Canal RSS

Dīpavali, el festival de la luz y la renovación

Publicado en

Este martes 13 de Noviembre 2012 se celebra la festividad hindú de Dīpavali. La palabra Dīpavali se suele traducir como ‘hilera de luces’ y también es posible verla contraída como Dīvali o en sus versiones fonéticas anglosajonas: Deevali o Diwali.

La fecha de celebración varía cada año pues depende del calendario lunar. Dīpavali se celebra en la luna nueva (o negra) del mes hindú de Kārtikka, que es el octavo del calendario hindú y corresponde a Octubre-Noviembre del calendario occidental.

En la filosofía de la India, la luna nueva se relaciona con dejar atrás antiguas ideas, pues se comienza a pasar de la oscuridad hacia la luz, simbolizada en la luna llena. Obviamente, este proceso sucede de forma recurrente cada mes, pero el mes de Kārtikka es considerado el mes más oscuro del año y, por tanto, su luna nueva es la noche más oscura del año.

Por ello, para contrarrestar esa noche tan oscura se celebra en la India el festival de la luz, que no es otra cosa que una metáfora del eterno predominio de la sabiduría espiritual sobre la ignorancia material.

Regreso a Ayodhyā

Este simbolismo tiene su correlato histórico-mitológico en el hecho (bien explicado por la Casa de la India en Valladolid) que Dīpavali conmemora el retorno del Señor Rāma, después de 14 años de exilio, a la ciudad de Ayodhyā, capital de su reino. Rāma acababa de derrotar al demonio Rāvana y de rescatar de sus garras a su amada esposa Sītā, en la lejana isla de Lanka. Durante el regreso de la Divina pareja al reino, en plena noche, su camino fue iluminado por el gozoso pueblo con lámparas y velas, como ayuda para que encontraran el camino y como símbolo lumínico de que su guía exterior e interior volvía a casa.

Es por ello que, tradicionalmente, Dīvali se celebra encendiendo lamparillas de aceite hechas de barro, de forma que todas las casas y tiendas queden adornadas e iluminadas. En la actualidad se usan también luces y lamparillas eléctricas, como así también muchos fuegos artificiales y petardos. En un antiguo post cuento mi experiencia con estos artilugios en la ciudad de Chennai.

El famoso Festival de la Luz ha dado lugar a imágenes como esta circulando en las redes sociales, en que un supuesto satélite de la NASA ha captado como luce India (y Sri Lanka) de noche, durante las celebraciones de Dīvali. He investigado un poco y no puedo asegurar que el dato sea fiable, aunque si lo fuera da una idea de la importancia de las celebraciones.

Asimismo, Dīpavali es la festividad en que se adora a la Madre Lakshmī, la diosa de la riqueza y la prosperidad. Para esta ocasión las casas se limpian e incluso se pintan, como preparación para que Lakshmī las visite y dispense su abundancia en cada familia y hogar.

Año Nuevo

El hecho de que Dīpavali ocurra en la noche más oscura del año hace que, extraoficialmente, también se la considere la noche de ‘año nuevo’. Si uno debe buscar un paralelo occidental para explicar Dīvali se puede decir que sería Año Nuevo por su significancia simbólica de ‘renovación’. Todas las personas llevan ropas nuevas, a la vez que se realizan regalos, se envían tarjetas de felicitación, se tiran fuegos artificiales, se realizan reuniones familiares y hay una palpable atmósfera de alegría colectiva (efectivamente, es una combinación de lo que en Occidente sería Navidad y Año Nuevo).

Por tanto, ni el calendario hindú ni el occidental marcan que sea la fecha de ‘año nuevo’, sin embargo por la cuestión lunar es considerada una época de renovación. Es esta idea la que lleva a limpiar las casas y a encender las lámparas, cuya luz, como explica Swami Chidanand Saraswati, “quema la oscuridad de aquello que es viejo, pasado y que impide nuestro progreso, abriendo camino para un nuevo nacimiento”.

Este nuevo nacimiento es, explica Swami Chidanand, el de “nuevos pensamientos, nuevas visiones, ideas e ideales”.

Por tanto, saludo cariñosamente a todos los lectores en este Dīpavali y deseo que todos los seres logremos abandonar y renovar nuestras visiones erradas, para así encender nuestra lámpara espiritual interior, de forma que ilumine nuestro camino hacia la felicidad permanente.

——————————————————————————————————————————————————————

Si te gusta este blog, es muy probable que estés interesado en apoyarme en mi nuevo proyecto de crowdfunding para ir a la India en Febrero 2013 a investigar la gran festividad espiritual de la Kumbha Melā y escribir un libro sobre el tema. Para más detalles, clicar aquí. Para apoyar el proyecto en Lánzanos, clicar aquí.

Anuncios

»

  1. Sí, que vengan ideas nuevas que nos llenen de gozo y felicidad y que nos den fuerzas para que recordemos la verdadera naturaleza de este mundo y actuemos en consecuencia.-

    Responder
  2. Pingback: Diwali en Melilla | El Alminar de Melilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: