Hijo de Vecino

Entrevistas en directo con Ramiro Calle

La pandemia global ha traído diversas consecuencias y una de ellas ha sido la proliferación de los llamados “directos” en las redes sociales, sobre todo en Instagram. Si bien yo no me considero un usuario asiduo de IG, en algún momento surgió la idea de realizar una entrevista con el profesor de yoga y orientalista Gustavo Plaza, que estaba varado en Rishikesh (India) con toda su familia.

 

Esa charla fue fructuosa y bien recibida e incluso fue visionada por Ramiro Calle, el prestigioso maestro de yoga español que también es amigo de Gustavo. Ramiro Calle no tiene cuenta de IG, pero su mujer Luisa sí, aunque apenas la use para ocasiones puntuales. A partir de este antecedente llegó a mí el deseo claro de hacerle una entrevista a Ramiro.

 

Yo todavía no conozco a Ramiro Calle de forma personal, tenemos varios amigos en común, y sí que nos habíamos intercambiado mensajes en diferentes ocasiones, especialmente porque yo le había hecho preguntas para mis artículos o libros. Ramiro siempre se había mostrado generoso y amable. Cuando le escribí para hablarle de la entrevista su respuesta fue rápida y positiva, solo preocupado por las cuestiones técnicas. Para estar tranquilos hicimos una prueba en un día cualquiera, y en esos cinco minutos se empezaron a sumar varias personas al falso “directo”, anticipando el éxito de convocatoria que tendrían las charlas reales.

 

Ramiro Calle tiene decenas de libros publicados, empezando desde 1967, y en Internet hay infinidad de vídeos suyos con clases, meditaciones y charlas. Además, mantiene activas dos páginas de Facebook en las que publica textos e información de forma regular. Y antes de la crisis pandémica ofrecía clases presenciales semanales en su ya mítico centro Sadhak de Madrid, abierto en 1971. Como si fuera poco, ofrece su correo electrónico de forma pública y responde los mensajes de todas las personas que le escriben. Tratándose de una persona tan expuesta – y tan dispuesta – públicamente, yo no imaginaba que la entrevista en IG sería tan populosa, pues ya existen variados canales para comunicarse con él.

 

Claramente, el factor “vivo” hizo una gran diferencia, pues no es lo mismo ver una charla pregrabada que entrar a la casa de Ramiro Calle y poder verle y preguntarle directamente. De hecho, los días previos a la primera charla recibimos una catarata de preguntas, que era imposible de abordar en una hora de charla. Sin contar con las preguntas que fueron apareciendo durante el “directo”, tanto por parte del público como en mi propia cabeza.

 

Con muchos nervios de mi parte, entonces, hicimos la primera entrevista. Para mí fue un hito en la historia de la humanidad, pues se trataba de la primera entrevista de Ramiro Calle – “el decano del yoga en España” como dice Agustín Pániker – en Instagram. No se trató de llevar al hombre a la Luna, pero de todas maneras fue histórico. Y realmente salió bien, desde lo técnico hasta la química personal pasando por las valoraciones de la audiencia.

 

Ramiro habló de si la pandemia traería un despertar de consciencia global; de las clases de yoga online; del yoga moderno y del concepto de “yoguismo”; de la importancia del prāṇāyāma; de su emblemático libro El Faquir y la búsqueda del equilibrio en la vida; del ego; de la India como destino espiritual; del papel del gurú; del “yoga de los animales”; de la visión yóguica para niños; de los desvelos del buscador… Y la hora pasó tan rápido que más de 500 personas estuvimos magnetizadas escuchando a Ramiro y quedamos con ganas de más.

 

 

Ya en ese momento acordamos hacer una segunda parte, incluyendo la presencia de Emile, “el gato yogui más famoso del mundo”, mascota, amigo y maestro de Ramiro Calle. Aunque dicen que las segunda partes no son tan buenas, yo siento que nuestra secuela fue muy instructiva porque fuimos directo a temas importantes y espinosos como qué no es Yoga; qué es samādhi; la distinción entre yogas mentales y yogas de las energías; qué es el verdadero tantra y que tiene que ver con la sexualidad; qué es la tan nombrada energía kuṇḍalinī; hablamos de mantras, bhakti, canto y meditación grupal.

 

Ramiro dio su visión del karma y de Dios. También dio consejos para prepararse para el momento de la muerte. Habló de su dieta ovolactovegetariana y de su pasión por la leche. Y también de su sādhanā personal. También hubo tiempo para pedagogía del yoga y alentar a todos aquellos instructores de yoga que no se atreven a hablar de prāṇāyāma o de filosofía en sus clases.

 

 

Ramiro nos dejó enseñanzas llenas de experiencia y un mensaje claro a la vez que amoroso. Cualquiera que vea estos vídeos notará la cercanía de este “amigo espiritual”, su humildad y su disposición. Por supuesto, uno puede estar más o menos de acuerdo con alguna de sus ideas, pero sin duda su diáfana forma de expresarlas es muy bienvenida en un ambiente – el del yoga y la “espiritualidad” – en que hay mucho gusto por lo “esotérico” dando lugar a confusiones y dudas.

 

Ramiro también nos dejó sentido del humor, humanidad y sabiduría práctica.

 

Personalmente estoy muy agradecido con él, su receptividad y su generosidad. Incluso recomendó mi último libro en un par de ocasiones. Espero que disfruten de estas entrevistas que quedarán disponibles para la posteridad y que les sean útiles de alguna forma.

 

A partir de aquí es más que probable que veamos a Ramiro en otros “directos” y eso es buena noticia. Por mi parte, en cuanto pueda desplazarme iré a Madrid a darle un abrazo en persona.

Suscríbete al boletín para recibir las novedades y accede gratis a la serie de video-sesiones:

2 comentarios en “Entrevistas en directo con Ramiro Calle”

  1. Vi la entrevista, quiero verla muchas veces más, aún estoy anonadada, admirada y deseosa de continuar mi aprendizaje que recien comienza. Ramiro Calle a encendido en mí muchos deseos de continuar, es una de mis lumbreras en este camino que anhelo seguir.

    Gracias por crear esta oportunidad, por compartir tu conocimiento, experiencias que espero aprovechar al maximo.

    Responder

Deja un comentario

Ya te puedes apuntar a la lista de espera para una próxima convocatoria

CONVOCATORIA OCTUBRE-DICIEMBRE 2020 CERRADA

«Pasarás de creer en las enseñanzas, a conocerlas de sus fuentes»