El blog sobre Yoga, la India y su filosofía

Desde 2008 y con más de 500 artículos

Navarātri 2016 y la Madre

Navarātri 2016 y la Madre

Navarātri 2016 y la Madre

Navarātri 2016 y la Madre

Navarātri 2016 y la Madre

Cada año, con la llegada del otoño en el hemisferio norte, escribo un breve post sobre Śarada Navarātri, la festividad otoñal (śarada) de nueve (nava) noches (rātri) en honor a la Madre Divina en sus tres energías principales de creación, preservación y transformación. Siempre escribo lo mismo, aunque no por repetitivo deja de ser importante para aquellas personas interesadas en adorar el aspecto femenino de lo Divino.
La gracia de Navarātri es, además, que esa adoración a lo femenino puede ser dividida (especialmente en la tradición del sur de la India) en tres aspectos de la Diosa o DevīDurgā Devī como el aspecto feroz y purificador; Lakṣmī Devī, como el aspecto de prosperidad y sustento; y Sarasvatī Devī como el aspecto de conocimiento y claridad. Tres días con sus tres noches se dedican a cada una de estas formas de lo Divino.
Justo el día antes de comenzar la adoración a las diosas se realiza la ceremonia preliminar (este año 2016 será el sábado 1 de octubre) que, en el sur de la India, consiste en la preparación de múltiples kumbhams o vasijas decoradas ritualmente y llenas de agua, que representan el lugar donde reside la Divinidad durante el festival. Asimismo, se plantan unas semillas especiales que se riegan durante todo el festival y que cuanto más crezcan en los diez días de adoración más auspiciosidad preverán para el devoto.

Las fechas de adoración de las nueve noches/días de Navarātri 2016 son:

  • Adoración a Durgā Devī2, 3 y 4 de Octubre.
  • Adoración aLakṣmī Devī5, 6 y 7 de Octubre.
  • Adoración a Sarasvatī Devī8, 9 y 10 de Octubre.

El décimo día, gran culminación de la celebración, se conoce como Vijaya Daśamī y este año cae el martes 11 de octubre. En ese día se celebra la victoria (vijaya) de la Diosa contra el hasta entonces invencible demonio Mahiṣa, y el simbolismo esencial de este episodio es el triunfo del conocimiento sobre la ignorancia, la vida sobre la muerte, el dharma versus el adharma. Que sea la Diosa quien lleva a cabo esta proeza no es banal y nos alienta a analizar el rol de la energía femenina en este mundo que nos toca vivir.
Leí una cita del yogui Sri Andrei Ram que me pareció adecuada para hoy:

“Todos somos inmigrantes en esta Tierra, excepto aquellos que han realizado que somos hijos nacidos de Ella”

La Diosa es también la Madre, con su furia y su amor, sus enfermedades y su sanación, sus frutos en flor y sus tsunamis. Respetarla, adorarla y ser conscientes de su existencia es respetarnos, adorarnos y ser conscientes de nuestra propia existencia.
Espero que durante los próximos días al menos todos podamos conectar, de una u otra forma, con esa energía maternal universal y rendirnos ante ella.
Para encontrar inspiración comparto el vídeo de esta, para mí, hermosa canción devocional a la Madre:

¡Jai Śrī Mā!

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CURSO DE HISTORIA Y FILOSOFÍA DEL YOGA

Inscripciones abiertas

Abril – Junio 2024

Profundizarás en la filosofía del yoga de forma directa, amena, fructífera y a tu ritmo.

RECURSOS GRATUITOS AQUÍ

LIBROS PUBLICADOS
de Naren Herrero

Sobre la historia del Yoga:

Hinduismo para la vida occidental:

Primer libro en español sobre el festival espiritual más grande del mundo:

Mis viajes, aprendizajes y experiencias en India (ahora sólo en digital):

Artículos anteriores

Tapas en la sociedad de la queja

¿Qué recomienda el yoga y la espiritualidad hindú como antídotos contra la queja? En este artículo lo abordamos desde el concepto de tapas, especialmente en su vertiente verbal. Hace treinta años, el escritor Robert Hughes publicó «La cultura de la queja» acerca de la decadencia norteamericana en materia de política y cultura. No leí el libro pero el título me pareció adecuado para también etiquetar a nuestra sociedad actual y, además, hoy me sirve para abrir un tema que, intuyo, al lector le suena familiar: la recurrente lamentación de que las cosas no son como nos gustaría que fueran.   ¡Atención! No estamos entrando en el juicio de

Los hijos como gurús

Con la relativamente difundida afirmación «mis hijos son mis gurús» en mente, agregando la legitimidad que me da la paternidad, más algunas referencias tradicionales hindúes, he escrito este artículo para analizar la cuestión. En la luna llena que sigue al solsticio de verano en el hemisferio norte (21 de junio) se celebra Guru Pūrṇimā(guru púrnima), el día anual,que suele caer en julio, en que honramos a todos los preceptores espirituales que nos guían en el camino del autoconocimiento y la liberación.   A lo largo de los años, he escrito muchos artículos sobre este tema para llegar a la conclusión (que también es canónica) de que tener un gurú es imprescindible para avanzar en

Mantra para antes de comer (con recitación)

Incluye la recitación del mantra ahaṁ vaiśvānaro que aparece en Bhagavad Gītā 15.14 Para la cosmovisión hindú «el alimento es Dios» (annam brahma) y, como en muchas otras tradiciones, no se debe tratar de forma irrespetuosa ni malgastar. Asimismo, al tratarse de un elemento que nos es proveído por la Madre Divina no deberíamos darlo por descontado, sino más bien agradecerlo.   Para la tradición yóguica, comer ignorando esta relación de dependencia con la Naturaleza es una forma de «robar» pues, por más que hayamos pagado nuestra comida, estamos ignorando que el alimento llega a nosotros gracias al esfuerzo y la generosidad de la Tierra.   Como forma

Hiraṇyagarbha y el Día internacional del Yoga

Otra vez se celebra el Día Internacional del Yoga, una fecha instaurada en 2014 por la Asamblea General de las UN, en coincidencia con el solsticio de verano en el hemisferio norte. En este artículo aprovecho para contarte algunos detalles no tan difundidos de la relación entre el Sol y el Yoga. Quizá sabes que el nombre más popular del dios hindú del Sol es Sūrya, de donde deriva el apelativo del famoso ejercicio de haṭha yoga sūrya namaskara o «salutación al Sol». A la vez, el Sol tiene cientos de otros nombres, entre ellos Hiraṇyagarbha, que es el que me interesa hoy.     Literalmente, hiraṇyagarbha significa

Navarātri 2016 y la Madre