Canal RSS

Kumbha Mela de Náshik 2015

Publicado en

De forma breve y simplificada se podría decir que la Kumbha Mela es la fiesta religiosa más masiva del hinduismo, celebrada con un ciclo de 12 años y en cuatro sitios diferentes. Estos cuatro sitios están determinados por el hecho de que, según la tradición, fue allí donde cayeron cuatro gotas de néctar de la inmortalidad (amta) como consecuencia de una batalla, que duró 12 días, entre los devas (seres celestiales) y los asuras (seres demoníacos). Los cuatro lugares son: Haridwar, Prayag (Allahabad), Ujjain y Náshik.

Por tanto, la Kumbha Mela se celebra de forma alternada en estos cuatro sitios de la India, a los que, por específicas combinaciones planetarias, regresa cada 12 años.

Si bien es normal escuchar que esta multitudinaria celebración ocurre “cada 12 años” es importante saber el matiz de que, al tratarse de una serie de festivales que se lleva a cabo alternadamente en cuatro puntos sagrados, cada 12 años regresa al mismo sitio, pero entre la Kumbha en un lugar y la Kumbha en otro pasan, como mucho, tres años.

La celebración a la que tuve la fortuna de asistir en 2013 y que inspiró mi libro Kumbha Mela: la celebración espiritual más grande del mundo es la de Prayag, la más grande y populosa de las cuatro. Le sigue en importancia la Kumbha de Haridwar, y con menor repercusión Ujjain y Náshik, siendo esta última, según algunas fuentes, la menos relevante.

Este rol “secundario” no quita, de ninguna manera, que la Kumbha Mela de Náshik (y la de Ujjain) sea un evento considerado sagrado al que asisten millones de personas (en la última edición de 2003 se habla de 6 millones en el día principal), aunque su fama no sea global y esté circunscrita al territorio indio. Ambas celebraciones son también conocidas como Sihastha Kumbha Mela ya que, para que sucedan, el planeta Júpiter debe estar en el signo de Leo, que se dice siṃha en sánscrito. Esta alineación astronómica compartida es el motivo de que las Mela de Náshik y Ujjain ocurran con solo un año de diferencia o incluso el mismo año, en este caso Náshik 2015 y Ujjain 2016.

Nashik_mapa

Ubicación de la ciudad de Náshik

Más allá de la Kumbha Mela, la sureña ciudad de Náshik, que se encuentra en el estado de Maharashtra, a unos 170 kilómetros al noreste de Mumbai (antes Bombay), tiene un destacado puesto entre los lugares sagrados de la India por derecho propio y por varias razones. Para empezar, allí pasa el apenas nacido Godāvarī (Godávari), uno de los siete ríos más sagrados de la India y el segundo más largo de la India después del Ganges, que cruza en dirección oeste-este toda la meseta del Decán para desembocar en el golfo de Bengala. Es normal que el Godāvarī sea llamado el “Ganges del sur”, aunque también es cierto que este título lo tienen también otros ríos del sur del país.

En cualquier caso, el río nace a unos 20-25 km de la ciudad de Náshik, en una montaña llamada Brahmāgiri que rodea el pequeño pueblo montañés de Tryambakeshwar (o Trimbakeshwar), que es importante porque allí se encuentra un templo (no muy grande) que alberga uno de los 12 jyotirliga (“lingas de luz”) de la India, siendo el liṅga el símbolo por excelencia del dios Śiva (Shiva), Señor de los Yoguis, entre otros roles.

Además de este reconocido templo, el pueblo de Tryambakeshwar alberga una piscina o estanque (kuṇḍa), conocido como Kuśavart, que simbólicamente representa el origen del río Godāvarī y que es reverenciado como un lugar sagrado para bañarse.

La piscina de Kuśavart en el medio del pequeño pueblo de Tryambakeshwar

La piscina de Kuśavart en el medio del pequeño pueblo de Tryambakeshwar

Siguiendo su curso, el Godāvarī llega al centro urbano de Náshik donde sus aguas son reconducidas y embalsadas en una serie de piscinas bajo el nombre general de Rām ghāṭ (o Godāvarī ghāṭ). Un ghāṭ es un acceso a un río, lago o estanque, con frecuencia cubierto de escalinatas o peldaños, mientras que la referencia al príncipe Rāma se debe a que la tradición cuenta que fue en el bosque de Pañcavaṭī, anexo a la ciudad, donde los regios y santos Sītā, Rāma y Lakṣmaṇa residieron durante la mayor parte de su forzado exilio de 14 años.

De hecho, la tradición dice que fue en Rāma kuṇḍ, actualmente la zona de baño más importante, donde Rāma realizó los ritos funerarios en honor a su padre. Asimismo, en estas orillas se bañaron repetidas veces las tres personalidades y eso hace más sagradas unas aguas que de por sí ya se consideran sacras.

Peregrinos bañándose en Rām ghāṭ, en el centro de la ciudad de Náshik.

Peregrinos bañándose en Rām ghāṭ, en el centro de la ciudad de Náshik.

A este respecto, no hay que olvidar que el rol de los ríos es muy relevante en la Kumbha Mela ya que la grandeza del festival se debe a dos componentes básicos: agua y mahātmas. Los millones de peregrinos llegan a Náshik para bañarse en las aguas sagradas, que durante las fechas astrológicamente propicias es uno de los gestos más piadosos y redentores a los que puede aspirar un hindú.

Hay tres jornadas principales de “baños regios” (śāhī snāna), en las que la auspiciosidad de los astros es acompañada de una pomposa procesión hacia el río por parte de las trece organizaciones ascéticas hindúes principales, que junto con las aguas sagradas son la gran atracción de la Mela. Esto es así porque decenas (o cientos) de miles de sādhus, yoguis, ācāryas, renunciantes y santos de la India se congregan de manera extraordinaria en este punto geográfico durante varias semanas, convirtiendo la populosa reunión en un foco de enseñanza espiritual y de devoción.

Como si no fuera suficiente, la Kumbha Mela de Náshik tiene una particularidad más y es que los tres días principales de baños rituales se realizan de forma simultánea en dos aéreas: Rām ghāṭ, en el centro urbano de la ciudad de Náshik para los ascetas vishnuítas y, 25 km al este, en la piscina de Kuśavart del pueblo de Tryambakeshvar, para los ascetas shivaítas.

Rām ghāṭ lleno de peregrinos y lleno también de templos en sus orillas.

Rām ghāṭ lleno de peregrinos y lleno también de templos en sus orillas.

Vista cenital de la piscina de Kuśavart, donde se bañan los ascetas shivaítas.

Vista cenital de la piscina de Kuśavart, donde se bañan los ascetas shivaítas.

La última Kumbha Mela de Náshik fue en 2003 y, doce años más tarde, tenemos la oportunidad de asistir a este evento. Si alguien está decidiendo dónde pasar sus vacaciones 2015 y quiere hacer una buena peregrinación, ya tiene un gran programa. La auspiciosidad del festival en sentido amplio (basada en los astros) dura más de un año, aunque a nivel más práctico empieza el 14 de Julio y acaba el 25 de septiembre de 2015. Hilando más fino, los tres días importantes de baño, en que además hay procesión de las organizaciones ascéticas, son:

  • Sábado 29 de Agosto de 2015 (1er śāhī snāna, luna llena del mes hindú de śrāvaṇa).
  • Domingo 13 de Septiembre de 2015 (2do śāhī snāna y día principal de baño. Es la luna nueva (amāvāsyā) del mes hindú de Bhādrapada).
  • Viernes 18 de Septiembre de 2015 (3er śāhī snāna, ṛṣipañcamī – rishi panchami -, día de adoración a los sabios espirituales).

Se dice que se esperan unos 10 millones de peregrinos, lo cual es poco en comparación a la Kumbha de Prayag o Haridwar, pero siguen siendo números descomunales para la lógica no-india. Quizás por esta “modesta” cifra o porque no es un evento tan difundido mundialmente, me resulta difícil conseguir imágenes de la Kumbha Mela de Náshik. Por fortuna tengo un libro que me prestó Carles, un compañero de sánscrito, que él mismo compró en la Mela de 2003.

El libro en cuestión está en inglés y es Nashik Kumbh Mela: A spiritual sojourn de Govind Swarup (India Book House, 2003). Se trata de imágenes no actualizadas, algunas quizás de la Kumbha Mela de 1991, y es probable que el panorama haya cambiado un poco en estos años, aunque siendo conscientes de eso el libro se convierte en una buena guía visual para introducirse a la distancia en esta versión del festival (de hecho, todas las imágenes de este post son de ese libro y se amplían al clicarlas).

Rām ghāṭ lleno de peregrinos.

Rām ghāṭ hormigueante de peregrinos.

Vuelvo a repetir que esto ocurre cada 12 años y que los que puedan aprovechen esta oportunidad de 2015. Si deses saber más detalles sobre Kumbha Mela en general y mi experiencia en particular, recomiendo sin ruborizarme mi propio libro.

Si lo que quieres, además, es una vivencia directa y quizás transformadora, ve reservando billetes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: