Canal RSS

El Cumpleaños del Ashram

Publicado en

Una vez que Swami Premananda hubo comenzado oficialmente su misión espiritual, cada vez más personas eran atraídas hacía él. Desde la milagrosa iniciación como sannyasin que relaté la semana pasada, Swami era visto como un monje Hindú.

Sin embargo, según palabras de Swami, “mi sentimiento interno era que yo amaba la esencia de todas las religiones y respetaba todas las creencias…La espiritualidad es común a todas las religiones pero se expresa de maneras diferentes según cada una de ellas”.

A esto Swami agrega: “Mi concepto espiritual es que siempre deberíamos tratar de crecer espiritualmente y que mis seguidores deben madurar en su camino espiritual de acuerdo a su propia religión”.

 

Fue para enfatizar estos conceptos que Swami creó un Ashram en Matale, Sri Lanka, con el nombre de “Sarva Matha Shanti Nilayam”, que significa “La Morada de Paz para todas las Religiones”.

Al parecer, esta idea no fue del agrado de muchos líderes religiosos de la zona. Por ejemplo, a los monjes budistas no les gustó, que en su pequeño Ashram, Swami hablara acerca del Señor Buda enfrente de las imágenes de deidades Hindúes.

Por otro lado, a los Cristianos no les gustó que la imagen de Jesucristo estuviera junto a la de “falsos dioses”.

Asimismo, los musulmanes no querían involucrar su religión con ningún otra, pues lo consideraban absurdo.

 

A este punto, Swami  admite haber visto que “no era posible quitar las diferencias entre las religiones e instalar mayor tolerancia y entendimiento entre ellas”.

“A pesar de que me costó mucho sufrimiento”, agrega Swami, “no detuve mi intento por crear unidad y armonía y decidí continuar con los mismos ideales bajo un nuevo nombre”.

 

Este nuevo nombre era “Pubalakrishna Ashram”, lo cual significa “El joven Krishna de las flores”.

En este caso, la referencia era totalmente al Hinduismo y a uno de sus principales profetas, el Señor Krishna, en su versión juvenil, como pastor (ya explicado, con más detalle, en el post “Krishna y Delhi”).

 

ashramsrilanka1

 

Compasión

 

Ya desde edad muy temprana, Swami comenzó a hacerse cargo de niños sin techo y desprotegidos.

Swami dice: “La razón por la que yo me compadecía tanto de ellos es que yo también había experimentado rechazo y soledad como joven. De hecho, sólo era un muchacho de diecisiete años cuando comencé mi misión”.

 

Ya por aquel entonces, el número de niños creció rápidamente y el cuidado de los mismos estaba a cargo de devotos residentes que hacían esto como un servicio. Todos los niños tenían lo necesario (comida, ropas, techo, educación) de manera gratuita.

Por otra parte, en el orfanato había niños cristianos, budistas e hindúes. “A la mayoría de ellos” recuerda Swami, “ les gustaba el aspecto religioso de nuestra vida diaria”.  A lo que agrega: “Cualquiera puede venir a mí por guía. No necesita ser Hindú. Yo aliento a las personas a que crezcan dentro de la esfera de su propia creencia y religión para que entiendan y sientan profundamente su verdadera esencia”.

Algunos de los niños que por entonces quedaron bajo la protección de Swami están todavía junto a él.

 

A medida que el tiempo pasaba, el Pubalakrishna Ashram florecía cada vez más. Los visitantes llegaban regularmente, incluso desde el extranjero. De hecho, tanto devotos de Sri Lanka como extranjeros ayudaron a renovar el Centro de Meditación del Ashram en el verano de 1983.

Por entonces, nadie sospechaba que un futuro muy diferente los estaba esperando.

 

ashramsrilankameditation1

 

Disturbios

 

En el año 1983, Sri Lanka se vio sacudida por disturbios étnicos a gran escala entre los habitantes de origen cingalés y los habitantes de origen tamil.

Estos ataques tuvieron lugar en todo el país. Las víctimas de ello fueron no sólo personas sino también casas, negocios y templos, que fueron derribados a fuerza de explosivos y fuego.

 

Siguiendo la línea, el Pubalakrishna Ashram y el centro de meditación fueron destruidos y quemados por completo.

La mezcla creada entre el resentimiento que algunos grupos religiosos habían acumulado contra las ideas espirituales de Swami, más el hecho de que él fuera de origen tamil, hizo que su Ashram se convirtiera en blanco de los agitadores.

 

Asimismo, las bombas de fuego cayeron en el medio del orfanato y tanto los niños como los devotos tuvieron que correr por sus vidas. Por fortuna, Swami logró rescatar a todos los niños y los envió a otra filial del Ashram que ya existía en un distrito alejado.

 

ashramquemado1

 

Como paso siguiente, para estar a salvo de los terroristas, Swami se refugió por dos meses en casa de un devoto; luego de qué, un alto funcionario indio hizo los arreglos correspondientes para que Swami obtuviera un visado para viajar a la India.

Por aquel entonces, eran muchos los tamiles que dejaban Sri Lanka con dirección a la India, con carácter de refugiados.

 

Fue así que, unos días más tarde, y con los papeles en regla Swami Premananda llegó a la India con nada más que “dos mudas de ropa y una maleta”.

 

Nuevo comienzo

 

Cuando Swami aterrizó en el aeropuerto de Chennai se sintió un “total extraño”. A pesar de que se trataba de la tierra de sus antepasados, Swami no conocía ningún lugar ni ninguna persona en la India.

Por fortuna, algunos devotos del centro de Londres habían hecho los arreglos para que una persona local fuera a buscar a Swami al aeropuerto y lo llevara a su casa.

 

A partir de allí, Swami inició una peregrinación por toda la India y visitó muchos templos y ashrams famosos. Durante esta gira Swami también visitó la ciudad de Trichy, y el área le gustó mucho. Fue así que Swami decidió instalarse allí para construir un nuevo Ashram junto a un orfanato.

 

A esta altura, los niños que Swami había dejado en Sri Lanka deseaban ir a la India para estar con él. De esta forma, Swami los llevó consigo para que se instalaran en el Ashram que estaba todavía en construcción.

Asimismo, muchos devotos y parientes, incluyendo la madre de Swami, que aún estaba viva, llegaron a instalarse al nuevo Ashram. 

Además, un creciente grupo de devotos indios empezó a crecer alrededor de Swami.

 

Es bueno aclarar que la tierra que Swami adquirió para la construcción del nuevo Ashram era totalmente árida e inhóspita. Estaba toda cubierta de arbustos espinosos, cientos de rocas y serpientes. Swami siempre recuerda que todos le decían que “esa tierra no servía”.

Sin embargo, Swami había reconocido una gran energía espiritual en ella y estaba decidido a convertirla en un centro espiritual, florido y exuberante.  

 

Poco a poco la idea de Swami se fue materializando en hechos. Tanto los devotos como Swami hicieron un gran trabajo físico durante meses para poder quitar todo lo inservible y plantar pequeños árboles y flores. A la vez, se iniciaron construcciones simples con techos de hoja de palmera.

Entonces, tras un duro período de trabajo se consiguió transformar el desierto roquedal en un jardín precioso y en un centro de santidad y paz. A este respecto, Swami Premananda ha dicho que “incluso el aire de este Ashram purifica”.

 

ashramarido3

 

El nuevo Ashram fue completado hacia fines del año 1989. Exactamente, un 18 de noviembre, un día después del 38º cumpleaños de Swami.

Para tal fecha hubo una gran ceremonia de inauguración con mensajes de apoyo de la India y del extranjero. Además, los líderes monásticos del estado de Tamil Nadu fueron a inaugurar el Ashram personalmente.

 

Al principio hubo un poco de dudas sobre cómo llamar el nuevo Ashram. Finalmente, más bien a pedido de los devotos, el nuevo Ashram llevó el nombre de su fundador: “Sri Premananda Ashram”.

 

De esta forma, el Ashram y la vida espiritual de aquellos que seguían las enseñanzas de Swami empezaron a tomar forma en la India.

 

ashrammenos-arido

 

A día de hoy

 

Desde aquellos primeros años hasta el día de hoy, el Ashram no ha parado de crecer. Incluso con el arresto de Swami de por medio, todas las actividades continúan, siempre en expansión, tanto a nivel espiritual como a nivel caritativo.

 

De aquellos pocos niños que llegaron con Swami desde Sri Lanka, hoy se cuentan más de 700 niños que viven y se educan en el orfanato.

 

Durante mi visita en el año 2003, para celebrar el 14º cumpleaños del Ashram se colocó la piedra fundacional de una nueva construcción, y también todos los presentes dimos algunas paladas iniciales.

Es evidente que a mí visitar el Sri Premananda Ashram es algo que me gusta, sobre todo por la vibración espiritual del lugar. Pero otro componente que se suma a este gusto, es el hecho de pensar en la evolución del Ashram, de una tierra desierta e inhabitada a este, por partes, frondoso entorno. Me emociona el pensar por todas las tribulaciones que tuvo que pasar Swami por defender sus ideales espirituales; tribulaciones, estas, que siempre pasó y pasa, con una sonrisa en su rostro y con un ejemplo a seguir.  

ashramjardin1

Además, otro motivo para disfrutar de esta visita al Ashram era que los festejos de cumpleaños son siempre bienvenidos, pero mucho más si hay un evento milagroso de por medio. Evento que relataré en la próxima crónica, pues como sabemos, la paciencia es una de las cualidades fundamentales para el desarrollo espiritual.

Anuncios

Un comentario »

  1. Que penita nos va a dar cuando termines tu blog. No te va a quedar más remedio que hacer otro viaje a la India para tener más material i seguir escribiendo.
    Un abrazo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: