Canal RSS

Pregunta incorrecta = Respuesta incorrecta

Publicado en

En la actualidad existen seis volúmenes publicados con los discursos de Swami Premananda (sólo tres de ellos en castellano), y otros tantos sin publicar; sumados a sus discursos sueltos y los escritos aparecidos mensualmente en la revista oficial del Sri Premananda Ashram.

 

Desde hace ya algunos años, Swami exhorta a sus devotos a que le hagan preguntas, ya sea personalmente o a través de cartas. Por ende, a esta altura de los acontecimientos no creo que queden muchas nuevas preguntas sobre espiritualidad para hacerle a Swami. Asimismo, tampoco creo que queden muchas preguntas sobre no espiritualidad para hacerle.

 

De hecho, si sus discursos son leídos (o escuchados) con algo de atención, se notará la repetición de ciertos conceptos, no por falta de imaginación de parte de Swami, sino porque, por un lado, la esencia de la espiritualidad es siempre la misma, y por el otro, las preguntas se repiten, invariablemente.

 

Premananda satsang

 

Ídem

 

Una de las cosas que más admiro de Swami es su capacidad para responder las mismas preguntas, una y otra vez, con el mismo entusiasmo que la primera vez. Su misión en la vida es la de enseñar espiritualidad, y aunque sea una tarea repetitiva, Swami la lleva a cabo con infinito amor.

 

Generalmente, cuando a mi me preguntan dos veces la misma cosa, pues ya me pongo intolerante. Swami viene respondiendo las mismas preguntas desde hace más de cuarenta años. Y no únicamente de parte de distintas personas, sino que también sucede que la misma persona pregunta lo mismo cada año.

Yo mismo, sin necesidad de apuntar el dedo a terceros, cuando me pongo a releer las cartas que le he escrito a Swami a lo largo de los años, veo que me repito regularmente en mis preguntas, y compruebo, con admiración y devoción, que Swami continúa respondiéndome, incluso con más amor que la primera vez.

 

Implícito

 

Tanto en cuestiones generales como personales, Swami siempre dice que la respuesta a nuestras preguntas se puede encontrar ya en la misma pregunta.

Esta idea tiene dos vertientes: Por un lado lo evidente, o sea, que si uno analiza bien el caso podrá encontrar la respuesta de manera propia, sobre todo si se trata de una pregunta de carácter personal.

Por otro lado, y este punto me interesa más, Swami se refiere al hecho de que cuando uno formula una pregunta, ya de por sí espera un tipo de contestación específica.

 

Un ejemplo fácil: Si pregunto ‘¿Debo irme a vivir a Europa?’, más que nada estoy esperando la confirmación de Swami para poder tomar la decisión tranquilo (respaldado, digamos), pero es claro que mi intención primera es irme.

Otro caso bien terrenal: Si digo, ‘Swami, ¿esta persona me conviene como pareja?’, hasta qué punto estaría yo dispuesto a separarme si Swami dijera que ‘No’. Obviamente, la respuesta que quiero oír está implícita en mi pregunta.

 

Entonces, cuando Swami dice que ‘encuentra las respuestas en las mismas preguntas’, se refiere a que ‘ya sabe las respuestas que estamos esperando’.

 

Encrucijada

 

En cierto sentido, esta situación pone a Swami en un aprieto, ya que él está comprometido con decir siempre lo correcto, con decir la verdad, y no simplemente con decir lo que nosotros (o quien sea) queramos oír.

 

Swami dice (como parte de un discurso titulado ‘Preguntas y Respuestas – Octubre 2008’), ‘Si la pregunta es incorrecta, la respuesta también será incorrecta’.

Y agrega, ‘Puede que vosotros esperéis esta respuesta incorrecta, pero yo no puedo hacer eso, y mi respuesta a vuestra pregunta incorrecta os va a parecer incorrecta. ¿Qué puedo hacer yo?’

 

Si Swami dice lo que nos place oír, no está cumpliendo con su deber con la Verdad.

Si, en cambio, dice lo que es correcto (entendido como lo que nos beneficiaría para nuestra felicidad a largo plazo), entonces puede que nos sintamos heridos o defraudados, y en la mayoría de los casos, más allá de la respuesta, haremos lo que era nuestro deseo primero.

 

En resumen, una encrucijada, que según el caso, Swami resuelve con diversas opciones, no siempre ortodoxas.

 

encrucijada1

 

Pelota

 

Vale aclarar, que esta ley matemática de ‘pregunta incorrecta = respuesta incorrecta’ es válida para todo tipo de consultas, aquellas privadas (como los ejemplos fáciles citados arriba) y aquellas generales, que a priori no parecen tener un sesgo tan personal e interesado.

 

Volviendo a las opciones que Swami suele utilizar para salir de la encrucijada, una táctica común sería la de ‘devolvernos la pelota’, es decir, darnos una respuesta que nos obligue, en realidad, a tomar la decisión por nosotros mismos (como la clásica, ‘Haz lo que sientas en tu corazón’).

A pesar de que así parezca que Swami se saca de encima el problema, lo que hace es, primero, no traicionar lo que sería correcto decir, y segundo, empujarnos a la auto-indagación, camino ineludible para el crecimiento espiritual.

 

 

No comment

 

Otra opción que utiliza Swami es la de simplemente dejarnos sin respuesta. Esta posibilidad es más factible sobre todo si es por carta, ya que el reclamo de la respuesta no recibida se hace más difícil. De todos modos, cuando es frente a frente, Swami también se las puede arreglar para no dar una respuesta.

 

Por ejemplo, la décima pregunta de ‘Preguntas y Respuestas – Octubre 2008’ es:

‘¿Qué son los registros akáshicos y quiénes tienen acceso a ellos?’

Swami responde, ‘Todo esto ha llegado de los rishis (sabios), quienes estaban en elevados estados meditativos. Es a través de ellos que tenemos ciencia y sabiduría’.

 

Mi interpretación: Siendo la enseñanza de Swami una que hace hincapié en la simpleza de la espiritualidad, las preguntas algo ‘rebuscadas’, como ésta, son generalmente dejadas de lado por Swami (si a alguien le interesa realmente saber de los registros akáshicos), no porque no tengan validez en sí mismas, sino porque alejan al aspirante espiritual de la cuestión esencial.

 

Adecuación

 

Siguiendo con las diversas opciones que a veces utiliza Swami Premananda para no dar una respuesta directa y cruda que pueda herirnos, he notado también su capacidad de adecuación.

Es decir, la respuesta de Swami se ajusta al nivel de la pregunta, sobre todo si la pregunta es de un nivel inferior, lo cual es decir de carácter más bien superficial. De esta manera, la respuesta también entra en dicho plano, y se impide así entrar en detalle sobre puntos sensibles, que el preguntador no está, en realidad, muy interesado en discutir.

 

Como ejemplo: Una devota italiana llevó a su hijo (de unos veintipico años) a conocer a Swami. Este chico no tenía fe en Swami y tampoco un aparente interés en conocerlo. El chico, de hecho, estaba en la India por cuestiones de negocios y no por razones espirituales. De hecho, la conversación entre Swami y el chico discurrió básicamente sobre negocios. Swami se dedicó a aconsejar al muchacho, y de manera muy extensa, sobre cómo hacer negocios en la India.

Para mí, era extraño ver a mi maestro espiritual hablando tanto acerca de un tema tan poco espiritual. Me daba la sensación de que estaba malgastando su tiempo.

Esta sensación se agravaba con el hecho de que, mientras Swami hablaba en inglés, el chico – en italiano – le iba haciendo a su madre algunos comentarios semi-despreciativos de las opiniones de Swami (‘No hay que ser un genio para saber eso…’ y cosas así).

 

igual 

 

Equivalencia

 

Otra vez mi interpretación: Sabiendo el interés y nivel de atención del muchacho, Swami omite totalmente hablar de espiritualidad y se dedica a hablar de temas banales, al punto de que hasta el chico se cansa. Nada de sermones sobre el propósito de la vida. La espiritualidad no puede imponerse a nadie.

A su vez, la madre, una fiel devota, se alegra de ver a su hijo (supuestamente no espiritual) hablando tanto con su maestro, aunque sólo sea de negocios.

 

Así Swami, con su sabiduría y su humildad, no sólo no hiere ni ofende al chico con sermones, sino que hasta baja de nivel discursivo para complacer a su devota.

 

Una vez más, la pregunta (o su vibración, también se podría decir) recibe una respuesta equivalente.

 

Pero esto no es todo, para la semana que viene prometo dar más (jugosos) ejemplos de los métodos de Swami para responder preguntas incorrectas.

Anuncios

»

  1. Seguramente recordarás Naren que una vez le mandé una serie de preguntas. No puedo acordarme quién se las envió o cómo, pero supongo que deben haber viajado con alguien de tu familia.

    El asunto es que una de las preguntas era algo así como: ‘¿Debo seguir estudiando Psicología?’. La respuesta que recibí fue ‘No’. Al menos eso fue lo que entendí.

    Fue tal el peso que me saqué de encima al leer la carta que rompí en llanto. Probablemente era la respuesta que estaba esperando para hacerme cargo de una decisión que sin dudas (ahora, a la distancia, se ve tan claramente) ya estaba tomada.

    Responder
  2. Me había acostumbrado a los pavos, pero tambien me acostumbraré al señor con la vaquita. Funcionó el recurso? No te preocupes, no rompe la espiritualidad del blog…

    Responder
  3. Christian casas

    Muy lindo el libro Naren,ademas si no fueran por las presentaciones publicas y movidas de prensa del libro ni me entero que estas aca,es un orgullo tenerte como amigo y desde siempre o al menos desde joven lograbas sorprender con tus relatos y notas ,cronicas de los partidos de futbol,salidas etc,no me sorprende que escribieras un libro y este es el primero,espero que lo sigas haciendo y que alguien se interese y te apoye en el proyecto ya que la autogestion esta durisima,una ves mas felicitaciones y vos sabes que siempre hbalomos del tema años atras y nunca nos poniamos deacuerdo y simpre valore tu tolerancia a ciertos comentarios de mas que quizas decia,pero este libro me dio muchas respuestas (todavia no o termine) y a la ves me deja con ciertas preguntas y dudas que me interesan saber,el libro es un viaje espiritual y aunque no lo creas es mas ahun para gente con otra religion o creencia como yo,xperimente algo nuevo,otra forma de ver las cosas ,es una verdadera experiencia religiosa y me sirve como hombre,como persona,como profesional y como padre,ya que tengo una vision mas amplia de las cosas y no solo una.abrazos y nos vemos el 31 a la noche.saludos a tu flia

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: