El blog sobre Yoga, la India y su filosofía

Desde 2008 y con más de 500 artículos

Un mantra a Ganesha que podría ser a Vishnu

Un mantra a Ganesha que podría ser a Vishnu

Un mantra a Ganesha que podría ser a Vishnu

Un mantra a Ganesha que podría ser a Vishnu

Un mantra a Ganesha que podría ser a Vishnu

Uno de los mantras más famosos al Señor Ganesha es una invocación con la que se inician muchos rituales, pues habla de la «cesación de todos los obstáculos» y, por tanto, es especialmente propicio para realizar cualquier empresa. El mantra en cuestión es:

Aum shuklāmbaradharam vishnum
shashivarnam chaturbhujam
prasanna vadanam dhyāyet
sarva vighnopashāntaye

Una traducción bastante literal sería:

«Aum, ataviado de blanco, todo penetrante,
del color de la luna, que posee cuatro brazos,
y rostro amable, en Él meditamos
para la cesación de todos los obstáculos».

Lo curioso es que si uno busca este conocido mantra por Internet encontrará que en muchos casos se dice que no es dedicado a Ganesha, sino al Señor Vishnu. Esta ambigüedad se debe, al parecer, a dos motivos:

  • Por un lado, en el primer verso del mantra aparece la palabra ‘vishnum‘, que inevitablemente remite a Vishnu, el dios que tiene el rol de preservar el universo en la trinidad básica del hinduismo. Ambas palabras vienen de la raíz sánscrita vish que significa ‘penetrar’.
  • Por otro lado, y quizás como un derivado natural de lo anterior, este mantra de invocación aparece como uno de los versos introductorios del Vishnu Sahasranāma Stotram, un himno de alabanza muy tradicional con los 1000 nombres del Señor Vishnu.


Según maestros como Swami Premananda o Sivaya Subramuniyaswami el mantra es dedicado al Señor Ganesha. Esto lo confirma, por ejemplo, Swami Dayananda, aunque agrega que «el mantra también podría referirse a Vishnu», ya que los cinco atributos que se enumeran en la invocación no son exclusivos de Ganesha y podrían pertenecer a Vishnu.
Efectivamente, «penetrar todo el universo», «ser radiante como la luna», «tener cuatro brazos» y «rostro encantador» son cualidades que podrían definir tanto a Ganesha como a Vishnu. Los «ropajes blancos», en cambio, son más debatibles ya que entre las 32 formas tradicionales de Ganesha en ninguna viste de blanco.
De todos modos, en la realización de rituales con imágenes de Ganesha sí es costumbre utilizar ropas de seda roja o blanca. Por otra parte, Vishnu tampoco va vestido de blanco según la tradición, sino más bien de amarillo o dorado.
Sobre esto, quizás la palabra clave es shukla, que en sánscrito quiere decir «blanco» aunque también puede significar «brillante» o «claro». Si las vestiduras de la deidad fueran ‘brillantes’ o ‘claras’, sería más fácil decir que refiere a Vishnu, aunque también hay formas de Ganesha con ropas amarillas o doradas.

Lo que en realidad decide que este mantra sea en honor a Ganesha es el hecho de ‘eliminar los obstáculos’, ya que Ganesha es la deidad hindú cuyo rol más popular es el de quitar las dificultades del camino del buscador espiritual. Obviamente, desde el punto de vista de la tradición vaishnava (la rama del hinduismo que considera al Señor Vishnu como el Ser Supremo) el ‘eliminador de los obstáculos’ también puede ser Vishnu.

Asimismo, sin importar la escuela que uno siga, es tradición orar a Ganesha antes de emprender cualquier acción, por lo que no es sorprendente ni contradictorio que antes de recitar los mil nombres del Señor Vishnu se invoque la auspiciosa vibración de Ganesha.

Hablando sobre esta ambigüedad en el objeto de adoración del mantra, Swami Satyananda Saraswati, renunciante español contemporáneo, me dijo que dicha imprecisión «le daba belleza» a los versos, ya que entonces depende de cada devoto y de su experiencia espiritual personal el decidir a quién ofrecer la oración. Esa libertad y diversidad, opino yo, es una de las grandes riquezas del hinduismo.

Al mismo tiempo, este ‘equívoco’ entre Ganesha y Vishnu podría ser un indicio de que deidades que, a priori, parecen diferentes comparten más puntos en común de los que podríamos esperar. Siendo esta unidad esencial que subyace a la diversidad, otro de los preciados tesoros que ofrece la filosofía espiritual de la India.

—————————————————————————————————————————————
Si te gusta este blog, es muy probable que te guste el libro Diario de viaje espiritual de un hijo de vecino que resume mis seis primeros viajes a la India, mi búsqueda espiritual y los conocimientos básicos sobre la cultura y religión de ese gran país. Para más detalles del libro clicar aquí. Para comprarlo clicar aquí.

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CURSO DE HISTORIA Y FILOSOFÍA DEL YOGA

Inscripciones abiertas

Abril – Junio 2024

Profundizarás en la filosofía del yoga de forma directa, amena, fructífera y a tu ritmo.

RECURSOS GRATUITOS AQUÍ

LIBROS PUBLICADOS
de Naren Herrero

Sobre la historia del Yoga:

Hinduismo para la vida occidental:

Primer libro en español sobre el festival espiritual más grande del mundo:

Mis viajes, aprendizajes y experiencias en India (ahora sólo en digital):

Artículos anteriores

Tapas en la sociedad de la queja

¿Qué recomienda el yoga y la espiritualidad hindú como antídotos contra la queja? En este artículo lo abordamos desde el concepto de tapas, especialmente en su vertiente verbal. Hace treinta años, el escritor Robert Hughes publicó «La cultura de la queja» acerca de la decadencia norteamericana en materia de política y cultura. No leí el libro pero el título me pareció adecuado para también etiquetar a nuestra sociedad actual y, además, hoy me sirve para abrir un tema que, intuyo, al lector le suena familiar: la recurrente lamentación de que las cosas no son como nos gustaría que fueran.   ¡Atención! No estamos entrando en el juicio de

Los hijos como gurús

Con la relativamente difundida afirmación «mis hijos son mis gurús» en mente, agregando la legitimidad que me da la paternidad, más algunas referencias tradicionales hindúes, he escrito este artículo para analizar la cuestión. En la luna llena que sigue al solsticio de verano en el hemisferio norte (21 de junio) se celebra Guru Pūrṇimā(guru púrnima), el día anual,que suele caer en julio, en que honramos a todos los preceptores espirituales que nos guían en el camino del autoconocimiento y la liberación.   A lo largo de los años, he escrito muchos artículos sobre este tema para llegar a la conclusión (que también es canónica) de que tener un gurú es imprescindible para avanzar en

Mantra para antes de comer (con recitación)

Incluye la recitación del mantra ahaṁ vaiśvānaro que aparece en Bhagavad Gītā 15.14 Para la cosmovisión hindú «el alimento es Dios» (annam brahma) y, como en muchas otras tradiciones, no se debe tratar de forma irrespetuosa ni malgastar. Asimismo, al tratarse de un elemento que nos es proveído por la Madre Divina no deberíamos darlo por descontado, sino más bien agradecerlo.   Para la tradición yóguica, comer ignorando esta relación de dependencia con la Naturaleza es una forma de «robar» pues, por más que hayamos pagado nuestra comida, estamos ignorando que el alimento llega a nosotros gracias al esfuerzo y la generosidad de la Tierra.   Como forma

Hiraṇyagarbha y el Día internacional del Yoga

Otra vez se celebra el Día Internacional del Yoga, una fecha instaurada en 2014 por la Asamblea General de las UN, en coincidencia con el solsticio de verano en el hemisferio norte. En este artículo aprovecho para contarte algunos detalles no tan difundidos de la relación entre el Sol y el Yoga. Quizá sabes que el nombre más popular del dios hindú del Sol es Sūrya, de donde deriva el apelativo del famoso ejercicio de haṭha yoga sūrya namaskara o «salutación al Sol». A la vez, el Sol tiene cientos de otros nombres, entre ellos Hiraṇyagarbha, que es el que me interesa hoy.     Literalmente, hiraṇyagarbha significa

Un mantra a Ganesha que podría ser a Vishnu