de Muruga para permanecer en el sendero correcto y para hacer un mundo mejor. Se trata, en parte, de ser guerreros espirituales, dispuestos a luchar por el “bien”, tanto en lo referente a la propia vida como a la sociedad.

Pero no es solamente por su carácter batallador y por su vel que Muruga es símbolo de la Juventud Premananda, sino también porque es considerado un dios siempre joven. De acuerdo con la concepción tradicional del hinduismo, cada ser humano debe cumplir cuatro etapas durante la vida, siendo la primera la etapa de bramacharia, es decir la del estudiante que lleva una vida casta y disciplinada. Pasada esta etapa, el joven se casa y forma una familia. En el caso de Muruga, se mantiene siempre en la primera etapa, y siendo célibe personifica el poder que trae la castidad, es decir la posibilidad de sublimar la energía sexual hacia un objetivo espiritual.

Colinas

Por otra parte, Muruga es extremadamente popular en el sur de la India, sobre todo si se tiene en cuenta el contraste con su poca difusión en el norte. De hecho, los templos más importantes para su adoración están todos al sur. Se dice que el Señor Muruga es una deidad de las colinas, pues sus principales templos en Tamil Nadu están en colinas. Justamente Tamil Nadu es el estado donde Muruga es más popular, ya que para las personas tamiles Muruga es considerado su patrón.

Por esta razón, los tamiles fuera de la India también siguen una gran tradición de devoción a Muruga. En Sri Lanka, por ejemplo, donde la población tamil es muy grande (y de donde es originario Swami Premananda), está el famoso templo de Kataragama, adorado tanto por budistas como por hindúes. Asimismo, las grandes comunidades tamiles del sudeste asiático (Malasia, Singapur…) y las de otros países del mundo (Mauricio, Reino Unido…) rinden especial culto al Señor Muruga.

Como es de imaginar, según la zona o las preferencias, el nombre de la deidad varía. En el norte de la India los epítetos utilizados son Skanda (‘aquel que fluye’ por haber sido transportado por Ganga, o ‘aquel que fue derramado’ por nacer de las chispas del fuego de Shiva) y Karttikeya (por ser hijo de las Krittikas). En el sur, en cambio, hay más variedad: Sanmukha o Arumugan (‘aquel que tiene seis rostros’); Velava (‘aquel que porta la vel‘); Kumara (‘joven’); Saravana (por haber nacido en el lago Saravana); o Subrahmanya (debido a que ayuda al crecimiento de los buscadores espirituales).

Principito

Debido a que en todos mis viajes a la India he estado en el sur, la imagen de Murugan está muy presente para mí. A su vez, que sea el patrón de la Juventud Premananda es también importante pues es un ejemplo a seguir, con todos sus simbolismos.

Por otra parte, Swami Premananda, siendo tamil, tiene natural predilección por el Señor Muruga y eso influye en que yo haya tenido en cuenta a una deidad que en general no es tan popular en toda la India. De hecho, a la hora de cantar bhajans (cantos devocionales), en el Sri Premananda Ashram los cantos se realizan a siete deidades, y una de ellas es obviamente Muruga, por lo que mi devoción por él también ha sido fomentada a través de la música.

La imagen de un Muruga con seis caras no es tan popular en Tamil Nadu, donde se prefiere una deidad joven y sencilla, con dos brazos y una brillante lanza. Más que un guerrero, parece un joven renunciante, quizás el Principito de Saint-Exupéry en versión tamil, aunque nadie duda de su poder luchador.

Justamente es por ello que me gusta, porque con su sencillez se nota que sus grandes victorias son internas, y entonces cómo no querer a un guerrero espiritual, que nunca envejece, de la misma forma que sus eternos valores.

Imágenes:

himalayanacademy.com

murugan.org

sripremananda.org

kct.ac.in

Anuncios

»

  1. Que linda la imágen de Ganesha abrazandolo a Muruga!!. Me la podés mandar para imprimir?.-
    El 21 de noviembre festejamos en el Ashram la finalización de varios días de adoración al Señor Muruga. Este último día, ( Kartikeia Deepam) Los niños del orfanato encendieron cientos de lámparas de aceite y las colocaron a lo largo de todos los caminos del Ashram y al atardecer todos fuimos a la famosa roca de Muruga para realizar una puya.
    Jai Prema Shanti
    Kanagavalli

    Responder
  2. Me encanto tu composición! Yo estoy viviendo en Singapur y tuve la oportunidad de presenciar un Thaipusan. Ahora, gracias a esto que leo, entiendo muchísimo más que aquel día. Te agradezco por ello.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: