El blog sobre Yoga, la India y su filosofía

Desde 2008 y con más de 500 artículos

Govinda, George Harrison y la Brahma-Saṁhitā

Govinda, George Harrison y la Brahma-Saṁhitā

Govinda, George Harrison y la Brahma-Saṁhitā

Govinda, George Harrison y la Brahma-Saṁhitā

Govinda, George Harrison y la Brahma-Saṁhitā

Mis clases semanales de sánscrito en la Universitat de Barcelona impartidas por la Dra. María Elena Sierra siempre son una fuente de inspiración para este blog y sus contenidos. De hecho, la semana pasada estuvimos recitando un texto tradicional llamado Brahma-Samhitā, que es especialmente venerado por una rama del vaishnavismo, la fracción del hinduismo que adora a Vishnu como el Absoluto.
Esta rama del vaishnavismo, de nombre Gaudīya sampradāya, adora a Vishnu en su aspecto de Sri Krishna y su exponente más conocido en occidente es la organización ISKCON, popularmente conocidos como los Hare Krishna.
La historia de la Brahma-Samhitā es muy atractiva porque se considera una escritura antigua que estaba desaparecida y que fue encontrada en el siglo XVI por el santo y místico bengalí Sri Chaitanya Mahāprabhu, en un templo de Kerala, durante su peregrinación por el sur de la India. En realidad, se dice que lo que encontró Sri Chaitanya fue apenas un manuscrito con el capítulo 5 de un texto mucho más extenso que, ese sí, continúa perdido.
La particularidad del texto es que, en él, se explica que el dios Brahmā considerado el creador del universo, recibe un mantra y la inspiración divina de parte del Señor Krishna, para así poder cumplir con su rol creativo. De hecho, cerca de la mitad de las 62 estrofas con que cuenta el texto son loas y oraciones de Brahmā para Krishna, que se presenta aquí como el «ser primordial».
Este texto es toda una «declaración de intenciones» de la filosofía vaishnava y no es casual que el dios creador dependa, en realidad, de la gracia e inspiración de Sri Krishna.

Justamente, el mantra que se repite como «coletilla» durante esta letanía de alabanza es siempre:

govindam ādi-purusham tam aham bhajāmi

Cuya traducción literal podría ser:

«A Govinda, la persona original, a él yo adoro».

Govinda es un nombre de Krishna en su rol de pastor de vacas, que significa «el que encuentra a las vacas».

Más allá de su sentido original, este mantra trascendió los límites vaishnavas y cobró fama merced a una canción producida y arreglada por George Harrison en 1970, de título Govinda. Como es sabido, de los cuatro Beatles, Harrison fue quien más interés mostró por la filosofía hindú y, eventualmente, se involucró activamente con el movimiento Hare Krishna.
De hecho, la canción Govinda fue grabada en colaboración con el templo Radha Krishna de Londres, con quienes un año más tarde (1971) publicaría un disco llamado simplemente The Radha Krsna Temple, en el cual aparece otra vez Govinda junto a otras oraciones y mantras tradicionales.
Si bien la versión producida por Harrison era moderna y acorde a los tiempos, fue también muy respetuosa con la tradición hindú. Al punto de que el fundador de ISKCON, Swami Prabhupāda, pidió que la canción fuera puesta al inicio de las adoraciones diarias en todos los templos Hare Krishna del mundo. De hecho, la voz principal de la canción es femenina y pertenece a una devota llamada Yamuna, mientras que Harrison se limita, al parecer, a tocar la guitarra y el harmonio.
De todas formas, gracias a la participación de Harrison, esta canción devocional llegó a estar en el puesto 16 del ranking de sencillos del Reino Unido y como resultado el mantra pasó a la fama. En la canción también aparecen completas las estrofas 30 y 32 de la Brahma-Samhitā.

Después de tanta explicación aquí va la canción:

Para aquellos que quieran escuchar una versión más tradicional, aquí está la recitación de la Brahma-Samhitā a partir de la estrofa 29:

Y si alguien quiere leer el texto original completo y en sánscrito (con traducción al inglés), puede clicar aquí.
Finalmente, y sabiendo que este blog tiene lectores de todos los tipos, comparto una canción moderna del grupo «yóguico-electrónico» norteamericano EarthRise Soundsystem, en que hay DJ’s, raperos y baile, y sobre todo un estribillo que, a esta altura, no hace falta especificar:

—————————————————————————————————————————————
Si te gusta este blog, es muy probable que te guste el libro Diario de viaje espiritual de un hijo de vecino que resume mis seis primeros viajes a la India, mi búsqueda espiritual y los conocimientos básicos sobre la cultura y religión de ese gran país. Para más detalles del libro, clicar aquí. Para comprarlo, clicar aquí.

5 comentarios

  1. Muy buen artículo; muy interesante. Solo un detalle: la traducción más exacta del mantra sería: «A Govinda, A la persona original, a Él yo adoro». Fíjate que «purusham» también está en acusativo. Algo más: «…ahaṁ bhajāmi», con esta eme: «ṁ», pues hay una ley de sandhi según la cual la «m» se transforma en «ṁ» antes de cualquier consonante. Cordial saludo desde Bogotá (Colombia). Namo namastu te

    1. Hola Néstor,
      Gracias por tu comentario. Sí, la traducción que propones podría ser más literal, aunque he interpretado que «purusham» está adjetivando a «govindam» y, por eso, en lugar de una enumeración puse una explicación entre comas.
      En cuanto a las anusvaras, no he puesto ninguna, ni la de ‘aham’, ni la de ‘purusham’ porque cuando pongo diacríticos en el blog salen muy raros y las letras de deforman un poco. En realidad, sólo pongo los macrones, aunque estoy pensando en ponerme más técnico, je.
      Un saludo a Bogotá.

  2. Hace dos años de los últimos comentarios que leo y yo quisiera compartir una experiencia, continuo residiendo en México y ojalá todavía tenga seguimiento este blog, cuando tenía 17 años y asistía a un templo donde se daba seguimiento y adoración a la cultura KRSNA yo era muy renuente a ir, tengo 35 y hace aprox 4 años esta canción me produce algo muy especial, la creencia, la paz, la fe, el pedir perdón y sobre todo el saber que aunque no sepamos el nombre, hay algo maravilloso (que no le quiero decir creador) pero si algo maravilloso que se le llama o pudiera ser ese ser supremo y maravilloso que cuando lo encuentras en una canción y te transforma, sabes que esta ahi…sin tanto rollo , esta canción se me hace como un padre nuestro y un ayúdame Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CURSO DE HISTORIA Y FILOSOFÍA DEL YOGA

Inscripciones abiertas

Abril – Junio 2024

Profundizarás en la filosofía del yoga de forma directa, amena, fructífera y a tu ritmo.

RECURSOS GRATUITOS AQUÍ

LIBROS PUBLICADOS
de Naren Herrero

Sobre la historia del Yoga:

Hinduismo para la vida occidental:

Primer libro en español sobre el festival espiritual más grande del mundo:

Mis viajes, aprendizajes y experiencias en India (ahora sólo en digital):

Artículos anteriores

Tapas en la sociedad de la queja

¿Qué recomienda el yoga y la espiritualidad hindú como antídotos contra la queja? En este artículo lo abordamos desde el concepto de tapas, especialmente en su vertiente verbal. Hace treinta años, el escritor Robert Hughes publicó «La cultura de la queja» acerca de la decadencia norteamericana en materia de política y cultura. No leí el libro pero el título me pareció adecuado para también etiquetar a nuestra sociedad actual y, además, hoy me sirve para abrir un tema que, intuyo, al lector le suena familiar: la recurrente lamentación de que las cosas no son como nos gustaría que fueran.   ¡Atención! No estamos entrando en el juicio de

Los hijos como gurús

Con la relativamente difundida afirmación «mis hijos son mis gurús» en mente, agregando la legitimidad que me da la paternidad, más algunas referencias tradicionales hindúes, he escrito este artículo para analizar la cuestión. En la luna llena que sigue al solsticio de verano en el hemisferio norte (21 de junio) se celebra Guru Pūrṇimā(guru púrnima), el día anual,que suele caer en julio, en que honramos a todos los preceptores espirituales que nos guían en el camino del autoconocimiento y la liberación.   A lo largo de los años, he escrito muchos artículos sobre este tema para llegar a la conclusión (que también es canónica) de que tener un gurú es imprescindible para avanzar en

Mantra para antes de comer (con recitación)

Incluye la recitación del mantra ahaṁ vaiśvānaro que aparece en Bhagavad Gītā 15.14 Para la cosmovisión hindú «el alimento es Dios» (annam brahma) y, como en muchas otras tradiciones, no se debe tratar de forma irrespetuosa ni malgastar. Asimismo, al tratarse de un elemento que nos es proveído por la Madre Divina no deberíamos darlo por descontado, sino más bien agradecerlo.   Para la tradición yóguica, comer ignorando esta relación de dependencia con la Naturaleza es una forma de «robar» pues, por más que hayamos pagado nuestra comida, estamos ignorando que el alimento llega a nosotros gracias al esfuerzo y la generosidad de la Tierra.   Como forma

Hiraṇyagarbha y el Día internacional del Yoga

Otra vez se celebra el Día Internacional del Yoga, una fecha instaurada en 2014 por la Asamblea General de las UN, en coincidencia con el solsticio de verano en el hemisferio norte. En este artículo aprovecho para contarte algunos detalles no tan difundidos de la relación entre el Sol y el Yoga. Quizá sabes que el nombre más popular del dios hindú del Sol es Sūrya, de donde deriva el apelativo del famoso ejercicio de haṭha yoga sūrya namaskara o «salutación al Sol». A la vez, el Sol tiene cientos de otros nombres, entre ellos Hiraṇyagarbha, que es el que me interesa hoy.     Literalmente, hiraṇyagarbha significa

Govinda, George Harrison y la Brahma-Saṁhitā