El blog sobre Yoga, la India y su filosofía

Desde 2008 y con más de 500 artículos

El día después del curso de meditación

El día después del curso de meditación

El día después del curso de meditación

El día después del curso de meditación

El día después del curso de meditación

Acabo de regresar del curso y retiro de meditación Prema Dhyanam. Se trata del curso de meditación basado en las enseñanzas y las directrices de Swami Premananda y, en este caso, ha sido la primera vez que se impartía en España. Junto a Hansika, tuvimos la gran bendición de organizar este curso, y digo «gran bendición» porque todos los maestros espirituales y las Escrituras dicen claramente que hacer servicio para el Gurú es el mayor servicio, pues es como servir a Dios.
No se trata de un culto personalista, sino que al servir al Gurú, uno lo que hace, en realidad, es colaborar con la misión del maestro, la cual a su vez es, simplemente, difundir la espiritualidad y ayudar a la mayor cantidad posible de personas a encontrar felicidad y paz permanente. Por tanto, servir al Gurú es, al mismo tiempo, servir a la humanidad.
El curso y el retiro fueron muy bien y superaron las expectativas de los participantes e incluso ¡de los organizadores! Por supuesto, todo ese éxito es mérito de Swami Premananda, sus enseñanzas universales y su siempre tangible energía Divina.

Asimismo, Nitya Devi Mataji, discípula de Swami y sannyasin (es decir, monja renunciante), la persona encargada de impartir el curso, debe llevarse su fundamental parte de mérito, pues su carisma, su sabiduría y su amor la hacen indispensable para que los nuevos meditadores salgan preparados para una nueva vida; para crear, como ella dice, «un nuevo ciclo de paz».
El curso Prema Dhyanam es hermoso, es profundo y es intenso, como la meditación misma. Sus contenidos no son revelados públicamente y sólo «los valientes» que participan pueden sacar todo el jugo de esa experiencia. Por tanto, yo no puedo contar mucho más.
Como he estado de retiro unos días tengo muchos asuntos mundanos pendientes y, por supuesto, poco tiempo. Por tanto, el post de hoy es breve, pero en compensación me permito revelar el último consejo del curso Prema Dhyanam; un consejo útil para todos, no sólo en lo referente a la meditación.
El consejo es:

«Considérate siempre un principiante».

Puede que uno haya meditado durante unos meses, o puede que haya leído varios libros de filosofía; puede incluso que hasta haya conocido en persona a algún maestro espiritual. En estos casos lo normal es que uno comience a creer que sabe algo sobre la espiritualidad. Es ahí cuando se introduce el ego y arruina todo el trabajo espiritual que uno ha hecho. Toda la práctica que uno ha realizado con voluntad y consciencia puede tirarse por la borda cuando uno se cree que es un experto en la materia.
Por ende, escribo este consejo para recordarme que, no importa cuánto medite o lea, sigo siendo un hijo de vecino. Sencillamente un principiante en el camino espiritual, preparado para la maravillosa e impredecible aventura de conocerme a mí mismo.
La misma aventura que todos, de una forma u otra, habremos de experimentar.

0 comentarios

  1. ¡Enhorabuena! Por lo bien que ha resultado el curso y por el interés que habeis puesto los organizadores. He tenido el privilegio de conocer a Nitya Devi y solamente con unos pocos minutos de conversar con ella transmite una sensación muy especial.

    1. Querida Josefina,
      Gracias por tu gentil comentario.
      Me alegro de que hayas podido conocer personalmente a Nitya Devi Mataji, para así tener una aproximación, por pequeña que sea, a su gran maestro Sri Swami Premananda, de quien ella ha aprendido muchas cosas, entre ellas a ser tan amorosa con todo el mundo.
      Besos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CURSO DE HISTORIA Y FILOSOFÍA DEL YOGA

Inscripciones abiertas

Abril – Junio 2024

Profundizarás en la filosofía del yoga de forma directa, amena, fructífera y a tu ritmo.

RECURSOS GRATUITOS AQUÍ

LIBROS PUBLICADOS
de Naren Herrero

Sobre la historia del Yoga:

Hinduismo para la vida occidental:

Primer libro en español sobre el festival espiritual más grande del mundo:

Mis viajes, aprendizajes y experiencias en India (ahora sólo en digital):

Artículos anteriores

Tapas en la sociedad de la queja

¿Qué recomienda el yoga y la espiritualidad hindú como antídotos contra la queja? En este artículo lo abordamos desde el concepto de tapas, especialmente en su vertiente verbal. Hace treinta años, el escritor Robert Hughes publicó «La cultura de la queja» acerca de la decadencia norteamericana en materia de política y cultura. No leí el libro pero el título me pareció adecuado para también etiquetar a nuestra sociedad actual y, además, hoy me sirve para abrir un tema que, intuyo, al lector le suena familiar: la recurrente lamentación de que las cosas no son como nos gustaría que fueran.   ¡Atención! No estamos entrando en el juicio de

Los hijos como gurús

Con la relativamente difundida afirmación «mis hijos son mis gurús» en mente, agregando la legitimidad que me da la paternidad, más algunas referencias tradicionales hindúes, he escrito este artículo para analizar la cuestión. En la luna llena que sigue al solsticio de verano en el hemisferio norte (21 de junio) se celebra Guru Pūrṇimā(guru púrnima), el día anual,que suele caer en julio, en que honramos a todos los preceptores espirituales que nos guían en el camino del autoconocimiento y la liberación.   A lo largo de los años, he escrito muchos artículos sobre este tema para llegar a la conclusión (que también es canónica) de que tener un gurú es imprescindible para avanzar en

Mantra para antes de comer (con recitación)

Incluye la recitación del mantra ahaṁ vaiśvānaro que aparece en Bhagavad Gītā 15.14 Para la cosmovisión hindú «el alimento es Dios» (annam brahma) y, como en muchas otras tradiciones, no se debe tratar de forma irrespetuosa ni malgastar. Asimismo, al tratarse de un elemento que nos es proveído por la Madre Divina no deberíamos darlo por descontado, sino más bien agradecerlo.   Para la tradición yóguica, comer ignorando esta relación de dependencia con la Naturaleza es una forma de «robar» pues, por más que hayamos pagado nuestra comida, estamos ignorando que el alimento llega a nosotros gracias al esfuerzo y la generosidad de la Tierra.   Como forma

Hiraṇyagarbha y el Día internacional del Yoga

Otra vez se celebra el Día Internacional del Yoga, una fecha instaurada en 2014 por la Asamblea General de las UN, en coincidencia con el solsticio de verano en el hemisferio norte. En este artículo aprovecho para contarte algunos detalles no tan difundidos de la relación entre el Sol y el Yoga. Quizá sabes que el nombre más popular del dios hindú del Sol es Sūrya, de donde deriva el apelativo del famoso ejercicio de haṭha yoga sūrya namaskara o «salutación al Sol». A la vez, el Sol tiene cientos de otros nombres, entre ellos Hiraṇyagarbha, que es el que me interesa hoy.     Literalmente, hiraṇyagarbha significa

El día después del curso de meditación