Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Lambodara

Bolitas de coco para el día de Ganesha

Publicado en

Ganesha (Gaṇeśa), el popular dios con cabeza de elefante, es muy goloso porque su cuerpo humano es, específicamente, el cuerpo de un niño y, como todos sabemos, los niños aman los dulces. La prominente barriga de Gaṇeśa es, en parte, resultado de comer tantos dulces, pero más bien es la natural estructura anatómica de un niño que todavía no ha pegado el “estirón”. Al mismo tiempo, a su amor por las golosinas se le suma su compasión hacia sus devotos, por lo que él nunca rechaza las ofrendas que recibe, que son muchas y, naturalmente, muy dulces, incluidas las frutas, de las cuales tiene varias favoritas.

Entrando en lo simbólico, el epíteto Lambodara, que significa “barrigón”, refiere a que toda la manifestación cósmica está contenida en Gaṇeśa, ya que él es la deidad que se adora antes de comenzar cualquier actividad y está directamente relacionado con la primigenia sílaba AUM (o OM), la vibración sonora que manifiesta el universo. Para sus devotos, Gaṇeśa es el Absoluto, el Dios Supremo, la causa primera de creación y quien sostiene el universo (viśvādhāra).

laddu2

En esta misma línea, Gaṇeśa está relacionado con el kumbha o kalaśa (kalasha), que es una vasija que mitológicamente está llena del néctar de la inmortalidad y que, a nivel litúrgico, se llena con agua (idealmente de los ríos sagrados) y se puede envolver con hilo de algodón o decorar con pasta de sándalo, polvo de kuṅkuma, hojas, telas y generalmente con un coco en su apertura. De esta forma, el cántaro es un símbolo del cuerpo de Gaṇeśa, que contienen todo el mundo manifestado y que, a la vez, representa prosperidad material y espiritual.

Todo esto es para decir que este viernes 25 de agosto de 2017 se celebra Gaṇeśa Caturthī (Ganesha Chaturthi), es decir el día anual en honor a Gaṇeśa, o como le decimos a nuestras hijas, “el cumpleaños de Gaṇeśa”. Este día cae siempre en el cuarto día de luna creciente del mes hindú de Bhādrapada, es decir agosto o septiembre según las lunas de cada año. Para celebrarlo es tradicional hacer una pūjā o ritual a una imagen de la deidad. Hay muchos tipos de rituales y, para los interesados, hace tiempo ya expliqué un ritual simple aquí.

De todos modos, hoy quería centrarme en lo que técnicamente se llama naivedya, que es la ofrenda de alimentos a una deidad. Esta ofrenda debería ser adecuada a la deidad que uno adora e idealmente no es un alimento industrial, empaquetado, sino algo hecho por uno mismo o, al menos, frutas. Como es un alimento pensado para lo Divino debe ser lo más puro y sano posible y, como signo de respeto, no debe ser probado por uno mismo hasta haber sido ofrecido a la deidad. Una vez ofrecido, este alimento se convierte en prasāda, es decir alimento consagrado o bendecido que el devoto puede ingerir con deleite.

laddu

Como hablamos de Gaṇeśa, lo ideal (aparte de frutas) son los dulces y especialmente Gaṇeśa tiene debilidad por las bolitas de coco, que tienen muchas variantes, desde los llamados modakam tradicionales del sur de la India (y bastante complejos de preparar), hasta los más populares laḍḍus, que son bolitas dulces hechas con diferentes ingredientes, especialmente leche de vaca. En nuestra casa, donde la dieta es mayormente vegana, hace unos años que descubrimos, en este libro, una receta de bolitas de coco muy fácil y rápida de hacer, bastante sabrosa y aceptablemente sana.

Con las modificaciones que nosotros hemos incorporado comparto la receta:

Ingredientes (para unas 25-30 bolitas):

1 taza de coco rallado
¾ taza de harina de almendra (si no tienes harina puedes triturar las almendras enteras, preferentemente después de tenerlas en remojo)
½ taza de avena triturada
¼ taza de aceite de coco
¼ taza de sirope de ágave
¼ de cucharadita de sal
Opcional: Coco rallado rebozar las bolitas
Opcional: Trocitos de dátiles o de pasas de uva

Preparación (30’ + 2 horas para enfriar):

  1. Si el aceite de coco no está ya líquido (sobre todo si es invierno), lo introducimos en una olla y lo calentamos a baño maría hasta que quede líquido.
  2. En un bol se mezcla el aceite de coco con la taza de coco rallado, la harina de almendra, la avena, el sirope y la pizca de sal hasta obtener una masa bien homogénea y compacta.
  3. Con la masa y usando las manos damos forma a las bolitas y las rebozamos (o no) con coco rallado.
  4. Como el aceite de coco se endurece con el frío, metemos las bolitas en la nevera durante un par de horas y estarán ideales para servir. Si hace calor las bolitas se ablandan rápidamente.

En lo posible, al hacer las bolitas, uno debería repetir un mantra o canto a Gaṇeśa, para que la vibración de la ofrenda sea lo más espiritual posible. Porque si hay algo que a Gaṇeśa le gusta más que las bolitas de coco, eso es la devoción.

Scan0001

Así lucen las bolitas en el libro original…

ganesha_bolitas2

Así lucen mis bolitas caseras… que están exquisitas, por cierto

Deseo que Gaṇeśa, el Señor de los obstáculos, de los inicios y del conocimiento, se complazca con nuestras ofrendas y que nos guíe otro año más en el dulce camino del amor devocional.

¡Jaya Gaṇeśa!

 

Anuncios

Los nombres de Ganesha

Publicado en

Mañana (sábado 11 de Septiembre de 2010) se celebra en todo el mundo Ganesha Chaturthi, la festividad anual en honor, justamente, al Señor Ganesha, considerada en realidad como el día de cumpleaños de la deidad más popular del Hinduismo.

De acuerdo a la tradición de la India, Ganesha es la deidad que se debe adorar primero, debido a que es el dios de la sabiduría, la buena fortuna, la prosperidad y el éxito espiritual. Siendo, además, su cualidad particular la de remover los obstáculos de nuestro camino para cualquier actividad que emprendamos.

Asimismo, como la gran mayoría sabe, Ganesha tiene cuerpo de humano (en realidad, de niño) y cabeza de elefante. Su género, que en más de una ocasión he notado se confunde, es indudablemente masculino, a pesar de su nombre terminado en la letra A, que para los hispanohablantes (y no sólo) es tendiente al género femenino.

Es debido a la celebración inminente, y también a las variantes nominales que a veces generan confusión, que he decidido (por consejo de Nuria) hablar hoy de los diversos nombres de Ganesha.

Ganapati

Fisonomía

Así como de manera casi instintiva una persona recibe, ya sea en la escuela, el barrio o incluso la familia, nombres y apodos relacionados con sus características físicas, muchos de los nombres alternativos de Ganesha están directamente conectados con su particular fisonomía.

Evidentemente, si Ganesha hubiera ido a la escuela el primer mote que hubiera recibido de sus compañeritos sería “cabeza’e elefante”. Siguiendo esta línea pueril, los grandes rishis de la India también se fijaron en esta característica básica, sobre todo porque en aquella tierra el elefante es considerado un animal sagrado, símbolo de sabiduría.

De allí se derivan entonces los nombres de Gajamukha, Gajanana y Gajavadana, ya que la palabra “Gaja” significa “elefante”.

Siguiendo con los rasgos físicos, alguna vez conté que Ganesha tiene en su sitio sólo uno de sus dos colmillos, pues el otro lo utilizó, a modo de bolígrafo, para escribir el gran poema épico y espiritual Mahabharata, que le fue dictado por el antiguo sabio Vyasa. Es por ello que otro nombre de Ganesha es Ekadanta, “aquél que tiene un solo colmillo”.

Por otra parte, existe el nombre Shubhanana, que significa “aquél de rostro hermoso” que en este caso no contiene nada de ironía, como si podría hacerlo un apodo del tipo entre compañeros de secundaria.

Ganesha modakam

Siempre relativo a la zona superior de la deidad, otro nombre clásico es Vaktratunda, que hace referencia a la trompa, otra gran característica del elefante, y en este caso significa “aquél que tiene la trompa curvada”. Esto no se trata para nada de un defecto, sino que remite a la dirección que toma la trompa de Ganesha, muy generalmente hacia su izquierda, ya que en una de sus manos izquierdas sostiene los modakams, sus dulces favoritos, realizados con harina, coco y azúcar morena, que representan el dulce sabor de la dicha espiritual.

A este respecto, hay debate sobre los sentidos profundos que posee la dirección (izquierda, derecha, centrada, hacia arriba) que adopta la trompa de Ganesha en una estatua o imagen. Careciendo actualmente de argumentos fiables sobre el tema, dejaré el análisis para una edición posterior.

Para terminar con la cuestión fisonómica, resta citar el también clásico nombre de Lambodara, que simplemente significa “aquél de gran barriga”, y que si bien puede ser equiparado al prosaico apodo de “gordo”, tiene una implicancia profunda que remite a la total aceptación, es decir a ser capaz de digerir de forma pacífica las diferentes experiencias de la vida, tanto buenas como malas, si se quiere avanzar, claro, en el camino espiritual.

Asimismo, se dice que la forma del cuerpo de Ganesha como un todo representa el OM, la sílaba sagrada.

Ganesha Om

Ganas

Sobre la filiación de Ganesha, en el pasado ya relaté que es hijo del Señor Shiva, dios regidor del cíclico proceso de destrucción/renovación, y de la diosa Parvati, una manifestación de Shakti, la Madre Divina.

Justamente su padre, según la mitología hindú, posee una armada de semidioses para luchar contra el mal. Dicho ejército divino, que también hace las veces de guardia de Shiva, se conoce como los Ganas. Pues bien, cuenta la historia que Shiva delegó a su hijo el comando de las tropas, haciéndolo entonces jefe de los Ganas, es decir Ganesha (Ganas = Tropas, Isha = Señor).

Siguiendo este mismo criterio existe el nombre Ganesh, que es la versión abreviada y con una fonética más “masculina” para los hispanohablantes. Asimismo, con el mismo patrón etimológico tenemos el popular nombre Ganapati, que seguramente comparte el podio de preferencias nominativas junto a Ganesha y Vinayaka.

Más atrás, pero siempre relacionados con el ejército de Shiva, tenemos los nombres Gananatha, Gananayaka, y Ganeshwara.

En cuanto al apenas nombrado Vinayaka, su origen es completamente diferente y hace referencia a la función primordial de Ganesha como removedor de obstáculos (vighna), es decir la función por la que es ampliamente amado entre los devotos hindúes y aún más allá. Como sinónimos de Vinayaka podemos contar a Vignesh y Vigneshwara.

Mantras

A lo largo de los dos últimos años, desde que fue publicada en este blog la crónica sobre Ganesha, la deidad con cabeza de elefante, he recibido varios comentarios preguntando cómo realizar ofrendas a una imagen de Ganesha, y también sobre qué mantras u oraciones son pertinentes.

En cuanto al tipo de ofrendas, durante el mes de agosto se publicaron dos crónicas acerca de los rituales, especialmente el tradicional abishekam, y estando el tema tan reciente no voy a redundar, aunque los interesados pueden clickar aquí.

De todos modos, sí me gustaría decir que ofrendas aptas son incienso y flores, especialmente la flor de hibiscus (o hibisco). También una forma buena de venerar a Ganesha es con fuego (arati), es decir mostrándole a la deidad una llama, que incluso puede ser una vela.

Hibiscus

En lo referente a los mantras, y teniendo en cuenta que hay más de mil nombres para Ganesha, también hay infinidad de sílabas sagradas y oraciones que pronunciar. Pero por algo hay que empezar. A este respecto, en cuanto a mantras cortos, uno que a mí personalmente me gusta es:

Om Vinayaka Devaya Namaha

Una traducción posible sería “nos postramos ante ti Señor que eliminas los obstáculos”

Por otra parte, el año pasado me hablaron de un mantra simple que también me gustó:

Om Vighna Vinayakaya Namaha
En este mantra se le pide a Ganesha en su rol de Vinayaka que remueva los obstáculos de nuestra vida.

Si queremos extendernos un poco, también existe el tradicional Ganesha Gayatri Mantra:

“Om Ekadantaya Vidmahe

Vakratundaya Dhimahi

Tanno Dantih Prachodayat”

La traducción aproximada sería: “Señor del solo colmillo, danos el Divino conocimiento / Nosotros meditamos en Ti, que tienes una trompa curvada / ¡Qué Tú ilumines nuestro intelecto!”

Por supuesto, hay mantras más extensos, pero creo que con esto es suficiente para, al menos, celebrar el cumpleaños de Ganesha de buena manera.

Ganesha cumpleaños

Por mi parte, mi sencillo regalo es hacer este post sobre los nombres de mi deidad favorita, mientras de la cocina empieza a surgir un aroma dulce, símbolo etéreo de que Nuria ha comenzado la cocción de los queridos modakams.

Ganesha, seguramente, estará feliz.

Fuentes de imágenes:

kothiyavunu.com

cae2k.com

treknature.com

A %d blogueros les gusta esto: