Hijo de Vecino

¿Para qué Dios creó este mundo?

En todo curso de formación de profesores de yoga, taller de filosofía hindú o encuentro espiritual al que asisto alguien, inevitablemente, hace una pregunta existencial básica: “¿Para qué Dios creó el mundo?”. Si todos los seres somos chispas divinas y el objetivo de la vida es reconocer nuestra propia naturaleza esencial que hemos olvidado, ¿por qué Dios no nos lo hace recordar de un chasquido en lugar de hacernos pasar por todas estas vicisitudes? ¿Qué necesidad hay de experimentar los altibajos constantes de la vida, que para muchos es más sufrimiento que disfrute, si ya somos divinos? ¿Es acaso Dios perverso? Por supuesto, todas las religiones y las … Leer más

El mito del placer de las pequeñas cosas

Hace años leí un libro llamado Selecciones del Swami Vivekananda, editado por Kier en 1971 y ahora fuera de catálogo, que me marcó grandemente pues explicaba las cosas muy claras y directas, sin el deseo de complacer, sino más bien de despertar y aguijonear al lector. Varias de mis concepciones sobre la espiritualidad se vieron trastocadas al leer las palabras del gran santo bengalí. Una de las enseñanzas que me quedó grabada (quizás, en este caso, por resonar profundamente con mi idiosincrasia) era la siguiente: “Tenemos un proverbio en nuestro idioma: ‘Si quiero ser cazador, cazaré un rinoceronte; si quiero ser ladrón, robaré el tesoro del rey’ ¿De … Leer más

¿Por qué el Yoga es una ciencia?

A veces me pongo muy puntilloso. Hace poco leí un anuncio de algún retiro de meditación o algo así y quien lo impartía decía tener “más de 19 años de experiencia”, lo cual me crispó porque si realmente tienes más de 19 años de experiencia pones 20 y listo. 19 años es mucha experiencia y no hay nada que disimular, pero por repetición de frases tantas veces vistas y escuchadas uno termina poniendo “más de…” sin siquiera reflexionar lo que dice. Pasa lo mismo con esos productos cuyo eslogan es “mucho más que un…”, pero nunca te dicen que es eso de más que supuestamente ofrecen (aparte de … Leer más

Cómo hacer tu altar personal en casa

A diferencia de Occidente, en la cultura de la India todavía es normal tener un altar en casa; incluso una habitación exclusiva para fines espirituales. Quizás por esa falta de hábito es que muchas personas occidentales se preguntan cómo crear su propio altar de la nada. De acuerdo a la tradición hindú hacer un altar personal y hogareño no es difícil ni tiene especiales misterios en cuanto a su estructura u ordenación; aunque el punto a tener en cuenta es que el altar, en esencia, se trata de un lugar de adoración y de práctica más que de un rincón donde poner un montón de objetos “inspiradores”. Por … Leer más

Mi nombre es Naren, con ‘N’ final

El nombre que me dieron mis padres al nacer fue Naren, el cual es un nombre hindú y es una contracción de Narendra o Narendranath. El nombre tiene su raíz en dos palabras sánscritas: nara, que significa “hombre”, e indra, que es el nombre del dios hindú del cielo, el trueno y la lluvia, a la vez que puede querer decir “conquistador”. Por tanto, el nombre Narendra podría significar “Señor de los hombres”. Si bien en la India se trata de un nombre normal (ahora se escucha bastante el del político Narendra Modi, por ejemplo), en el resto del mundo no, y cada vez que me preguntaban, a … Leer más

Dios por necesidad

En estos tiempos estoy haciendo muchos cursos, de los cuales no hablaré hoy; pero fue justamente en uno de ellos en que, esta semana, salió de forma tangencial un debate filosófico-teológico sobre la existencia de Dios. Ya sé que no es un tema para abordar a la ligera, sobre todo en un curso de lengua catalana, donde la complejidad inherente del argumento se ve acrecentada por las dificultades de expresión de los asistentes, yo incluido. De todos modos, este episodio hizo reavivar en mi mente unas ideas que ya venía rumiando de antemano y que pensé serían buen material para un post, con todos los riesgos y limitaciones … Leer más

Anécdotas de Calcuta

Las dos últimas entregas de esta bitácora digital fueron bastante serias, versando sobre cuestiones litúrgicas, simbología, y reglas de comportamiento en cuanto a rituales milenarios. Antes de eso había hablado de la meditación, otro tema “serio”, se podría decir. En todos los casos se trata de tópicos que me atraen, pero que también tienen un cierto estilo “pedagógico” en el que no me interesa mucho entrar, pues no pretendo enseñar nada, sino más bien compartir mis ideas y sensaciones, a la vez que poner en palabras las reflexiones que pasan por mi cabeza en cuanto a la espiritualidad y su práctica. Consciente de que los lectores también necesitan … Leer más

El abhishekam como práctica espiritual

[1]En varias de las crónicas que componen los más de dos años de vida de este diario digital he hecho referencia al abishekam, una ceremonia tradicional del Hinduismo que consiste en el lavado ritual de una estatua, que luego es vestida y decorada. A este respecto, como alguna vez he explicado, cada etapa del ritual simboliza las etapas por las que todas las personas hemos de pasar en la espiritualidad, es decir, limpiando y eliminando las malas cualidades primero, adquiriendo cualidades espirituales luego, y finalmente regresando a la fuente Divina. Todas estas referencias acerca del abishekam, muchas veces tangenciales, pueden ser interesantes e instructivas, pero no estoy seguro … Leer más

El monoteísmo y sus imágenes

Hace tres semanas contaba parte de la historia de Swami Vivekananda, y relataba brevemente cómo la presencia de este santo y filósofo de la India en el Parlamento Mundial de las Religiones de Chicago, en 1893, había servido como introducción histórica del Hinduismo y su filosofía en el mundo occidental. Además de explicar detalladamente la milenaria filosofía espiritual que sustenta al Hinduismo, a la vez que ejemplificar el aspecto práctico de la misma y sus diferentes alternativas, el Swami dejó clara una cuestión que, en ocasiones, causa confusión, a saber: “El Hinduismo no es politeísta”. Hoy, ciento veinte años después de aquellos discursos esclarecedores, tengo la sensación de … Leer más

Swami Vivekananda, monje errante

Mi nombre, Naren, es hindú, una contracción de Narendra (o Narendranath) que tiene su raíz en dos palabras sánscritas: Naran, que significa “hombre”, e Indra, “el Rey de los dioses” en la mitología hindú. De esta forma, el nombre Narendra quiere decir “el señor de los hombres” o “rey entre los hombres”. Sin embargo, y para mi tranquilidad, no fue por ese significado ampuloso que dicho nombre me fue dado por mis padres. En realidad, el motivo fundamental fue que Narendra era el nombre de nacimiento de un gran santo de la India del siglo XIX, conocido tanto en Oriente como en Occidente: Swami Vivekananda. Historia Si bien … Leer más