El blog sobre Yoga, la India y su filosofía

Desde 2008 y con más de 500 artículos

Diez mil OM’s juntos

Diez mil OM’s juntos

Diez mil OM’s juntos

Diez mil OM’s juntos

Diez mil OM’s juntos

Diez mil voces se unen para recitar el mantra hindú más antiguo

La tradición hindú postula que el origen material del universo es sonoro, es decir que el mundo surge a través del sonido, específicamente de una vibración primordial que se expresa con el sonido Om. Si bien en la actualidad la sílaba Om es muy conocida por su relación con las clases de yoga, su profundo simbolismo e importancia para el hinduismo no están tan difundidos. Si el universo nace del sonido y, en cierta forma da forma a la materia, entonces es también a través del sonido que uno podría hacer el camino inverso para regresar o conocer la misma fuente de creación. De ahí la importancia de los mantras en la tradición hindú, de los cuales el Om es el mantra primigenio.

 

Al tratarse de un sonido sutil y eterno, es difícil decir con certeza cómo suena y entonces los antiguos textos sagrados y los sabios lo ha expresado como Om o mejor dicho como aum, pues se considera que tiene tres partes o sonidos, además de la cuarta parte, que es la más importante: la vibración sutil e interna que se puede percibir en el silencio que sigue a su recitación.

 

Sea como fuere, es cierto que además de una práctica milenaria y para monjes, la repetición y el canto de Om es chapati de cada día en clases de yoga y también en prácticas personales de meditación, sin necesidad de ser hindúes o budistas. El acuerdo general es que la repetición o la escucha de Om produce un estado de bienestar, de concentración o de calma mental y nos predispone de buena forma a cualquier práctica de carácter introspectivo.

 

Este tipo de reflexiones son las que llevaron al Museo Rubin de New York a crear un OM Lab, en que cualquier visitante podía grabar su propia versión de Om, guiado por el canto previamente grabado de tres monjes budistas. Durante tres meses de 2017 se grabaron las voces de más de diez mil personas que se sentaban en una cabina especial del museo, se ponían auriculares y sintonizando con la vibración original entonaban su único y personal Om.

 

Una vez recolectadas todas las voces el material pasó por un proceso básico de criba, pues había casos aislados que habían grabado gritos o sonidos fuera de contexto. Con los diez mil Om’s ya listos un editor profesional se encargó de mezclarlos creando un resultado muy evocativo en que miles de voces diferentes se fusionan durante quince minutos. A la vez que cada Om es discernible de los demás, es también parte indivisible de un maravilloso tejido sonoro que dieron en llamar Om Colectivo.

 

El resultado de este experimento fue presentado públicamente en el Rubin durante todo el año 2017 como parte de una exhibición más amplia llamada The world is sound, o sea “El mundo es sonido”.

 

Ahora, gracias a la tecnología digital, cualquiera de nosotros puede escuchar desde donde esté esta conjunción de Om’s y a través de la sonoridad de diez mil seres entrever que, en esencia, todos vibramos con la misma esencia.

 

Que lo disfruten:

 

Suscríbete a mi newsletter y accede gratis a la clase online:

Suscríbete al boletín para recibir las novedades y accede gratis a la serie de video-sesiones:

2 comentarios

  1. Hermoso pensar que son los OM de miles de personas, y grabados hace poco en una ciudad occidental, de modo que esos miles de personas son como uno.
    Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CURSO DE HISTORIA Y FILOSOFÍA DEL YOGA

Inscripciones abiertas

Abril – Junio 2024

Profundizarás en la filosofía del yoga de forma directa, amena, fructífera y a tu ritmo.

RECURSOS GRATUITOS AQUÍ

LIBROS PUBLICADOS
de Naren Herrero

Sobre la historia del Yoga:

Hinduismo para la vida occidental:

Primer libro en español sobre el festival espiritual más grande del mundo:

Mis viajes, aprendizajes y experiencias en India (ahora sólo en digital):

Artículos anteriores

Tapas en la sociedad de la queja

¿Qué recomienda el yoga y la espiritualidad hindú como antídotos contra la queja? En este artículo lo abordamos desde el concepto de tapas, especialmente en su vertiente verbal. Hace treinta años, el escritor Robert Hughes publicó «La cultura de la queja» acerca de la decadencia norteamericana en materia de política y cultura. No leí el libro pero el título me pareció adecuado para también etiquetar a nuestra sociedad actual y, además, hoy me sirve para abrir un tema que, intuyo, al lector le suena familiar: la recurrente lamentación de que las cosas no son como nos gustaría que fueran.   ¡Atención! No estamos entrando en el juicio de

Los hijos como gurús

Con la relativamente difundida afirmación «mis hijos son mis gurús» en mente, agregando la legitimidad que me da la paternidad, más algunas referencias tradicionales hindúes, he escrito este artículo para analizar la cuestión. En la luna llena que sigue al solsticio de verano en el hemisferio norte (21 de junio) se celebra Guru Pūrṇimā(guru púrnima), el día anual,que suele caer en julio, en que honramos a todos los preceptores espirituales que nos guían en el camino del autoconocimiento y la liberación.   A lo largo de los años, he escrito muchos artículos sobre este tema para llegar a la conclusión (que también es canónica) de que tener un gurú es imprescindible para avanzar en

Mantra para antes de comer (con recitación)

Incluye la recitación del mantra ahaṁ vaiśvānaro que aparece en Bhagavad Gītā 15.14 Para la cosmovisión hindú «el alimento es Dios» (annam brahma) y, como en muchas otras tradiciones, no se debe tratar de forma irrespetuosa ni malgastar. Asimismo, al tratarse de un elemento que nos es proveído por la Madre Divina no deberíamos darlo por descontado, sino más bien agradecerlo.   Para la tradición yóguica, comer ignorando esta relación de dependencia con la Naturaleza es una forma de «robar» pues, por más que hayamos pagado nuestra comida, estamos ignorando que el alimento llega a nosotros gracias al esfuerzo y la generosidad de la Tierra.   Como forma

Hiraṇyagarbha y el Día internacional del Yoga

Otra vez se celebra el Día Internacional del Yoga, una fecha instaurada en 2014 por la Asamblea General de las UN, en coincidencia con el solsticio de verano en el hemisferio norte. En este artículo aprovecho para contarte algunos detalles no tan difundidos de la relación entre el Sol y el Yoga. Quizá sabes que el nombre más popular del dios hindú del Sol es Sūrya, de donde deriva el apelativo del famoso ejercicio de haṭha yoga sūrya namaskara o «salutación al Sol». A la vez, el Sol tiene cientos de otros nombres, entre ellos Hiraṇyagarbha, que es el que me interesa hoy.     Literalmente, hiraṇyagarbha significa

Diez mil OM’s juntos