Canal RSS

Guru Pūrṇimā 2014 y la Śrī Guru Gītā

Publicado en

Cada año, con la luna llena de julio (en realidad, del mes hindú de Āṣāḍha) todos los aspirantes espirituales nos ponemos muy contentos porque es el momento de celebrar Guru Pūrṇimā (Guru Púrnima), el día del maestro espiritual. Es un hecho conocido que (casi) nadie nace sabiendo y que para aprender cualquier materia de este mundo hace falta un guía. Por eso se dice que para todos los seres la madre es el primer guru; de la misma forma que al maestro de escuela se le considera un guru y también a aquel que nos enseña un oficio, a tocar un instrumento o a conducir.

Con este criterio, en Guru Pūrṇimā honramos a la(s) persona(s) que nos guía(n) en el camino espiritual, ofreciéndonos así el aprendizaje más valioso del mundo ya que nunca se pierde y porque nos lleva a la felicidad y al auto-conocimiento. Quienes tenemos la fortuna de tener un maestro espiritual, dedicamos ese día especialmente a él o ella; mientras que aquellas personas que no tienen un guru particular aprovechan para honrar a todos los maestros y a pedir, por qué no, por llegar a conocer a su guru en esta misma vida.

Aquí me parecen pertinentes las palabras del yogui Sri Dharma Mittra: “Excepto en el caso sumamente raro en que uno ya nace residiendo por completo en el corazón espiritual, generalmente como resultado de una intensa práctica espiritual en previas encarnaciones, un Guru es una necesidad absoluta“.

Efectivamente, para la tradición espiritual de la India, basada en la transmisión de conocimiento a través de la relación guru-discípulo, el Guru lo es todo. De hecho, como conté el año pasado por estas fechas, el guru se equipara a Dios.

Justamente sobre la naturaleza del guru, la forma correcta de adorarle, el poder de su gracia y la importancia de la relación guru-discípulo habla la Śrī Guru Gītā, un himno sánscrito cuyo título significa simplemente: “Canción del Guru”. La Guru Gītā es atribuida al sabio Vyāsa (el mismo que compuso el Mahābhārata) y se presenta como un diálogo entre el Señor Śiva (Shiva) y su esposa, la diosa Pārvatī (Párvati), que según la mayoría de entendidos aparece en el Skanda Pūraṇa.

Como pasa con muchos textos tradicionales, hay más de una versión de la Guru Gītā: algunos linajes hablan de 182 versos, otros de 216, otros de 352 estrofas y siempre habrá otras opciones, pero sea cual sea la versión elegida, ésta contendrá algunos mantras que destacan con luz propia como mantras independientes sobre el rol del guru (obviamente estos mantras también tienen sus pequeñas diferencias formales según la fuente).

Uno de ellos es el que quiero compartir hoy, en vísperas de Guru Pūrṇimā:

dhyānamūlaṁ gurumūrtiḥ pūjāmūlaṁ gurupadam /
mantramūlaṁ guruvākyaṁ mokṣamūlaṁ gurukṛpā //

Una traducción bastante literal sería:

La raíz de la meditación es la forma del maestro; la raíz de la adoración son los pies del maestro /
La raíz del mantra son las palabras del maestro; la raíz de la liberación es la gracia del maestro //

La palabra sánscrita mūla puede significar “raíz” y también “base, fuente, origen, causa”. Por tanto, uno puede intercambiar cualquiera de estos términos y el mantra seguirá teniendo un profundo sentido.

En su libro El juego de la conciencia, por ejemplo, el famoso Swami Muktananda explica que su “método de meditación” era meditar en el propio Guru, lo cual define como “el camino supremo” que da “el más grandioso de los frutos”. En la tradición espiritual se explica que imitar al propio guru tanto física, mental y espiritualmente es uno de los grandes secretos para que el estudiante llegue a su objetivo de ser auto-realizado.

Swami Muktananda junto a su guru, Bhagavan Nityananda.

La adoración a los pies del Guru puede ser simbólica, aunque en la tradición hindú es más bien literal y se explica en el hecho de que los pies son tradicionalmente considerados como un “terminal de poder y gracia espiritual”, como dice Georg Feuerstein en su libro La tradición del yoga. Asimismo, el hecho de postrarse a los pies del guru también expresa la auto-entrega por parte del devoto. Es decir, es la forma externa de demostrar su devoción y obediencia interna a las enseñanzas de ese maestro particular. Sin genuino respeto y adoración por el propio maestro, el aspirante, en general, no podrá tener esas cualidades esenciales con el resto del mundo.

Las palabras del maestro son sagradas. La tradición considera que incluso cuando el maestro dice algo que al discípulo le parece ilógico, es su deber seguir y obedecer lo que diga el guru. Evidentemente, un maestro genuino fomenta el sentido de la discriminación en sus estudiantes y los insta a reflexionar y analizar, pero también sabe que la mente tiene muchos trucos y que el laberinto intelectual no siempre tiene salida. Por tanto, si quiere avanzar realmente en el sendero, hay veces en que el estudiante simplemente debe tener fe inquebrantable en las palabras de su guru y seguir sus órdenes o consejos ciegamente.

La liberación o moka (moksha) implica salir de la rueda de muerte y nacimiento y estar libre de todo condicionamiento material; es decir, ser uno con la esencia universal que es la misma que la propia. Este maravilloso fenómeno ocurre, únicamente, con la gracia o kpā (kripa)del maestro. Es decir, uno tiene que hacer su parte, su práctica y su esfuerzo, pero para terminar el proceso de liberación total, siempre es necesaria esa gracia espiritual.

Este mantra que acabamos de ver se puede escuchar (en el minuto 2:05) en una hermosa canción de Krishna Das llamada Shiva Puja & Chant:

Este año 2014, Guru Pūrṇimā cae el sábado 12 de Julio. En nuestra familia haremos un par de festejos en Barcelona. Por un lado, por la mañana, mi esposa Hansika dará una clase especial de yoga, una práctica completa de dos horas con āsana, prāṇāyāma y meditación al estilo Dharma Yoga, en honor a nuestro maestro de yoga Sri Dharma Mittra. Si quieres unirte a las pocas plazas disponibles puedes ver detalles aquí.

Por la tarde, haremos una reunión espiritual en nombre del Centro Premananda de Barcelona para realizar una Guru Pāda Pūjā, es decir un ritual a los pies simbólicos del maestro que, en este caso, es nuestro guru Sri Swami Premananda. También habrá cantos y debate de temas espirituales. Es un evento abierto y gratuito en el que todos son bienvenidos. Detalles aquí.

Swami Premananda

De hecho, como suele pasar últimamente en el Sri Premananda Ashram, ha habido un milagro ante la proximidad de Guru Pūrṇimā: una vez más ha salido espontáneamente (el 4 de julio 2014) vibhuti de la estatua de Swami Premananda en el templo del Ashram. Una confirmación más de que el Guru está siempre presente. 

La estatua de Swami cubierta de ceniza sagrada.

Para acabar este post, quiero compartir estas recitaciones de la Guru Gītā en que aparece el mantra explicado más arriba, aunque es apenas un momento más en un largo himno de alabanza que es hermoso y muy meditativo.

La versión del linaje Siddha Yoga de Swami Muktananda:

La versión de la Misión de Amma:

¡Jai Guru!

Anuncios

»

  1. Ciertamente el Guru es lo más importante, como decía Vivekananda; benditas las religiones que tienen al maestro por Dios. Es solo a través del hijo que se puede ir al padre, identificándonos con el hijo es como podemos llegar al padre.
    Un fuerte saludo Naren.

    Responder
  2. pensamientosimiente

    El problema es que está lleno de falsos gurus, el panorama es terrible y realmente oscuro en este sentido, lo veo claramente en sus miradas, muy pocos tienen la mirada divina de la realización, es muy fácil caer en las garras de un falso maestro, la mayoría magos negros muy hábiles, por lo tanto, no debería el hinduismo presionar y condicionar tanto a los occidentales sobre la necesidad de un guru, bajo amenaza de que si no nunca podrás alcanzar la iluminacios, soy practicante espiritual desde hace 20 años y he estado con unos cuantos falsos gurus, hasta que he decidido ir por libre, en realidad nadie tiene que condicionar mi directa relación con dios, practico mantras sin estar iniciado y funcionan perfectamente, ya me gustaría tener un verdadero guru realizado, pero el panorama es desolador, y si no pregunten a Ramiro Calle.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: