Canal RSS

Swami Premananda y el karma yoga

Publicado en

El karma yoga se define generalmente como “el yoga de la acción” y hace referencia al camino espiritual del servicio desinteresado; es decir a actuar sin esperar los frutos de la acción, simplemente realizando nuestros actos como una ofrenda a lo Divino. A pesar de lo grandioso de este sendero, en la tradición de la India se considera que el hombre de contemplación es superior al hombre de acción, pues su método es más difícil.

Evidentemente, estar todo el día meditando o realizando auto-indagación consciente no son actividades para la mayoría de personas, sino más bien patrimonio de yoguis y ascetas. El hombre común, en cambio, debe estar inmerso en la acción cotidiana y es allí donde el karma yoga cobra gran importancia y se convierte, para muchas personas, en el camino hacia lo Divino.

Swami Premananda es un maestro de enseñanzas claras y directas, totalmente basadas en las Escrituras sagradas aunque expresadas con palabras modernas o simplificadas. Él mismo lo dice: “No es nada nuevo esto que estoy diciendo”. Uno de los rasgos fundamentales de Swami es ser capaz de expresar el gran, y a veces intrincado, espectro de enseñanzas de la India en lenguaje claro y universal.

En el discurso que publico a continuación, Swami habla de la práctica espiritual de karma yoga y de su relevancia, siempre con un estilo tan sencillo que combina sin problemas sabiduría tántrica, servicio social y conceptos de la Bhagavad Gītā. Porque puede que sus enseñanzas sean antiguas o repetidas pero no están pasadas de moda y ¡qué bien que hace oírlas!

La práctica espiritual de karma yoga

“Algunos de vosotros decís que no os gustan prácticas como karma yoga y que es inferior a la meditación. Pero yo digo enfáticamente que si habláis así no sabéis lo que estáis diciendo. ¿Sabéis qué es la meditación? ¿Por qué consideráis tan elevado el sentarse en meditación? ¿Es porque pensáis que es la única forma para que el alma se una con lo Divino?

Soy un maestro espiritual que alienta a sus estudiantes a dar servicio. No os estoy diciendo simplemente que trabajéis. Os estoy diciendo que veáis a la Madre Divina (Shakti) en aquellos a los que dais servicio y de esta manera la adoréis.

¿Es la adoración de Shakti tan diferente de la meditación en Shakti?

Quizás la verdad es que no podéis encontrar en vuestro corazón el ver a la Madre Divina en los demás, pero en ese caso no tenéis derecho a decir que ese servicio es inferior. Si hacéis servicio en la forma correcta, totalmente inmersos en la actitud que he descrito, ¡experimentaréis conocimiento espiritual en un tiempo muy corto!

No es correcto hacer servicio esperando amor a cambio. ¡Dios no ha hecho eso! Al servir a los desdichados, los afligidos y a aquellos con problemas como si fueran personificaciones de lo Divino, vuestro propio corazón será purificado. Lo Divino se manifiesta naturalmente en un corazón puro.

No es nada nuevo esto que estoy diciendo. Todas las religiones y los maestros espirituales han dicho esta verdad. Si veis lo Divino en aquellos a los que servís, entonces vuestros corazones se acercarán cada vez más a Dios. Cuando Dios se manifiesta en el corazón, sentís que de allí surge una gran compasión. Un corazón así se derretirá de compasión por los demás seres. El deseo de hacer servicio es entonces una elección automática para dichas personas. Cuidan de los demás como una verdadera madre cuida de sus hijos. El hacer este tipo de servicio nos infunde un sentimiento de alegría porque estamos protegiendo la propia creación de Dios.

Comprended que Dios está en todas partes y Dios es amor. Dios está en todos los seres que veis. Al negarse a ayudar a otros y buscar a Dios, ¿dónde estáis buscando? El devoto que ama todos los seres como a sí mismo, sin distinción, y ve a todo equitativamente en ese gran amor, está adorando a Dios en la mejor forma posible.

Sabed, también, que Dios observa y sabe todo lo que hacemos. Por lo tanto, para tener cualquier beneficio en nuestras vidas, nuestras acciones deben ser en esencia dirigidas hacia la Divinidad. El servicio desinteresado sin expectativas de elogios, nombre o fama trae a su tiempo grandes beneficios para todos.

¡Sed pacientes y servid, servid, servid!”.

Anuncios

»

  1. ilse salazar

    Excelente, enseñanza profunada*****pax

    Responder
  2. hola, esta enseñanza es fuente de felicidad estable y duradera. Si alguien llegara a dudar de lo que acá se dice soy testigo y partícipe de una vida, la mía propia.
    A los 14 años tomé una decisión, nada sabía de Shakti en ese momento. Porque al mundo lo había sentido muy duro y cruel en mi niñez y sin embargo había llegado a los 14 años con mi espíritu intacto y una tremenda energía disponible para vivir. Pensé así “ahora que ha pasado lo peor usaré mi vida para ser útil a los demás. Si yo pude sobrevivir con mi espíritu intacto los demás también pueden, es asunto de que se den cuenta que pueden”. Tuve que aceptar derrotas en esta presunción mía. Porque no todo depende de nuestro trabajo, hay caminos misteriosos a los que uno tiene que sacrificar y darse por derrotado. Uno se rinde en un glorioso acto de rendición que también es un encuentro con la divinidad. Por más fuego que uno porte, uno es un ratón. Y hay momentos de victoria donde por un instante fuera del tiempo todo está en paz, el Cielo sostiene a la Tierra y uno da gracias porque ese instante vale por 30 años de trabajo. Así es.
    Esa es una llave que uno encuentra cuando lo hace, jejejejej
    Decidí eso a cambio de acabar con mi vida, realmente fue saber que estaba cambiando una cosa por la otra.
    No fue fácil, nunca fue fácil. Porque allá afuera pocos entienden esto y uno está sola. No tiene el amparo de una institución, no forma parte de algún grupo o iglesia o congregación de fieles. Uno lo hace por responder a un llamado del corazón aunque estas palabras no alcanzan a identificar eso que te llama.
    Sé que muchos hacen igual. Son cosas que no se dicen, el pudor te lo impide.
    Avance espiritual no es lo que se busca, es lo que se obtiene sin buscarlo. Es un producto, una sorpresa y una gracia. Algo cálido que te baña, jejejej Así es.
    A la madre la he percibido, para mí es Ella. Y ahora Shakti sin dejar de ser Ella, porque Shakti tiene una elaboración y una historia, un mito, que resuena mucho con mi vida, con mis vivencias.
    Uno busca entender estas vivencias y entonces se acerca a los maestros espirituales de todas las religiones, y a los místicos y la poesía También puede encontrar un maestro que lo sostiene y ayuda como fue mi caso con el I Ching ya entrando a los 35 años.
    Leyendo a los místicos se da cuenta de lo que significan esas vivencias, esos sueños, esas experiencias. Reconoce eso como algo que explica todo, pero todo. Todo.
    Porque te suceden cosas muy extrañas, desde que recuerdas te suceden cosas extrañas. Nadie habla de esto, nadie.

    Bien, todo resulta sin darse cuenta. Si Swami Premananda, y de manera tan clara, poética y enérgica, le llama karma yoga, ahora tengo un nombre para esta práctica. Acabo de encontrar un nombre gracias a vos, hijo de vecino. Porque te sigo, tus entradas entran a mi mail.
    Igual hay gente que lo hace aunque no sepa y no tenga religión pero si espiritualidad. En realidad las palabras sobran, solo que para hablar de ello hacen falta palabras. Las necesitamos para compartir como estoy haciendo ahora.

    Gracias hijo, un abrazo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: