El blog sobre Yoga, la India y su filosofía

Desde 2008 y con más de 500 artículos

Vibhuti, la ceniza sagrada

Vibhuti, la ceniza sagrada

Vibhuti, la ceniza sagrada

Vibhuti, la ceniza sagrada

Vibhuti, la ceniza sagrada

En la India la ceniza tiene un valor espiritual muy grande.

Aunque, en realidad, no se trata de cualquier ceniza, sino de la llamada ceniza sagrada o en sánscrito: vibhuti. Es decir, no toda ceniza resultante de cualquier objeto quemado es considerada como sagrada.

 

Esto es así debido a que el vibhuti se obtiene a través de un fuego ceremonial, a través de un proceso que incluye ingredientes especiales.

En general, cuando se quema algo, la ceniza obtenida es de un color oscuro. Sin embargo,  los elementos utilizados para hacer vibhuti forman una ceniza blanca y limpia.

 

¿Cuáles son estos elementos? Pues bien, básicamente bosta de vaca.

O sea, el vibhuti se prepara quemando excremento de vaca junto con otros ingredientes preciados. Entre ellos se destacan la leche, la miel y el ghi, que es la manteca clarificada, muy común en la cocina india.

 

Una razón para que los hindúes consideren tan sagrada a esta ceniza es que también la vaca lechera es vista como sagrada; como un aspecto de la Madre Divina. Y todo lo que da la Madre Divina se considera como la gracia y bendición de Dios. De hecho, la leche también se santifica y representa la pureza absoluta.

 

vibhuticow1

 

Marcas

 

A la grandeza del vibhuti se la ha conocido en la religión hindú durante miles de años. Se considera que untar varias partes del cuerpo con vibhuti es sinónimo de riqueza en términos espirituales. A este respecto, se trata de un símbolo que es usado sobre todo por los devotos del Señor Shiva, la deidad que representa la destrucción.

 

El gran significado metafórico de la ceniza sagrada es más bien un recordatorio: la naturaleza perecedera del mundo.

Lo cual puede resumirse en un dicho conocido: “Del polvo venimos y hacia el polvo vamos”.

Es así como se hace hincapié en la naturaleza temporal de las posesiones materiales y sobre todo del cuerpo físico, que se volverá cenizas inevitablemente. Pero no se trata de un recordatorio penoso sino que más bien recalca la importancia de utilizar de buena forma, de aprovechar la vida actual para ser feliz a través del camino espiritual.   

 

Es por ello que, en cualquier parte de la India, uno puede ver personas con las marcas hechas con ceniza. Se ven hombres, niños, mujeres, comerciantes, oficinistas de camisa y corbata, todos con sus marcas de ceniza.

Estas marcas generalmente se colocan en la frente pero también puede ser en los brazos, pecho y garganta. Los devotos de Shiva, por ejemplo, se colocan tres líneas horizontales en la frente como signo de piedad. Por otro lado, los devotos del Señor Vishnu utilizan rayas verticales.

Todos, por su parte, se ponen un punto rojo en el entrecejo (conocido como tercer ojo u ojo espiritual), que  puede estar hecho de ceniza, pasta de sándalo y principalmente kum-kum, un polvo rojo sagrado.

 

Por su parte, los sadhus, los ascetas errantes de la India, que dejan atrás toda vida mundana y se dedican solamente a la búsqueda espiritual, llevan siempre sus marcas de vibhuti,  en muchos casos por casi todo su cuerpo.

Más allá de las razones religiosas, la ceniza se supone que los ayuda a protegerse del frío en invierno y del calor agobiante en verano.

 

vibhuti-sadu

 

 

 

Propiedades

 

En algunos de sus varios sentidos la palabra vibhuti significa también resplandor, poder, gloria, fuerza y riqueza.

La creencia religiosa es que el vibhuti posee una fuerza especial divina que purifica. Se dice que el vibhuti posee propiedades purificantes y curativas.  Por ejemplo, el acto de ponerse vibhuti en la frente tiene el poder de hacer circular correctamente la sangre.

 

Hasta ahora me he referido a la ceniza sagrada que se crea artificialmente,  es decir la que se hace quemando excremento de vaca y maderas.

Sin embargo, hay otro tipo de vibhuti, menos usual, pero más sagrado. Se trata del vibhuti que es materializado por los santos y místicos espirituales o el vibhuti que aparece de manera espontánea en lugares sagrados.

Hay una larga tradición en la India sobre este tipo de milagros alrededor de la ceniza sagrada.

 

A este respecto, desde hace ya mucho tiempo, en determinado momento del año, concretamente pocos días después de la gran noche de Shiva (Mahashivaratri), a Swami Premananda le sale vibhuti de su boca y de su cuerpo.

De hecho, antes de ir a prisión, en estas ocasiones Swami solía bendecir a sus devotos poniendo las manos sobre sus cabezas mientras de su boca se derramaba el vibhuti. Este fenómeno se llama vibhuti bhava y puede durar varias horas, a veces durante toda una noche.

Este polvo que brota de su cuerpo es muy fragante y es recogido en bolsas para luego ser enviado a los devotos de Swami por el mundo.

Según dijo una avanzada discípula de Swami, “Recibir vibhuti de un alma iluminada es una oportunidad inusual. Tal vibhuti posee el poder de curar enfermedades, resolver problemas, aliviar dolores físicos y mentales y nulificar los efectos de acciones pasadas.»

 

Yo, cada año, puntualmente recibo mi bolsa de vibhuti salido del cuerpo de Swami. La última vez que Swami realizó este prodigio en público fue en el año 1994, todavía en el Ashram. Yo todavía no conocía a Swami y por ende nunca vi ese evento en persona, aunque si vi una impresionante filmación de esa época, en que se ve como la ceniza brota del cuerpo de Swami, que además echa ceniza por la boca como si fuera el humo de un denso cigarro.

 

vibhut
Swami Premananda soplando vibhuti en 1981

 

Cuadro

 

 

Como relaté en la crónica anterior, el 18 de noviembre de 2003 fue el 14º cumpleaños del Sri Premananda Ashram, y ese día los festejos comenzaron temprano. A las 5 AM ya estábamos todos en el templo listos para presenciar algunos rituales típicos.

Entonces, una devota francesa que se encontraba sentada en la primera fila advirtió algo inusual.

 

Es tradición que en el templo del Ashram, así como en los Centros Sri Premananda del mundo, haya una silla simbólica reservada para Swami, en la que también se coloca una fotografía de Swami. La fotografía que había por entonces en el Ashram era del rostro de Swami, incluyendo una parte del pecho. El tamaño de la fotografía era de aproximadamente 70 cts. de alto por 50 cts. de ancho.

 

Justamente en la fotografía de Swami, a la altura de su frente, la devota notó algo así como una mancha grisácea. Ella avisó a algunos otros devotos a su alrededor y al acercarse comprobaron que espontáneamente estaba fluyendo vibhuti de la foto de Premananda. Luego, uno a uno todos nos fuimos acercando a la imagen y comprobamos empíricamente que era verdad.

 

El vibhuti siempre fluyó desde el mismo punto de la fotografía. Al principio se trataba sólo de una mancha, pero después de una hora ya había una gran cantidad de vibhuti cubriendo la fotografía y también cayendo sobre la silla donde la foto se encuentra apoyada.

El vibhuti continuó saliendo por una par de horas y luego se detuvo.

La ceniza sagrada resultante se empaquetó y se envío más tarde a todos los Centros Sri Premananda del mundo, como de costumbre.

 

Una vez pasado el primer efecto del prodigio, para todos era muy natural y cada tanto regresábamos a verificar como seguía saliendo la ceniza, sin dejar de hacer las actividades programadas.

Esta visión un poco desapegada de los milagros supongo que se debe a las constantes palabras de Swami Premananda sobre sus poderes:

“El mérito de los milagros es haceros comprender que Dios es grande y todo poderoso… Nunca he pedido tener poderes para curar o para materializar cosas. Esos dones divinos los he recibido sin ser conciente de ello, los tengo desde que era niño. Sólo los uso cuando Dios me lo permite y sólo hago milagros por motivos espirituales o para aquellos que son genuinos…No son para ser usados para ganancia personal de nadie. Son para ser usados únicamente para el bien y para la iluminación espiritual”.

 

swamivibhuti
Swami Premananda en el Ashram

 

De todos modos, no voy a negar que personalmente el hecho de ver milagros es algo que siempre me atrae; supongo que es algo que atrae a todos. Sin embargo, puede que estando en el Ashram un milagro se convierta en un hecho más natural, de hecho apenas lo tengo registrado en mi diario de viaje de entonces.

 

Aunque, viéndolo ahora a la distancia, creo que fui muy afortunado por haber presenciado aquello, sobre todo por haber sido testigo de ese poder infinito de Dios, del que Swami dice que es sólo una milésima parte.  

18 comentarios

  1. ME PUEDEN DECIR QUE DEBO HACER CON EL ME REGALARON UN PENDULO TIENE UN VIBHUTI ADENTRO DEL PENDULO TIENE ALGUN SIGNIFICADO QUE DEBO HACER GRACIAS POR SU PRONTA RESPUESTA

  2. es simplemente fasinante me llena por completo ´por experensia propia les digo que todo es verdad aserquense y vivan la experencia te canbia la vida para bien que la luz del infinito quede con ustedes.

      1. Ahora mismo, la única forma que conozco de obtener bibhuti es a través de Amma, de donde yo lo he obtnido a través de una PUJA.

      2. Responderé igual que a tu compañero Melvin.
        Ahora mismo la única forma que conozco para obtener bibhuti es a través de Amma.
        Yo lo he obtenido en el circuito de Amma, Barcelona 2018.
        Se que es un poco tarde, pero me parece lógico ofrecéroslo (2011-2018).

  3. ESTIMADOS HERMANOS:
    Solicito el polvo rojo sagrado Kum-Kum.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

  4. SOY ECUATORIANA Y TOME LA CENIZA SAGRADA HACE 14 AÑOS APROXIMADAMENTE. DIOS HIZO UN MILAGRO EN MI PORQUE ME PERMITIO SALIR EMBARAZADA DE UNA NIÑA QUE HOY TIENE 15 AÑOS. EN UNA CIUDAD DEL ECUADOR DONDE VIVO HAY DOS PERSONAS MAS QUE TAMBIEN TOMARON DE LA CENIZA Y HOY SON MADRES DE DOS NIÑAS.

    1. No me dan los números, lo tomaste hace 14 años y quedaste embarazada de tu hija de 15 años? Mmmm.. hace 14 años tu hija de 15 tenía 1 año…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CURSO DE HISTORIA Y FILOSOFÍA DEL YOGA

Inscripciones abiertas

Abril – Junio 2024

Profundizarás en la filosofía del yoga de forma directa, amena, fructífera y a tu ritmo.

RECURSOS GRATUITOS AQUÍ

LIBROS PUBLICADOS
de Naren Herrero

Sobre la historia del Yoga:

Hinduismo para la vida occidental:

Primer libro en español sobre el festival espiritual más grande del mundo:

Mis viajes, aprendizajes y experiencias en India (ahora sólo en digital):

Artículos anteriores

Tapas en la sociedad de la queja

¿Qué recomienda el yoga y la espiritualidad hindú como antídotos contra la queja? En este artículo lo abordamos desde el concepto de tapas, especialmente en su vertiente verbal. Hace treinta años, el escritor Robert Hughes publicó «La cultura de la queja» acerca de la decadencia norteamericana en materia de política y cultura. No leí el libro pero el título me pareció adecuado para también etiquetar a nuestra sociedad actual y, además, hoy me sirve para abrir un tema que, intuyo, al lector le suena familiar: la recurrente lamentación de que las cosas no son como nos gustaría que fueran.   ¡Atención! No estamos entrando en el juicio de

Los hijos como gurús

Con la relativamente difundida afirmación «mis hijos son mis gurús» en mente, agregando la legitimidad que me da la paternidad, más algunas referencias tradicionales hindúes, he escrito este artículo para analizar la cuestión. En la luna llena que sigue al solsticio de verano en el hemisferio norte (21 de junio) se celebra Guru Pūrṇimā(guru púrnima), el día anual,que suele caer en julio, en que honramos a todos los preceptores espirituales que nos guían en el camino del autoconocimiento y la liberación.   A lo largo de los años, he escrito muchos artículos sobre este tema para llegar a la conclusión (que también es canónica) de que tener un gurú es imprescindible para avanzar en

Mantra para antes de comer (con recitación)

Incluye la recitación del mantra ahaṁ vaiśvānaro que aparece en Bhagavad Gītā 15.14 Para la cosmovisión hindú «el alimento es Dios» (annam brahma) y, como en muchas otras tradiciones, no se debe tratar de forma irrespetuosa ni malgastar. Asimismo, al tratarse de un elemento que nos es proveído por la Madre Divina no deberíamos darlo por descontado, sino más bien agradecerlo.   Para la tradición yóguica, comer ignorando esta relación de dependencia con la Naturaleza es una forma de «robar» pues, por más que hayamos pagado nuestra comida, estamos ignorando que el alimento llega a nosotros gracias al esfuerzo y la generosidad de la Tierra.   Como forma

Hiraṇyagarbha y el Día internacional del Yoga

Otra vez se celebra el Día Internacional del Yoga, una fecha instaurada en 2014 por la Asamblea General de las UN, en coincidencia con el solsticio de verano en el hemisferio norte. En este artículo aprovecho para contarte algunos detalles no tan difundidos de la relación entre el Sol y el Yoga. Quizá sabes que el nombre más popular del dios hindú del Sol es Sūrya, de donde deriva el apelativo del famoso ejercicio de haṭha yoga sūrya namaskara o «salutación al Sol». A la vez, el Sol tiene cientos de otros nombres, entre ellos Hiraṇyagarbha, que es el que me interesa hoy.     Literalmente, hiraṇyagarbha significa

Vibhuti, la ceniza sagrada