Hijo de Vecino

Gimnasia espiritual

Poco tiempo después de publicar el libro “Diario de viaje espiritual de un hijo de vecino” en diciembre 2009, noté que el trabajo como escritor no implicaba solamente escribir. También incluye las no siempre gratas tareas de distribución, difusión, presentación, publicidad y venta. Como dije en un post de hace pocas semanas (El blog en los medios), la publicación del libro y el proceso subsiguiente se han convertido, para mí, en un ejercicio espiritual. Viéndolo justamente desde la óptica espiritual, todo lo que acarrea la creación del libro me sirve para desarrollar aptitudes que a fin de cuentas son necesarias para ser más feliz, como por ejemplo, paciencia, … Leer más