Hijo de Vecino

Las enseñanzas secretas de Krishna Das

Hace una semana Krishna Das estuvo en Barcelona, dando un ‘concierto’ en la Barcelona Yoga Conference (6 de Julio) y luego un taller (9 de Julio) en un hotel. Para cualquier persona medianamente involucrada con el yoga, Krishna Das no necesita introducción, ya que es el artista occidental de kirtan más conocido del mundo y su música es muy habitual en clases de yoga y similares. A pesar de esta popularidad, Krishna Das es una persona muy simple, lo cual queda reflejado en su humilde e inspirador libro Chants of a Lifetime, totalmente recomendable para quienes puedan leer en inglés.

Con Hansika fuimos a oír a Krishna Das a la Yoga Conference y cantamos bastante, al aire libre y en medio de la efervescencia dancística que hizo templar la terraza del recinto donde se llevó a cabo el ‘concierto’. Las comillas se deben a que no se trata de un concierto normal sino que la participación y el canto de los asistentes es fundamental para que la reunión funcione, ya que Krishna Das canta una línea y el público la repite. Este método es una práctica espiritual tradicional que se basa en la repetición de los nombres de Dios, en general en forma de antiguos mantras sagrados.
Al final, Krishna Das nos firmó su libro y no conformes con eso decidimos ir a verle al taller en que, además de practicar kirtan, responde preguntas espirituales basado en su propia experiencia, que es vasta. Hablando de su legitimidad para hablar de espiritualidad, dijo que su única aptitud era tener «anhelo»; es decir, deseo profundo por felicidad permanente y por estar siempre en contacto con el propio corazón. Un anhelo que se vio acrecentado en gran parte por el contacto directo con su guru, Sri Neem Karoli Baba, también conocido como Maharaji.

Sri Neem Karoli Baba

Preguntas y respuestas

Cuando se habla de transcendencia espiritual, uno supone que escuchará palabras grandilocuentes y epifanías que cambian la vida. Mi experiencia es que los cambios son lentos y graduales y que las epifanías son pocas y, en todo caso, entendidas en retrospectiva. Quizás por eso me gusta Krishna Das, que parece un tipo simple, que dice todo muy claro.
Alguien le preguntó detalles de su práctica espiritual, qué técnica usaba, cómo comenzó… y Krishna Das, que ya había hablado un rato, dijo: «No hay misterio. Os he dado las enseñanzas secretas. Os juro que no hay nada más que hacer. No estoy guardándome nada».
El comentario despertó risas porque las «enseñanzas secretas» vienen generalmente acompañadas de un halo de inaccesibilidad que, por definición, no podrían ser escuchadas de forma abierta en el salón de un hotel céntrico. Sin embargo, Krishna Das no bromeaba.
La enseñanza secreta, que explicó al principio del taller y luego fue repitiendo, es:

«Cantas y cuando te das cuenta que no estás prestando atención, regresas».

Krishna Das dice «cantas» porque su práctica específica es el kirtan, pero si uno reemplaza ‘cantar’ por cualquier otra práctica (o acción), la fórmula es igual de efectiva y verdadera. Puede sonar simple pero, como dijo Krishna Das, «si puedes hacer eso serás Dios en la Tierra».
Esta misma enseñanza, por la que muchos aspirantes del pasado tenían que demostrar su ‘anhelo’ con vidas de austeridad y devoción, está ahora disponible en un blog cualquiera, pero nos parece demasiado poco. Esta enseñanza secreta es la misma que todos los maestros espirituales de todas las épocas han dado para que podamos mantenernos en el aquí y el ahora. Esta enseñanza es la que todos los maestros han dado para que no seamos arrastrados por nuestros pensamientos pasajeros y alejados de nuestro ser interior, que es permanente.
Las personas cuyo camino es el āsana pueden aplicarlo; las personas que hacen karma yoga, servicio desinteresado, también; las personas que meditan y siguen el camino de la contemplación saben que este es el método; las personas devocionales lo mismo; incluso para hacer jardinería, este es el método básico. Poner atención total en lo que se está haciendo es, explican los maestros, el camino a la felicidad y, a la vez, la misma meta.

Ahora se ha puesto de moda la técnica llamada Mindfulness, que no es otra cosa que una renovación de la enseñanza original y fundamental. Ni siquiera se habla de que mantener la atención plena sea placentero; simplemente se trata de mantener la atención en lo que se hace, observando lo que sucede y dejando que pase.
Dice Krishna Das: «No siempre es placentero y todo lo que pasa es algo sobre lo que estar consciente durante la práctica y soltarlo. Siempre puedes soltar. No podemos cambiar el mundo exterior ni lo que va a suceder. Todo lo que podemos hacer es incrementar nuestra capacidad de lidiar con lo que puede llegar«.
Práctica regular

Lo que hace más difícil de aceptar como válida la «enseñanza secreta» no es tanto su simplicidad, como el esfuerzo que requiere. Uno imagina que por ser ‘secreta’ la enseñanza será una poción mágica, que haga el trabajo por nosotros. Uno supone que por ser difícil de conseguir, luego será fácil de ejecutar y, en realidad, es al revés.
Sobre el método, Krishna Das dijo:

«Para lograr cualquier cosa en la vida hay que volverse buenos seres humanos, ¡ni siquiera sabemos qué significa eso! Por eso, lo más importante es hacer algún tipo de práctica regular… Nadie lo puede hacer por ti».

Ni siquiera tener un guru nos exime del esfuerzo (aunque sí que lo puede hacer más llevadero). El secreto es practicar y practicar y «cuando te das cuenta que no estás prestando atención, regresas». Y agrega Krishna Das: «De hecho, cuando te das cuenta de que no estás prestando atención, ya has regresado».
Este proceso, nos explican, debe repetirse millones de veces hasta ser dominado. Mientras tanto, sólo resta practicar. Sin olvidar que, aunque ahora muy difundidas, hemos tenido la gran fortuna de saber de estas «enseñanzas secretas», un privilegio que no es de todos.
Como dijo Krishna Das, con su estilo directo y coloquial: «Cuando ves algo, cuando lo ves de verdad, puedes fingir que no lo ves, pero lo ves y entonces estás frito porque tienes que hacer algo». La pregunta es, ¿qué vamos a hacer con estas enseñanzas secretas, ahora que las conocemos?

3 comentarios en “Las enseñanzas secretas de Krishna Das”

Deja un comentario

Un post sobre el término sánscrito kriyā en base a su etimología, sus usos frecuentes, sus referencias textuales y su aplicación actual.

El otro día utilicé el traductor de Google para traducir un texto sobre meditación, del inglés al español. De hecho, estoy sorprendido con lo buena que es esa herramienta online, aunque no es perfecta. Cuando en inglés decía attachments in meditation -o sea, «apegos en meditación»-, la traducción fue «archivos adjuntos en la meditación», que es una acepción posible pero inadecuada en el contexto del párrafo que yo estaba traduciendo. La falla del traductor radicó en desconocer el contexto del texto.

 

De forma similar, con los términos sánscritos, sobre todo si son muy genéricos, nos encontramos con frecuentes malentendidos de traducción, justamente por falta de información contextual.

 

La ubicua palabra kriyā es uno de esos ejemplos paradigmáticos, que hoy venimos a diseccionar, analizar y, ojalá, comprender mejor.  

 

Para empezar, el diccionario nos da la definición básica de kriyā como «acción, acto, actividad, tarea…» y es prácticamente un sinónimo de otra famosa palabra sánscrita: karman.

 

Este uso ya aparece en textos védicos como Upaniṣad por ejemplo y, con matiz filosófico, en la triple división que presenta el shivaísmo del poder de Śiva: icchā («voluntad»), kriyā («creación») y jñāna («conocimiento»). Asimismo, Patañjali en su Yogasūtra (2.18) dice que la naturaleza del guṇa rajas (la cualidad dinámica de la materia) es la «actividad» (kriyā).

 

Por otro lado, en el contexto litúrgico el término kriyā significa «rito, ceremonia, sacrificio» y esta acepción aparece, por ejemplo, en antiguos textos que describen rituales védicos, en Bhagavad Gītā (2.43) o en escrituras tántricas medievales.  

 

Una tercera acepción que nos interesa es kriyā como «práctica», en contraste con la teoría, como apunta el diccionario de Òscar Pujol.

 

De hecho, cuando estudiamos el Yogasūtra de Patañjali (2.1) encontramos un método que, aunque no siempre bien entendido, tiene relación con esta acepción: kriyāyoga. Una traducción aceptada sería «yoga de la acción» (diferente del famoso karmayoga que enseña Śrī Kṛṣṇa en Bhagavad Gītā) o «yoga práctico» en el sentido que, como se entiende tradicionalmente, incluye disciplinas para el uso del cuerpo físico, del intelecto, del habla y de las emociones (tapas, svādhyāya e īśvarapraṇidhāna).

 

Si seguimos analizando los textos de forma cronológica, veremos que la Haṭha Pradīpikā -respetado manual del siglo 15- es el primer texto que habla de «seis acciones» (ṣaṭkarmāṇi) de purificación para el cuerpo físico y preparación para el prāṇāyāma.

 

En la actualidad, estas técnicas de mantenimiento, que incluyen enemas, lavados nasales o limpiezas intestinales, se conocen popularmente en haṭha yoga como kriyas, lo cual es curioso si nos basamos en el texto original, donde se las nombra una decena de veces como karmas. Solo una vez, al explicar la técnica de naulī, el autor dice haṭhakriyā (HP, 2.36), es decir «esta práctica de haṭha».

 

A partir de 1920, el maestro Paramahansa Yogananda (1893-1952) popularizó el término kriyā yoga en occidente e inició a miles de personas en esa «ciencia antigua» que, según sus palabras, es la misma técnica que enseñó Patañjali con el nombre kriyāyoga y a la que también hace referencia Śrī Kṛṣṇa en Bhavagad Gītā cuando nombra el control de la energía vital a través de la respiración (versos 4.29 y 5.27).

 

Tal como explica Yogananda en su Autobiografía de un yogui, kriyā yoga «es un simple método psicofisiológico por medio del cual la sangre humana se libera del anhidrido carbónico y recibe una cantidad suplementaria de oxígeno. Los átomos de este oxígeno adicional son transmutados en energía vital, la cual rejuvenece el cerebro y los centros de la médula espinal».

 

En esta definición, centrada en la relación entre respiración y energía vital, vemos el modelo más generalizado de la palabra kriyā tal como nos llega en la actualidad.

 

En una línea similar, en los años 1970, el método Kundalini Yoga, creado por Yogi Bhajan, se hizo conocido no sólo por sus mantras y sus turbantes sino por sus llamadas kriyas -algunas muy llamativas como sostener los brazos en alto o realizar movimientos repetitivos durante varios minutos- que se definen como «una serie de posturas, respiración y sonido que trabajan hacia un resultado específico». 

 

De hecho, en el uso generalizado actual, ese resultado específico, tiene que ver con mover o activar la energía vital o prāṇa. A diferencia del uso que hace el haṭha yoga medieval, en que las kriyas de limpieza física son prerrequisitos para el prāṇāyāma, especialmente en casos de practicantes con una «constitución débil» o con sus doṣa («humores») desequilibrados.

 

En nuestros días, el místico contemporáneo Sadhguru dice que, básicamente, kriyā significa «acción interna» que implica «cierto dominio con tu energía». Regresando a la distinción terminológica, agrega que la palabra karma refiere a la «actividad externa que te ata», mientras que kriyā es la «actividad interna que te libera».

 

Como conclusión, podemos repetir que, en el uso actual más divulgado, una kriyā es un tipo de ejercicio o técnica que conjuga respiración y concentración mental (en algunos casos, también mudrā o movimiento externo) para movilizar o activar la energía vital.

Si te ha gustado este post, te interesará:

Del 3 de octubre 2023 al 27 de enero 2024 · Con Naren Herrero

Convierte la filosofía yóguica en un elemento que comprendes, que aplicas con sabiduría y que, además, eres capaz de transmitir con claridad.

 

Una formación única en que contarás con seguimiento cercano del profesor para guiarte y orientarte con una metodología propia basada en 3 pilares: estudio, proceso pedagógico y proyecto personal tutorizado.

FF_Formacion_filosofia_yoga_imagen
FORMACIÓN DE PROFESORES DE FILOSOFÍA DEL YOGA (100 horas)

De octubre 2023 a enero 2024

La formación en español que te prepara para impartir Filosofía del Yoga de manera profesional