Canal RSS

¿Qué es el cuerpo astral?

Publicado en

La filosofía de la India (y no únicamente ella) explica que somos más que un cuerpo físico hecho de carne, hueso, sangre y cabellos. Por supuesto, se explica que dentro de la envoltura material hay un alma o una chispa Divina, pero entre ambos hay otros dos cuerpos, conocidos como el astral y el causal.

No sé ustedes, pero el concepto de ‘cuerpo astral’ me genera confusión y me remite a mundos siderales, lo cual es natural si tenemos en cuenta que ‘astral’ significa “perteneciente o relativo a los astros“. Como ayer di una charla sobre el tema en la formación de profesores de Mandiram Yoga, pensé que era un buen momento para compartir mis elucubraciones e investigaciones al respecto.

Entonces, todo ser está compuesto de 3 cuerpos: físico, astral y causal. El cuerpo físico (sthūla sharīra, en sánscrito) es el más burdo y tosco, con el cual estamos en contacto consciente todo el tiempo y sobre el cual no hace falta profundizar.

El cuerpo astral es llamado, en sánscrito, sūkshma sharīra, lo cual significa literalmente ‘cuerpo sutil’. Es decir, en la terminología original sánscrita no se dice nada de ‘astral’ y eso me gusta porque me deja las ideas más claras. El cuerpo sutil, se explica, está dentro del cuerpo físico aunque es más grande que él, pues se extiende algunos centímetros a su alrededor. Es al cuerpo sutil a lo que se hace referencia cuando se habla del aura, por ejemplo.

Anatomía sutil

Este cuerpo sutil forma parte de lo que se conoce como anatomía sutil o energética, un concepto básico en la filosofía del Yoga. Desde siempre, los yoguis y sabios espirituales han hecho referencia a una serie de canales (nādīs) y centros energéticos (chakras) del cuerpo sutil, los cuales es importante conocer para poder trascender la mera experiencia física. Asimismo, el concepto fundamental referente al cuerpo sutil es el de prāna, la fuerza vital que sostiene tanto el cuerpo sutil como el físico.

Esta fuerza vital no debe confundirse con el oxígeno, que pertenece exclusivamente al cuerpo físico. El prāna es la energía que permea todo y que en muchas culturas es explicada, aunque con diferentes nombres (es el chi de la medicina china, por ejemplo). La ciencia moderna, en cambio, no acepta la existencia de esta energía, pues su limitada tecnología no puede percibirla y probarla empíricamente. Algunos científicos han hecho investigaciones al respecto, como el perseguido psiquiatra Wilhelm Reich, que llamó orgón a esa energía ‘novedosa’.

Cuando en yoga se habla de la fundamental práctica de prānāyāma, muchas veces se la define como ‘ejercicios respiratorios’, aunque en realidad lo que se hace son prácticas para controlar la fuerza de vida. Esta fuerza vital se puede dividir en cinco prāna principales, que son integrantes esenciales del cuerpo sutil que, según explican los textos yóguicos, posee 19 elementos en total. Estos elementos incluyen, entre otros, los cinco sentidos, la mente inferior (referida a las emociones), la mente superior (ámbito del intelecto y el discernimiento), y el sentido del yo.

Este tema es complejo y en cierto punto abstracto, sobre todo para quienes no tenemos la sensibilidad ni la práctica yóguica que nos permita percibir de forma frecuente el cuerpo sutil propio o ajeno. Para entenderlo bien, como pasa con todo, es necesario experimentarlo por uno mismo y eso se logra con práctica espiritual.

Terminología recomendada

De todos modos, mi principal intención con este post es aclarar el término ‘astral’, que me parece da lugar a confusión. Según las fuentes buscadas, este cuerpo puede ser también llamado ‘espiritual’, ‘energético’, ‘psíquico’ o ‘etéreo’, un término que viene de la antigüedad griega, ya que se consideraba al éter como el posible quinto elemento, residiendo en la esfera celestial. Por tanto, la idea de ‘astral’ tiene uno de sus asideros en que está hecho de una materia que es más adecuada a los dioses y pertenece al plano de los astros, al plano celestial. La popularidad actual del término ‘astral’ se debe, al parecer, a la importancia que se le dio en la escuela teosófica.

