Hijo de Vecino

Charla con Hari Dasa sobre Bhagavad Gītā

Comparto la entrevista que le hice al profesor de Yoga y Vedânta Hari Dasa con motivo de su nuevo curso sobre Bhagavad Gītā y el trabajo en su traducción del texto hindú más conocido.  En nuestra escuela online de Yoga y Filosofía, Satsanga Campus, ofrecemos cursos diversos y en octubre 2022 comenzamos el maravilloso curso de Bhagavad Gītā titulado «La sabiduría del Eterno» sobre las enseñanzas esenciales del texto hindú más reputado y leído, que además se considera un libro sobre yoga en el sentido amplio.   Para este curso hemos invitado a Hari Dasa, profesor de Yoga y Vedânta, experto en rituales védicos y arte sagrado hindú, … Leer más

Swamini Pramananda y el satsang

En julio 2019 Swamini Pramananda – conocida cariñosamente como Ammaji – visita otra vez Barcelona para exponer las enseñanzas del Vedānta según la tradición hindú, con un enfoque simple y también científico.  Una de mis profesoras de yoga fue a la India con la intención de visitar Gangotri, el pueblo donde nace el río Ganges, en los Himalayas. En el camino se detuvo en Uttarkashi, un pequeño pueblo de montaña, en donde conoció a una maestra espiritual india que la cautivó. En lugar de seguir el itinerario trazado, mi profesora se quedó el resto de sus días de viaje en el ashram de la maestra, sintiendo que había … Leer más

Swami Vivekananda, monje errante

Mi nombre, Naren, es hindú, una contracción de Narendra (o Narendranath) que tiene su raíz en dos palabras sánscritas: Naran, que significa “hombre”, e Indra, “el Rey de los dioses” en la mitología hindú.   De esta forma, el nombre Narendra quiere decir “el señor de los hombres” o “rey entre los hombres”.   Sin embargo, y para mi tranquilidad, no fue por ese significado ampuloso que dicho nombre me fue dado por mis padres. En realidad, el motivo fundamental fue que Narendra era el nombre de nacimiento de un gran santo de la India del siglo XIX, conocido tanto en Oriente como en Occidente: Swami Vivekananda.   … Leer más

Sai Baba y el bullicio exterior II

(Continúa de la semana pasada) Protesta Ante el torrente incesante de ofertas comerciales que me asaltaba en las calles de Puttaparthi mi reacción fue la de recluirme en el ashram, sin salir a la calle por algunos días. Nada me faltaba, porque dentro del ashram, de tan grande, hay una cantina y también hay tiendas que satisfacen las necesidades básicas y más. Mi reclusión fue más bien una protesta contra la vorágine comercial; me parecía ridículo viajar miles de kilómetros en un plan espiritual hasta la India, tierra sagrada, para terminar regateando vestidos con los lugareños. Lo que hice, en cambio, fue dedicarme lo más que pude a … Leer más