Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Práctica

La técnica de los 5’ de reflexión al final del día

Publicado en

Entre la serie de encuentros que tuvimos para Pūraka Project, el proyecto de entrevistas audiovisuales a personas inspiradoras, tuvimos la fortuna de estar cara a cara con el Brahmacari Shubámrita Chaitanya, discípulo monástico de Amma, la maestra india famosa por dar abrazos a millones de personas. Shubámrita ha vivido con Amma durante décadas y, además de ser uno de sus traductores, es uno de los principales difusores de su enseñanza, viajando por el mundo, dando charlas y retiros.

brahmacari

En los valiosos minutos que nos dedicó le pedimos que compartiera una práctica que cualquier persona puede utilizar para estar más feliz o calmada, para sentirse más compasiva o centrada. El Brahmacari nos habló de una técnica que le ha enseñado su maestra y que consiste en pasar cinco minutos en reflexión al final del día y contemplar las acciones que uno ha realizado. Este autoanálisis cotidiano se basa en tres ejes: tiempo, emociones, actitud.

Para investigar lo primero uno puede preguntarse: “¿He utilizado hoy mi tiempo de manera fructífera? ¿Las acciones que he hecho hoy me acercan a mi meta? ¿O me alejan?”.

La segunda pregunta es: “¿Cuán maduro he sido hoy con mis emociones? ¿He herido a alguien con mis palabras y acciones? ¿Qué ha sido el detonante de esas cosas?”.

La tercera cuestión sería indagar sobre: “¿He pasado todo el día viviendo sólo para mí mismo? ¿O también he hecho algo por el bien de los demás? ¿He compartido cosas con otros?”.

Una vez hecho el análisis, justo antes de ir a dormir, el Brahamacari nos recomienda tomar ciertas resoluciones para el día siguiente. Por ejemplo, “si hoy he estado muy disperso y no me he concentrado en mi meta, mañana intentaré pasar más tiempo tratando de alcanzar lo que siento que es importante para mí en la vida”.

En cuanto a las emociones, si has estado enfadado o envidioso, entonces dices “mañana intentaré evitar estas emociones, intentaré estar consciente de ello todo lo posible”.

Y sobre mi actitud frente a los demás, comprometerme a, mañana, hacer algo de mi parte para ayudar a otros, por pequeño que sea mi acto.

Esta técnica nos ofrece una visión directa de cómo estamos viviendo y nos da la posibilidad de hacer sutiles modificaciones. Uno se pone un pequeño reto como no quejarse de nada por un día, no mirar demasiado el móvil o ayudar a alguien aunque sea sosteniéndole la puerta del ascensor y cumpliendo esos propósitos uno obtiene satisfacción interior y fuerza para ir a por más.

Esto es un resumen de la técnica completa explicada por el Brahmacari en el vídeo de Pūraka Project, que comparto a continuación para beneficio de todos.

 

Las enseñanzas secretas de Krishna Das

Publicado en

Hace una semana Krishna Das estuvo en Barcelona, dando un ‘concierto’ en la Barcelona Yoga Conference (6 de Julio) y luego un taller (9 de Julio) en un hotel. Para cualquier persona medianamente involucrada con el yoga, Krishna Das no necesita introducción, ya que es el artista occidental de kirtan más conocido del mundo y su música es muy habitual en clases de yoga y similares. A pesar de esta popularidad, Krishna Das es una persona muy simple, lo cual queda reflejado en su humilde e inspirador libro Chants of a Lifetime, totalmente recomendable para quienes puedan leer en inglés.

Con Hansika fuimos a oír a Krishna Das a la Yoga Conference y cantamos bastante, al aire libre y en medio de la efervescencia dancística que hizo templar la terraza del recinto donde se llevó a cabo el ‘concierto’. Las comillas se deben a que no se trata de un concierto normal sino que la participación y el canto de los asistentes es fundamental para que la reunión funcione, ya que Krishna Das canta una línea y el público la repite. Este método es una práctica espiritual tradicional que se basa en la repetición de los nombres de Dios, en general en forma de antiguos mantras sagrados.

Al final, Krishna Das nos firmó su libro y no conformes con eso decidimos ir a verle al taller en que, además de practicar kirtan, responde preguntas espirituales basado en su propia experiencia, que es vasta. Hablando de su legitimidad para hablar de espiritualidad, dijo que su única aptitud era tener “anhelo”; es decir, deseo profundo por felicidad permanente y por estar siempre en contacto con el propio corazón. Un anhelo que se vio acrecentado en gran parte por el contacto directo con su guru, Sri Neem Karoli Baba, también conocido como Maharaji.

Sri Neem Karoli Baba

Preguntas y respuestas

Cuando se habla de transcendencia espiritual, uno supone que escuchará palabras grandilocuentes y epifanías que cambian la vida. Mi experiencia es que los cambios son lentos y graduales y que las epifanías son pocas y, en todo caso, entendidas en retrospectiva. Quizás por eso me gusta Krishna Das, que parece un tipo simple, que dice todo muy claro.

Alguien le preguntó detalles de su práctica espiritual, qué técnica usaba, cómo comenzó… y Krishna Das, que ya había hablado un rato, dijo: “No hay misterio. Os he dado las enseñanzas secretas. Os juro que no hay nada más que hacer. No estoy guardándome nada”.

El comentario despertó risas porque las “enseñanzas secretas” vienen generalmente acompañadas de un halo de inaccesibilidad que, por definición, no podrían ser escuchadas de forma abierta en el salón de un hotel céntrico. Sin embargo, Krishna Das no bromeaba.

La enseñanza secreta, que explicó al principio del taller y luego fue repitiendo, es:

“Cantas y cuando te das cuenta que no estás prestando atención, regresas”.

Krishna Das dice “cantas” porque su práctica específica es el kirtan, pero si uno reemplaza ‘cantar’ por cualquier otra práctica (o acción), la fórmula es igual de efectiva y verdadera. Puede sonar simple pero, como dijo Krishna Das, “si puedes hacer eso serás Dios en la Tierra”.

Esta misma enseñanza, por la que muchos aspirantes del pasado tenían que demostrar su ‘anhelo’ con vidas de austeridad y devoción, está ahora disponible en un blog cualquiera, pero nos parece demasiado poco. Esta enseñanza secreta es la misma que todos los maestros espirituales de todas las épocas han dado para que podamos mantenernos en el aquí y el ahora. Esta enseñanza es la que todos los maestros han dado para que no seamos arrastrados por nuestros pensamientos pasajeros y alejados de nuestro ser interior, que es permanente.

Las personas cuyo camino es el āsana pueden aplicarlo; las personas que hacen karma yoga, servicio desinteresado, también; las personas que meditan y siguen el camino de la contemplación saben que este es el método; las personas devocionales lo mismo; incluso para hacer jardinería, este es el método básico. Poner atención total en lo que se está haciendo es, explican los maestros, el camino a la felicidad y, a la vez, la misma meta.

Ahora se ha puesto de moda la técnica llamada Mindfulness, que no es otra cosa que una renovación de la enseñanza original y fundamental. Ni siquiera se habla de que mantener la atención plena sea placentero; simplemente se trata de mantener la atención en lo que se hace, observando lo que sucede y dejando que pase.

Dice Krishna Das: “No siempre es placentero y todo lo que pasa es algo sobre lo que estar consciente durante la práctica y soltarlo. Siempre puedes soltar. No podemos cambiar el mundo exterior ni lo que va a suceder. Todo lo que podemos hacer es incrementar nuestra capacidad de lidiar con lo que puede llegar“.

Práctica regular

Lo que hace más difícil de aceptar como válida la “enseñanza secreta” no es tanto su simplicidad, como el esfuerzo que requiere. Uno imagina que por ser ‘secreta’ la enseñanza será una poción mágica, que haga el trabajo por nosotros. Uno supone que por ser difícil de conseguir, luego será fácil de ejecutar y, en realidad, es al revés.

Sobre el método, Krishna Das dijo:

“Para lograr cualquier cosa en la vida hay que volverse buenos seres humanos, ¡ni siquiera sabemos qué significa eso! Por eso, lo más importante es hacer algún tipo de práctica regular… Nadie lo puede hacer por ti”.

Ni siquiera tener un guru nos exime del esfuerzo (aunque sí que lo puede hacer más llevadero). El secreto es practicar y practicar y “cuando te das cuenta que no estás prestando atención, regresas”. Y agrega Krishna Das: “De hecho, cuando te das cuenta de que no estás prestando atención, ya has regresado”.

Este proceso, nos explican, debe repetirse millones de veces hasta ser dominado. Mientras tanto, sólo resta practicar. Sin olvidar que, aunque ahora muy difundidas, hemos tenido la gran fortuna de saber de estas “enseñanzas secretas”, un privilegio que no es de todos.

Como dijo Krishna Das, con su estilo directo y coloquial: “Cuando ves algo, cuando lo ves de verdad, puedes fingir que no lo ves, pero lo ves y entonces estás frito porque tienes que hacer algo”. La pregunta es, ¿qué vamos a hacer con estas enseñanzas secretas, ahora que las conocemos?

A %d blogueros les gusta esto: