Hijo de Vecino

Servicio – 1ra Parte

Cuando camino por las callejuelas del Ashram, me pasa que al ver una nueva construcción terminada donde antes no había nada o al sentir el atávico sonido del dialecto Tamil, me llegan a la mente otras visitas, otras experiencias que se hilan de manera natural con el presente. Sobre todo me pasa cuando entro en la oficina a realizar alguna traducción o cuando llega a mis manos un nuevo tarro de pintura; es decir, me pasa cuando me dispongo a realizar alguna tarea de servicio. Servicio (seva en sánscrito) se le llama a cualquier trabajo o función que uno realiza de manera desinteresada, es decir no por interés … Leer más

Adaptación al Ashram

Mi primer viaje a la India fue en el año 2003, junto a mis padres. Ahora todo me parece familiar aunque todavía recuerdo cuando llegamos por primera vez al Sri Premananda Ashram, un lunes a las 5:00am, después de más de tres días de viaje desde Argentina. A pesar de lo temprano de nuestro arribo, a esa hora ya había vida en el ashram y es que las costumbres de un lugar así no son en nada similares a las que estamos acostumbrados. Por regla general, en la India la vida diaria comienza más temprano que en la mayoría de los países occidentales por ejemplo. Y si hablamos … Leer más

El propósito del viaje

Esta es mi tercera visita a India y también al Sri Premananda Ashram, que de hecho es adonde nos dirigíamos con la furgoneta durante el viaje nocturno. Para que nos entendamos, ashram es una palabra en sánscrito, la antigua lengua sagrada de la India, que se podría traducir como “retiro”; es decir, un lugar donde se pueden realizar prácticas espirituales tales como meditación, rituales, cantos, etc. y donde también se puede llevar a cabo servicio social o actividades caritativas. Los ashrams pueden ser de diversas maneras, más grandes o más pequeños, con una dinámica enfocada en lo comunitario o en lo individual, con un maestro como guía personal … Leer más

Lo Sagrado y lo Profano

  Son las 4am y llovizna. Estoy viajando en una furgoneta con doce belgas. Hace apenas dos horas que he aterrizado en Chennai, al sur de la India, y ya estoy embarcado en un nuevo trayecto, esta vez nocturno.    De repente, sobre el carril rápido de la autopista por la que circulamos nos topamos sorpresivamente con un camión detenido, que no tiene siquiera las luces de emergencia encendidas; esto nos obliga a maniobrar de manera abrupta poniendo en peligro, no sólo a nosotros, sino también a los demás vehículos que transitan por la zona. Al sobrepasar el camión entiendo la razón: el conductor se ha bajado, dejándolo … Leer más