Hijo de Vecino

63º aniversario del nacimiento de Swami Premananda

El 17 de noviembre de 1951, en Sri Lanka, nacía un niño bautizado con el nombre Prem Kumar y que con los años sería conocido con el título monástico de Swami Premananda. Se trata de mi maestro espiritual y ya ha hablado de su vida y obra en otros textos y momentos. Este breve post de hoy es, justamente, para conmemorar el 63º aniversario de su nacimiento, un evento que agradezco profundamente ya que haberle conocido y recibido sus enseñanzas es el pilar fundamental de mi vida en general, no sólo espiritual. Swami Premananda dejó su cuerpo físico en 2011, pero desde entonces ha hecho notar su presencia, … Leer más

El milagro de Guru Purnima

La semana pasada escribí sobre Guru Purnima, el día en que se honra al maestro espiritual, que este año 2011 cayó el viernes 15 de julio. Dos días más tarde, todavía frescas las celebraciones, el Sri Premananda Ashram de la India hizo un anuncio grandioso: «Hoy 17 de julio de 2011 a las 3 de la tarde, cuando los devotos entraban en el Puya Hall en el Ashram, ¡vieron que la foto de Swamiyi estaba cubierta de vibhuti! Tocaron la campana de emergencia y todo el mundo fue corriendo al Puya Hall a regocijarse en este milagro. Se repartió un poco de vibhuti a todos, mientras se sentaban … Leer más

Un día de materializaciones

Para alguien que desde pequeño escucha y lee sobre los hechos prodigiosos que, como si se tratara de lo más normal del mundo, realizan los sabios espirituales de la India, puede que parezca sólo cuestión de tiempo el ver con sus propios ojos uno de estos milagros. Así como la reencarnación, las deidades de cuatro brazos, y la meditación se convirtieron en presencias cotidianas para mí, también lo hicieron las parábolas protagonizadas por rishis, sadhus, monjes, y santos que ignorando las rígidas leyes físicas y materiales, realizaban eventos milagrosos. Esta naturalización de lo milagroso por mi parte, debe haber contribuido a que mi interés por ello no sea … Leer más

Vibhuti Bhava, el milagro de la ceniza

Hace dos semanas explicaba que la razón fundamental de esperar unos meses en contar mis experiencias de Mahashivaratri 2010, era porque, desde mi punto de vista, las vivencias espirituales necesitan de un periodo de reposo para que uno pueda sopesarlas bien, determinar sus efectos en uno mismo, diferenciar con lucidez entre lo real y lo imaginario… Pues bien, hay una razón más, que no invalida las anteriores: me gustaba la idea de guardarme en la manga un evento extraordinario que pudiera sacar a la luz cuando me diera la gana, o cuando sintiera que la situación lo requiriera. No me refiero exactamente a un tema de rescate para … Leer más