Canal RSS

Viajar a la India espiritual

Publicado en

Ya es esa época del año otra vez. Es decir, el momento en que se acerca el verano boreal y muchas personas están pensando en visitar la India, ya sea en agosto o en otra fecha que les vaya mejor. El año pasado escribí un post general de consejos para viajar a la India en verano y hace dos años también hablé de la India turística y la espiritual. Este año mi intención es hablar sólo de la India espiritual, aunque es difícil separar este ámbito del resto, pues en la India lo sagrado y lo profano están mezclados de forma permanente.

También es cierto que el viajero occidental espera que la India le ofrezca misticismo y espiritualidad pero sin renunciar a las riquezas sensoriales que ofrece un país lleno de inigualables colores, sonidos, sabores y aromas. Muy pocos vamos a la India para meternos a una cueva en los Himalayas, sino que esperamos tener una epifanía mística visitando el Taj Mahal y, aunque eso pueda pasar, no es lo más usual. En cierta forma uno obtiene lo que busca y, si busca espiritualidad mezclada con turismo, eso es lo que obtendrá.

No tiene nada de malo; lo único que digo es que entonces nadie debería quejarse porque “la India no es tan espiritual como le habían dicho”. Obviamente, todavía hay personas que creen que en cualquier ciudad india las personas practican yoga mientras esperan el autobús, o que todo el mundo tiene paz interior. Pues tengo una noticia: no es así.

De hecho, encontrar paz en India es complicado, ya que hay mucho ruido y muchos estímulos sensoriales; muchos mosquitos según la época; muchos vendedores; y, en muchos casos, falta de comodidades materiales que nos harán añorar nuestro mullido sofá occidental.

Sobre esto, es pertinente el comentario que dejo un lector del blog: “Por lo general, a todos los que conozco que han estado en la India y también a mí, la primera impresión es de shock, por todo lo que ves y experimentas, y efectivamente, te dan ganas de volverte al día siguiente”.

La respuesta para afrontar este choque es paciencia, flexibilidad y relajación. Lamentablemente no son cualidades que se puedan comprar en una tienda antes del viaje, pero el intentar cultivarlas es ya parte de un proceso de crecimiento espiritual.

¿Paz interior?

Para entrar en contacto con “la India espiritual” el viajero puede alojarse en āśrams (áshrams), o sea retiros o monasterios, y también puede visitar lugares sagrados o de peregrinación (llamados tīrthas). Tanto de āśrams como de tīrthas, la India está llena.

De hecho, si uno marcara en un mapa de la India todos los sitios considerados sagrados quedaría poco espacio libre, pues la lista incluiría templos, montañas, ríos, bosques, tumbas de santos, árboles específicos, colinas, playas, ríos subterráneos, ciudades enteras, estanques, glaciares, ermitas…

Uno podría elegir seguir el curso de la sagrada Madre Gangá y visitar los auspiciosos puntos por donde el río pasea sus aguas. O quizás visitar los adorados 12 jyotirlingams, es decir “lingams de luz”, que se encuentran en una docena de templos de Shiva esparcidos a lo largo y ancho de la India. O, por qué no, recorrer “las cuatro moradas sacras” en los Himalayas, que son cuatro pequeñas aldeas montañesas a más de 3.000mt de altura, desde donde nacen importantes ríos sagrados. O, para hacerlo más simple, quedarse a vivir un mes en Kashi (Varanasi o Benarés), la ciudad mas antigua y sagrada del país, centro del universo para el hinduismo, salvoconducto para la salvación eterna.

Mapa simbólico de Kashi.

Según los intereses de cada viajero, la opción de alojarse en áshrams es buena porque convierte el viaje en algo parecido a un retiro espiritual, sobre todo si uno se adecua a los ritmos y las actividades del áshram que, dependiendo del caso, pueden incluir rituales, meditación, yoga, cantos devocionales o ayudar en las tareas cotidianas.

Muchos de estos retiros tienen un líder espiritual que, en caso de ser genuino, hace mucho más atractiva la estadía, pues tener contacto directo con personas evolucionadas espiritualmente es de gran ayuda para el propio progreso. Una vez más, cada persona debe elegir el ambiente y la compañía que más le convenga y se adapte a su personalidad. En ese sentido, la India tiene tantas opciones que nadie puede quedarse afuera. El único problema podría ser encontrar lo que nos conviene y lo que es verdadero en la ingente marea de oferta espiritual.

Para que tantas opciones no se conviertan en un problema puede ser conveniente hacer un viaje grupal, como los que organizan los amigos de Milindias, que ofrecen una muestra de la India turística aunque siempre desde el enfoque espiritual, incluyendo visitas a lugares sagrados y práctica de meditación o yoga. Este verano viajan al sur de la India (Tamil Nadu y Kerala), mi sitio favorito.

Templo tradicional del sur de la India.

Ya sé que este post puede ser escaso para los ávidos de información de la India, pero tengan en cuenta que es apenas una breve introducción para invitarlos a que sigan investigando, sin idealizar la India aunque siendo conscientes de que, efectivamente, tiene un gran tesoro espiritual que ofrecer. Sólo hay que saber buscar o, quién sabe, tener un poco de suerte.

Sobre viajar a la India, sus diferentes lugares, las expectativas cumplidas o no, las aventuras del viajero y, por supuesto, la búsqueda espiritual, hablo en mi libro Diario de viaje espiritual de un hijo de vecino. Si te interesa leerlo, puedes ver cómo comprarlo, en papel o digital, aquí.

Sobre todo lo anterior hablaré en detalle en la charla que daré en la escuela Mandiram Yoga de Barcelona el próximo Viernes 23 de Mayo, a las 18:30h. Es una charla gratuita y habrá ejemplares del libro a la venta; la idea es orientar a las personas que están pensando en viajar a la India y quieren hacerlo desde un enfoque espiritual. Por si quieren apuntarse o mirar los detalles prácticos, el evento en Facebook se ve clicando aquí. Abajo también pueden ver el cartel promocional (se amplía al clicar).

PresentaciónCharla_Mandiram2014

¡Nos vemos! Y traigan sus preguntas preparadas.

Anuncios

»

  1. Juan Vicente

    Muy buen artículo e interesante. La verdad es que da pena ver en lo que se ha convertido la India por la influencia del capitalismo occidental y la globalización.

    Responder
  2. norma nuñez

    quiero contactarme con udes, por viaje.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: