El blog sobre Yoga, la India y su filosofía

Desde 2008 y con más de 500 artículos

Swami Premananda y la relación gurú-discípulo

Swami Premananda y la relación gurú-discípulo

Swami Premananda y la relación gurú-discípulo

Swami Premananda y la relación gurú-discípulo

Swami Premananda y la relación gurú-discípulo

Pasaron las celebraciones de Guru Pūrṇimā 2015 (Guru Púrnima) y después de la adoración y la devoción puede ser buen momento para la reflexión. Pensar en la importancia del maestro espiritual es parte de celebrar el día del guru, pero entender profundamente la especial relación guru-śiṣya (maestro-discípulo) es, sin duda, tarea de años (o vidas, dirán algunos).
Aprovechando la reciente publicación, en la página oficial de su misión, de diferentes mensajes de Swami Premananda sobre Guru Pūrṇimā, comparto un discurso acerca de la relación guru-śiṣya (shishya), que me pareció apropiado.

Swami Premananda sin barba

Dice Swami:
“Una vez una persona fue a ver a un gran santo y le pidió consejo espiritual. El santo simplemente dijo: ‘Sólo sé’. ¿Sabéis lo que significa ‘solamente ser’? Si comprendes esto comprenderás la relación entre gurú y discípulo.
Conozco otra historia acerca de otro santo. Un día, alguien fue a verle para pedirle consejo. El santo fue muy duro y reprendió a su visitante usando palabras poco amables. ¡Luego le gritó, diciéndole que se marche! ¡Este santo no era como Swami Premananda! Echó al pobre hombre como si fuera un perro. Cuando los santos hacen esto, algunos devotos salen corriendo, mientras que otros se quedan con un santo así a pesar de que les reprenda una y otra vez. Aun si ese santo reprende a esos devotos y les dice que se marchen, ellos simplemente se sientan en algún lugar que esté cerca del santo y le esperan.
Entonces, después de haber echado a todos el santo salió caminando del ashram y encontró un devoto sentado allí, esperándole. Así que le preguntó: ‘¿A qué has venido aquí?’ El devoto respondió: ‘Vine a verle a Usted’. Entonces el santo dijo: ‘¿Para qué vienes a verme? ¿Por qué no te miras a ti mismo? Has venido a verme sin verte primero a ti mismo. ¡Tienes tiempo para verme, pero no tienes tiempo para verte a ti mismo!’.
Con eso, el santo se alejó y el devoto volvió a su casa para reflexionar sobre lo que el santo había querido decir cuando dijo: ‘Mírate primero a ti’. Si entiendes esta historia, entonces entenderás todo acerca de la relación guru-śiṣya. Si no la comprendes no sabrás el significado de ella.
Un gurú dijo: ‘Sólo sé’. Otro gurú dijo: ‘Conócete a ti mismo’. Si yo te pido que te conozcas o que te mires a ti mismo, irás a tu cuarto a mirarte en el espejo y volverás diciendo que has visto tu cara. Cuando un gurú pide a sus devotos que se miren a sí mismos, puede que ellos teman hallar suciedad en sus rostros. Sin embargo, irán a verse en el espejo y entonces regresarán para decir: ‘No, estoy bien’.

Si hubieras ido a ver un gurú en los viejos tiempos y le hubieras dicho que te miraste y que te has visto cuando miraste en el espejo esa mañana, él te habría dado una bofetada y echado de su vista. Te habría golpeado de tal modo que tus dientes habrían caído. ¿Por qué crees que él habría hecho eso? ¿No es acaso porque cuando dijo que deberías mirarte a ti mismo, lo que quiso decir era, no que mires tu cara externa, sino tus pensamientos, tu ser interior y todos tus sentimientos internos y demás? Él está hablando de limpieza interna, no de limpieza externa.
¿Cómo nos limpiamos internamente? Tenemos que liberar nuestra mente de competitividad, de celos, de ego y orgullo. Eso es lo que quiso decir con esta pequeña oración: ‘Mírate a ti mismo’.
Cuando el otro santo dijo: ‘Sólo sé’ lo que quiso decir fue, no permitas que tu mente se extravíe por doquier; simplemente sé, no te extravíes. Ésta era la manera en que los antiguos gurus enseñaban a sus discípulos. La lección que os estoy enseñando es la misma. ¿Puedo enseñaros estas lecciones a vosotros ahora? ¿Está interesado alguno de vosotros?”.
swami_padukas
Las pādukās (pies simbólicos) de Swamiji cubiertas de flores.

La pregunta final de Swami es clave para saber si uno quiere o no quiere ser discípulo: ¿Estamos interesados en estas enseñanzas? ¿En mirarnos internamente? ¿En evitar que nuestra mente se extravíe? ¿En ser y nada más?

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CURSO DE HISTORIA Y FILOSOFÍA DEL YOGA

Inscripciones abiertas

Abril – Junio 2024

Profundizarás en la filosofía del yoga de forma directa, amena, fructífera y a tu ritmo.

RECURSOS GRATUITOS AQUÍ

LIBROS PUBLICADOS
de Naren Herrero

Sobre la historia del Yoga:

Hinduismo para la vida occidental:

Primer libro en español sobre el festival espiritual más grande del mundo:

Mis viajes, aprendizajes y experiencias en India (ahora sólo en digital):

Artículos anteriores

Tapas en la sociedad de la queja

¿Qué recomienda el yoga y la espiritualidad hindú como antídotos contra la queja? En este artículo lo abordamos desde el concepto de tapas, especialmente en su vertiente verbal. Hace treinta años, el escritor Robert Hughes publicó «La cultura de la queja» acerca de la decadencia norteamericana en materia de política y cultura. No leí el libro pero el título me pareció adecuado para también etiquetar a nuestra sociedad actual y, además, hoy me sirve para abrir un tema que, intuyo, al lector le suena familiar: la recurrente lamentación de que las cosas no son como nos gustaría que fueran.   ¡Atención! No estamos entrando en el juicio de

Los hijos como gurús

Con la relativamente difundida afirmación «mis hijos son mis gurús» en mente, agregando la legitimidad que me da la paternidad, más algunas referencias tradicionales hindúes, he escrito este artículo para analizar la cuestión. En la luna llena que sigue al solsticio de verano en el hemisferio norte (21 de junio) se celebra Guru Pūrṇimā(guru púrnima), el día anual,que suele caer en julio, en que honramos a todos los preceptores espirituales que nos guían en el camino del autoconocimiento y la liberación.   A lo largo de los años, he escrito muchos artículos sobre este tema para llegar a la conclusión (que también es canónica) de que tener un gurú es imprescindible para avanzar en

Mantra para antes de comer (con recitación)

Incluye la recitación del mantra ahaṁ vaiśvānaro que aparece en Bhagavad Gītā 15.14 Para la cosmovisión hindú «el alimento es Dios» (annam brahma) y, como en muchas otras tradiciones, no se debe tratar de forma irrespetuosa ni malgastar. Asimismo, al tratarse de un elemento que nos es proveído por la Madre Divina no deberíamos darlo por descontado, sino más bien agradecerlo.   Para la tradición yóguica, comer ignorando esta relación de dependencia con la Naturaleza es una forma de «robar» pues, por más que hayamos pagado nuestra comida, estamos ignorando que el alimento llega a nosotros gracias al esfuerzo y la generosidad de la Tierra.   Como forma

Hiraṇyagarbha y el Día internacional del Yoga

Otra vez se celebra el Día Internacional del Yoga, una fecha instaurada en 2014 por la Asamblea General de las UN, en coincidencia con el solsticio de verano en el hemisferio norte. En este artículo aprovecho para contarte algunos detalles no tan difundidos de la relación entre el Sol y el Yoga. Quizá sabes que el nombre más popular del dios hindú del Sol es Sūrya, de donde deriva el apelativo del famoso ejercicio de haṭha yoga sūrya namaskara o «salutación al Sol». A la vez, el Sol tiene cientos de otros nombres, entre ellos Hiraṇyagarbha, que es el que me interesa hoy.     Literalmente, hiraṇyagarbha significa

Swami Premananda y la relación gurú-discípulo