El blog sobre Yoga, la India y su filosofía

Desde 2008 y con más de 500 artículos

Luz y oscuridad, por Swami Premananda

Luz y oscuridad, por Swami Premananda

Luz y oscuridad, por Swami Premananda

Luz y oscuridad, por Swami Premananda

Luz y oscuridad, por Swami Premananda

Cuando tengo poco tiempo para escribir este blog recurro a algún discurso inspirador de Swami Premananda, lo cual más que un recurso fácil ha demostrado siempre ser una muy buena forma de difundir mensajes espirituales útiles para varias personas, empezando por mí.
Esta vez, el tema se titula Luz y oscuridad y fue publicado en la revista del Sri Premananda Ashram de octubre 2017. Lo comparto a continuación:
“A pesar de que sabemos cómo quitar la oscuridad de nuestro interior e iluminar nuestras vidas, seguimos involucrándonos en las oscuras sombras de la ilusoria vida mundana, tapando nuestras mentes de forma que no podamos contemplar la luz. Cuando cerramos los ojos la mente vacila y pensamientos de hechos pasados desfilan frente a nosotros como en un sueño. A menudo pensamos en disipar esa oscuridad interior para iluminar nuestras vidas, sin embargo la vida mundana continúa arrastrándonos de regreso hacia la oscuridad, dejándonos en lo que parece ser una oscuridad permanente. Le hablamos a la mente acerca de nuestras expectativas y deseos, e incluso si la mente prefiere buscar la luz, el cuerpo continúa morando en la falsedad, disfrutando sus frutos.
Con oscuridad y engaño por doquier no podemos ya distinguir lo verdadero de lo falso. Sin importar cuántas veces hayamos tratado de disipar la oscuridad de nuestras vidas, y sin importar cuánto deseemos y esperemos vivir de forma iluminada por tener fe en la dicha de la luz, nuestros hábitos y deseos nos mantienen atrapados en la ilusión. ¿Cómo podemos liberarnos de una vez por todas de esta ilusión?
A pesar de que en un tiempo estuve prisionero del deseo, yo creía que un día sería liberado. Yo dije: “¡Suficiente, suficiente!” y con determinación y a través de la renuncia, elegí un sitio para permanecer en silencio. Mis esfuerzos dieron resultado. Fui liberado de la prisión del deseo, pero a pesar de mi liberación el deseo siguió llamándome. Cuando estaba en la prisión de la ilusión me di cuenta de que allí nada es permanente. Fue el silencio lo que me ayudó a disipar la oscuridad del mundo ilusorio en el cual vivía.
Les tomó algún tiempo a mis oídos darse cuenta de que la conversación innecesaria no tiene valor. Cerré mis ojos para evitar ver esas cosas que no eran relevantes para una vida elevada. En este estado escuché en mi interior el melodioso sonido Om. Como me mantuve en silencio, la saliva de mi lengua tenía el sabor del néctar de ambrosía. Cuando me quedé por largo tiempo en ese estado comencé a sentir una fragancia agradable al inhalar.
El sonido de OM, el sabor del néctar, la fragancia agradable, todo esto va al torrente sanguíneo, circula a través del cuerpo y despierta la kundalini en el muladhara chakra. La energía kundalini entonces sube gradualmente hasta llegar a la coronilla de la cabeza. Durante su movimiento ascendente la gloriosa luz de sabiduría comienza a brillar en el interior y uno entra en un estado gozoso. Existen varias formas y métodos de alcanzar este estado gozoso, muchas técnicas de meditación que uno puede practicar y, sin embargo, aunque tenemos el deseo de experimentar este estado de gozo no hacemos ningún esfuerzo serio para lograrlo.
La imagen puede contener: una persona, barba y primer plano
De la misma forma que podemos descubrir un perla en una caracola llena de barro, podemos encontrar luz en nuestro cuerpo manchado e impuro. Ahora esa luz yace latente en tu interior, pero cuando llegue el tiempo de madurez serás capaz de llegar a ella. En lugar de buscar esta luz dichosa las personas buscan tener relaciones íntimas, pensando que eso es la felicidad definitiva. A lo largo de la historia billones de personas han vivido y muerto así, sin haber comprendido nada.
Es muy excepcional el conocer al Uno sin nombre ni forma en nuestro interior. Es muy excepcional el ser capaz de tener consciencia de su omnipresencia, disipar la oscuridad y vivir en la brillante luz de la verdad.
Un nacimiento humano es excepcional; el alcanzar este estado de dicha es aún más excepcional. Entre los millones de personas de este mundo, si solo una o dos lograran alcanzar este elevado estado sería bueno para el mundo. Entonces las personas tendrían un recordatorio de que es posible vivir como un alma iluminada. Por tanto, nunca olvidemos que un estado más elevado nos llevará a la dicha”.

2 comentarios

  1. Muchas gracias. Siempre es beneficioso recordar porqué hay que meditar y qué se puede obtener de esta maravillosa práctica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CURSO DE HISTORIA Y FILOSOFÍA DEL YOGA

Inscripciones abiertas

Abril – Junio 2024

Profundizarás en la filosofía del yoga de forma directa, amena, fructífera y a tu ritmo.

RECURSOS GRATUITOS AQUÍ

LIBROS PUBLICADOS
de Naren Herrero

Sobre la historia del Yoga:

Hinduismo para la vida occidental:

Primer libro en español sobre el festival espiritual más grande del mundo:

Mis viajes, aprendizajes y experiencias en India (ahora sólo en digital):

Artículos anteriores

Tapas en la sociedad de la queja

¿Qué recomienda el yoga y la espiritualidad hindú como antídotos contra la queja? En este artículo lo abordamos desde el concepto de tapas, especialmente en su vertiente verbal. Hace treinta años, el escritor Robert Hughes publicó «La cultura de la queja» acerca de la decadencia norteamericana en materia de política y cultura. No leí el libro pero el título me pareció adecuado para también etiquetar a nuestra sociedad actual y, además, hoy me sirve para abrir un tema que, intuyo, al lector le suena familiar: la recurrente lamentación de que las cosas no son como nos gustaría que fueran.   ¡Atención! No estamos entrando en el juicio de

Los hijos como gurús

Con la relativamente difundida afirmación «mis hijos son mis gurús» en mente, agregando la legitimidad que me da la paternidad, más algunas referencias tradicionales hindúes, he escrito este artículo para analizar la cuestión. En la luna llena que sigue al solsticio de verano en el hemisferio norte (21 de junio) se celebra Guru Pūrṇimā(guru púrnima), el día anual,que suele caer en julio, en que honramos a todos los preceptores espirituales que nos guían en el camino del autoconocimiento y la liberación.   A lo largo de los años, he escrito muchos artículos sobre este tema para llegar a la conclusión (que también es canónica) de que tener un gurú es imprescindible para avanzar en

Mantra para antes de comer (con recitación)

Incluye la recitación del mantra ahaṁ vaiśvānaro que aparece en Bhagavad Gītā 15.14 Para la cosmovisión hindú «el alimento es Dios» (annam brahma) y, como en muchas otras tradiciones, no se debe tratar de forma irrespetuosa ni malgastar. Asimismo, al tratarse de un elemento que nos es proveído por la Madre Divina no deberíamos darlo por descontado, sino más bien agradecerlo.   Para la tradición yóguica, comer ignorando esta relación de dependencia con la Naturaleza es una forma de «robar» pues, por más que hayamos pagado nuestra comida, estamos ignorando que el alimento llega a nosotros gracias al esfuerzo y la generosidad de la Tierra.   Como forma

Hiraṇyagarbha y el Día internacional del Yoga

Otra vez se celebra el Día Internacional del Yoga, una fecha instaurada en 2014 por la Asamblea General de las UN, en coincidencia con el solsticio de verano en el hemisferio norte. En este artículo aprovecho para contarte algunos detalles no tan difundidos de la relación entre el Sol y el Yoga. Quizá sabes que el nombre más popular del dios hindú del Sol es Sūrya, de donde deriva el apelativo del famoso ejercicio de haṭha yoga sūrya namaskara o «salutación al Sol». A la vez, el Sol tiene cientos de otros nombres, entre ellos Hiraṇyagarbha, que es el que me interesa hoy.     Literalmente, hiraṇyagarbha significa

Luz y oscuridad, por Swami Premananda