Por otra parte, también se habla mucho del ‘plano astral’, que es el sitio adonde puede ir el cuerpo astral. En el clásico espiritual Autobiografía de un yogui de Paramahansa Yogananda (Cap. 43) se hace una extensiva y detallada descripción de los mundos astrales, al punto de que puede parecer pura literatura fantástica para alguien escéptico, desprevenido o simplemente principiante en la ciencia del Yoga.

Dicho libro, tan importante en la difusión de las enseñanzas espirituales de la India en Occidente, habla también de ‘cuerpo astral’, por lo que esta terminología se vio reforzada por la obra. Yogananda tendría sus razones para elegir esas palabras y yo no voy a discutirlas porque mi falta de entendimiento no es culpa de él, sino de mi propia ignorancia.

Por falta de experiencia propia no puedo dar certeros argumentos sobre mundos, planos o viajes astrales, por lo que en este post me estoy limitando a la investigación académica y al análisis filológico, con la esperanza de tener los conceptos más claros personalmente y, ojalá, de dar alguna información útil a los lectores.

En conclusión, yo creo que en lugar del término ‘cuerpo astral’ sería más claro utilizar ‘cuerpo sutil’. Al menos, para los que percibimos más el burdo cuerpo físico que los demás.

Anuncios

»

  1. Muy acertado el Post… Es cierto que la definicion de Astral da a pensar como que solo unos cuanto pueden llegar a sentir y manejar a voluntad esta Energia Sutil que todos poseemos.
    Gracias Naren!!!

    Responder
  2. Jai Prema Shanti

    Responder
  3. Estoy de acuerdo que se siente más cercana la definición de Sutil que la de Astral, a pesar que para los profanos sea igualmente difícil entrar en la comprensión de Sutil. De todas formas muy profundo el post. Gracias

    Responder
  4. La ignorancia en qu viven los orintales no es superior a la filsofía o a la “limitada” tecnología. Por ser no verificable, no reproducible, no predecible, es totalmente subjetiva, basada en prejuicios. Eso si, mientras sigan incautos pagado montones de dinero por consultarla, seguirá defendiendo esas ideas.

    Responder
    • Hola Álvaro,

      Gracias por tu comentario. No creo que la ignorancia sea patrimonio ni de los occidentales ni de los orientales. Por otra parte, Oriente también tiene mucha filosofía y mucha tecnología.
      En cuanto a lo “no verificable”, lo que ofrece el yoga es un método (en realidad, varios métodos) para que uno pueda experimentarlo (o no). Habrá quienes engañen o consideren sus prejuicios subjetivos como verdades, pero el buscador sincero y el maestro iluminado y genuino no se inventan nada.

      Un saludo.

      Responder
  5. Yo medite un tiempo, pero después me empezó a costar trabajo, la primera vez que me senté a meditar tenía 10 años,,, mucha gente se me acerca,,,y he vivido muchas pruebas,, esto es normal?

    Responder
    • Hola Rocío,

      Gracias por tu comentario. Meditar de forma regular requiere mucha voluntad y disciplina. Si uno tiene inclinación natural a hacer esa práctica, entonces me parece una gran fortuna.

      Un saludo.

      Responder
  6. Naren: comparto tu aclaración en torno al termino astral que se ha vuelto tan difuso,y me parece excelente que hayas abierto una inquietud que sentíamos muchos ;el termino de cuerpo sutil, da mas sentido a la idea de un cuerpo inmaterial; si se pudiera llamas así a un vehículo del Ser.
    Yoganada también utiliza el termino de centros sutiles y columna astral, es importante entender en ello una “anatomía” de un cuerpo luminoso efectivamente diferente en grados de sutileza a nuestro cuerpo físico.
    Mucha suerte y realizaciones.

    Responder
  7. Tener viajes astrales muy seguidos es bueno?

    Responder
  8. Reconocer la falta de experiencia propia en los planos astrales habla bien de su honestidad, tal acto proporciona confianza a quienes estamos en la busqueda del conocimiento de nosotros mismos. Existen muchos maestros aceverando cosas que nunca han experimentado y aun cuando sus intenciones sean buenas, hablar de cosas que no se conocen pueden crear mas confucion.
    le envio un cordial saludo y un cincero deseo de bienestar.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: