Hijo de Vecino

Taj Mahal, una obsesión

Cuando era pequeño, en mi casa había un diccionario enciclopédico con varias láminas de colores sobre diversos temas: “Flores”; “Minerales”; “Peces”, y principalmente para mí, “Monumentos del mundo”. Era sólo una página, pero un bazar repleto de imágenes diferentes y diminutas de entre las cuales se destacaba (junto a la Catedral de Milano) un blanco edificio de mármol. Esa imagen, sumada a la presencia constante que había en mi casa de historias de la India, convirtió al Taj Mahal en una pequeña obsesión para mí. En el año 1997, al regresar mis padres de su primera visita a la India, me trajeron un Taj Mahal en miniatura, una … Leer más