El blog sobre Yoga, la India y su filosofía

Desde 2008 y con más de 500 artículos

El significado de Namaste

El significado de Namaste

El significado de Namaste

El significado de Namaste

El significado de Namaste

Hace unas semanas empecé a colaborar con el sitio web Inspirulina.com, que es una página que trata cuestiones ‘inspiradoras’, con una variedad de temáticas que incluyen dieta, bienestar interior, ecología, yoga, espiritualidad, relaciones sociales, salud, entrevistas y actualidad.
Mi incipiente rol como colaborador de Inspirulina es el de escribir artículos relacionados con la India y sus enseñanzas espirituales; es decir, lo mismo que hago en este blog, aunque con un toque menos personal y más informativo. Como sé que muchos lectores de Hijo de Vecino (todavía) no conocen Inspirulina, he pensado en publicar aquí uno de los artículos que escribí especialmente para aquella página, ya que trata sobre un tema del que nunca he hablado en esta bitácora.

Con las variaciones del caso, esta es la historia…
Gramática

Quienes alguna vez hayan practicado yoga, es probable que hayan notado que al final de la clase es muy frecuente que el instructor diga la palabra namaste. De la misma forma, si han estado en contacto con personas que tienen, digamos así, intereses ‘espirituales’, puede que se hayan percatado de que, una vez más, el término namaste es de uso muy frecuente.

Puede parecer una obviedad, pero ¿qué significa esta palabra tan utilizada en el ámbito yóguico-espiritual? Para comenzar, estamos hablando de una palabra que pertenece a la lengua sánscrita, la sagrada y antigua lengua de la India, siendo namaste (नमस्ते) el saludo tradicional que utilizan los indios, tanto al encontrarse como al despedirse, y que va acompañado del gesto de juntar las palmas de las manos frente al pecho. De hecho, en algunas ocasiones es suficiente saludar utilizando este gesto, llamado añjali mudrā, sin necesidad de decir palabra alguna.

Desde el punto de vista del análisis lingüístico, el vocablo namaste está compuesto por dos términos. El primero es namas, un sustantivo neutro que puede significar ‘reverencia’ o ‘salutación’ y que deriva de la raíz nam, que significa ‘inclinarse’ o ‘postrarse’.

La segunda sección de la palabra la compone el pronombre te, que es la segunda persona singular del caso dativo, es decir ‘a ti’. Por tanto, la traducción literal de la palabra namaste sería ‘salutaciones a ti’ o ‘reverencias a ti’.

Hay otra versión de la palabra namaste, que es namaskār o namaskāram, y que se podría considerar como un saludo más formal. En este caso el término namas es el mismo, pero cambia la segunda parte de la palabra que deriva del verbo kṛ, que es ‘hacer’. De esta forma, kāra es un sustantivo neutro que significa ‘realización’ y por tanto la expresión namaskāram podría traducirse literalmente como ‘realización de reverencias’ o ‘el acto de hacer reverencias’ (agradezco a la Dra Mª Elena Sierra, mi profesora de sánscrito, por sus detalladas explicaciones).

Semántica

Si el sentido de la famosa palabra es tan simple, ¿por qué se utiliza tanto en el mundo del yoga y afines?

Por un lado, hay que tener en cuenta que, tradicionalmente, el saludo con contacto físico no es típico de la India, más allá de que cada vez más se vea a indios darse la mano, como un signo de occidentalización. Por tanto, el saludar con el gesto de llevar las manos al pecho, sin la necesidad de tocar al prójimo, ofreciéndole reverencias, implica que no se trata únicamente de una salutación externa.

Si tenemos en cuenta que la cultura védica da por sentado que el cuerpo físico no es otra cosa que «vestiduras gastadas» y que el atma (o alma) cambia de envoltorio en cada nuevo nacimiento…

Así como el ser humano, tras haber abandonado vestiduras gastadas, toma otras nuevas, del mismo modo el alma, habiendo abandonado cuerpos envejecidos, acepta otros nuevos. (Bhagavad Gītā, 2.22)

…entonces entenderemos que el saludo entre las personas tiene, necesariamente, que ser de carácter interno.

Es decir, la base idiosincrática de las ‘reverencias a ti’ va más allá del obvio concepto material, pues implica una perspectiva filosófica que tiene que ver con la creencia en la reencarnación y un Ser esencial que trasciende lo meramente material.

De todas maneras, esto no quiere decir que cada persona que dice la palabra ‘namaste’ esté necesariamente sopesando (de forma consciente o inconsciente) esta cuestión, y que se postre ante el ‘ser interior’ del prójimo cada vez que le saluda. Claramente, tratándose de un saludo tan extendido, es normal que su profundo significado espiritual pueda perderse, al menos de manera consciente, para muchos de sus usuarios.

Interpretaciones

Por otro lado, en el ámbito ‘espiritual’, incluyendo muchas clases de yoga, el término namaste se sigue utilizando en su sentido original o, al menos, esa es la idea.

Hablando del sentido original, es un hecho que dependiendo de la persona o la escuela, uno puede encontrar una gran variedad de traducciones libres y profundas de namaste, aunque la versión esencial se podría sintetizar en «me inclino ante tu alma», e hilando más fino «mi alma se inclina ante su alma».

La lengua sánscrita, además de ser considerada por los lingüistas como un idioma gramaticalmente completo y perfecto, tiene siempre la posibilidad de la doble o tercera lectura de sentido, debido a su fuerte basamento filosófico-espiritual.

Por ello no es sorprendente que una palabra en apariencia tan común como namaste tenga tantas interpretaciones posibles, siendo una de mis favoritas, «Que lo bueno en mí, vea lo bueno en todos los demás».

Dicho lo cual, no me queda más que decir ¡Namaste!

6 comentarios

  1. Yo tenía una traducción de esta palabra que es » Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno.»
    Me imagino que es una traducción distinta.
    Gracias y Namaste.

  2. Q coincidencia Na, justo para más o menos la misma fecha de esta publicación dejé un enlace en mi facebook de un tema muy bueno de los Beastie Boys q se llama Namaste, lo recomiendo. Namaste para todos.

  3. Gracias por la explicación, me interesa todo lo relacionada con la cultura india y aunque soy principiante me gusta el yoga.
    Me gustaria seguiros y seguir teninedo noticias suyas

  4. Tambien recientemente leí que Namaskara se puede traducir como «Me inclino ante la divinidad que hay dentro de tí» esas divinas sutilezas dei Induismo..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CURSO DE HISTORIA Y FILOSOFÍA DEL YOGA

Inscripciones abiertas

Abril – Junio 2024

Profundizarás en la filosofía del yoga de forma directa, amena, fructífera y a tu ritmo.

RECURSOS GRATUITOS AQUÍ

LIBROS PUBLICADOS
de Naren Herrero

Sobre la historia del Yoga:

Hinduismo para la vida occidental:

Primer libro en español sobre el festival espiritual más grande del mundo:

Mis viajes, aprendizajes y experiencias en India (ahora sólo en digital):

Artículos anteriores

Tapas en la sociedad de la queja

¿Qué recomienda el yoga y la espiritualidad hindú como antídotos contra la queja? En este artículo lo abordamos desde el concepto de tapas, especialmente en su vertiente verbal. Hace treinta años, el escritor Robert Hughes publicó «La cultura de la queja» acerca de la decadencia norteamericana en materia de política y cultura. No leí el libro pero el título me pareció adecuado para también etiquetar a nuestra sociedad actual y, además, hoy me sirve para abrir un tema que, intuyo, al lector le suena familiar: la recurrente lamentación de que las cosas no son como nos gustaría que fueran.   ¡Atención! No estamos entrando en el juicio de

Los hijos como gurús

Con la relativamente difundida afirmación «mis hijos son mis gurús» en mente, agregando la legitimidad que me da la paternidad, más algunas referencias tradicionales hindúes, he escrito este artículo para analizar la cuestión. En la luna llena que sigue al solsticio de verano en el hemisferio norte (21 de junio) se celebra Guru Pūrṇimā(guru púrnima), el día anual,que suele caer en julio, en que honramos a todos los preceptores espirituales que nos guían en el camino del autoconocimiento y la liberación.   A lo largo de los años, he escrito muchos artículos sobre este tema para llegar a la conclusión (que también es canónica) de que tener un gurú es imprescindible para avanzar en

Mantra para antes de comer (con recitación)

Incluye la recitación del mantra ahaṁ vaiśvānaro que aparece en Bhagavad Gītā 15.14 Para la cosmovisión hindú «el alimento es Dios» (annam brahma) y, como en muchas otras tradiciones, no se debe tratar de forma irrespetuosa ni malgastar. Asimismo, al tratarse de un elemento que nos es proveído por la Madre Divina no deberíamos darlo por descontado, sino más bien agradecerlo.   Para la tradición yóguica, comer ignorando esta relación de dependencia con la Naturaleza es una forma de «robar» pues, por más que hayamos pagado nuestra comida, estamos ignorando que el alimento llega a nosotros gracias al esfuerzo y la generosidad de la Tierra.   Como forma

Hiraṇyagarbha y el Día internacional del Yoga

Otra vez se celebra el Día Internacional del Yoga, una fecha instaurada en 2014 por la Asamblea General de las UN, en coincidencia con el solsticio de verano en el hemisferio norte. En este artículo aprovecho para contarte algunos detalles no tan difundidos de la relación entre el Sol y el Yoga. Quizá sabes que el nombre más popular del dios hindú del Sol es Sūrya, de donde deriva el apelativo del famoso ejercicio de haṭha yoga sūrya namaskara o «salutación al Sol». A la vez, el Sol tiene cientos de otros nombres, entre ellos Hiraṇyagarbha, que es el que me interesa hoy.     Literalmente, hiraṇyagarbha significa

El significado de Namaste