Canal RSS

Nuestra boda india en Argentina

Publicado en

Hace más de dos años escribí un post sobre las bodas tradicionales indias que se celebran en el Sri Premananda Ashram, en el que hacía hincapié en lo extenso de la ceremonia como así también en la gran bendición que era tener a Swami Premananda en persona tutelando el evento.

En aquel entonces mi relato era una crónica desapegada, pues todavía no estaba en mis planes a corto plazo el hecho de casarme. Con el paso del tiempo y el fortalecimiento de mi relación con Hansika, la idea de casarnos tomó forma y entonces le pedimos la bendición a Swami Premananda, que nos la dio, no sin antes plantearnos algunas tareas de reflexión y diálogo de pareja.

Una vez que tomamos la decisión de casarnos en la India, con la presencia de Swami Premananda y de nuestros respectivos padres, estábamos muy contentos. Sin embargo, poco antes de viajar a la India para la ceremonia, en febrero 2011, Swami abandonó su cuerpo físico. Por tanto, a la tristeza de perder el contacto físico con nuestro maestro espiritual, se sumó la cancelación de nuestra boda espiritual en la India.

Reestructuración

Con todos los planes trastocados y después de unos meses de análisis, pusimos nuestro empeño en concretar el matrimonio civil en Barcelona, con una ceremonia simple y occidental que nos dio felicidad. Por otra parte, también queríamos realizar algún tipo de ceremonia espiritual. En realidad, la boda tradicional hindú llevada a cabo por un sacerdote brahmán, con su varias horas de duración, no era nuestra obsesión; más bien deseábamos concretar nuestra unión legal de una forma espiritual, que era la que más nos importaba al fin y al cabo.

Para ello, y aprovechando nuestra visita a Argentina para celebrar con los amigos y familiares que se habían quedado lejos de los festejos barceloneses, organizamos una ceremonia espiritual en el bello jardín de la casa de mis padres en Villa de las Rosas. Las oraciones a Ganesha, eliminador de obstáculos, fueron retribuidas con un día soleado y con un camino allanado para todas las actividades planeadas. La decoración del patio, con telas coloridas entre los árboles, bolas naranjas de papel colgando de los aires y alfombras y almohadones en el suelo, creaban una atmósfera muy adecuada para celebrar.

Ya que nuestra intención original era la de recibir la bendición de Swami Premananda, decidimos que como rito principal haríamos una Guru Pada Puja, es decir un ritual a los pies simbólicos del maestro espiritual. Se trata de un ritual tradicional de la India en honor al Gurú, en que se lavan los pies mediante una serie de polvos y líquidos considerados sagrados por la cultura védica. De esta forma a las padukas, sandalias de metal que representan los pies del Gurú, se les vierte cúrcuma, vibhuti (ceniza sagrada), polvo de sándalo, kumkum (polvo rojo de uso ritual), leche, agua de rosas y más.

La realización de este ritual no es típica de las bodas, pero nosotros decidimos que nuestra ceremonia espiritual estuviera dedicada a nuestro Gurú, justamente porque la razón inicial de casarnos en la India era debida a nuestra devoción hacia Swami Premananda.

Collar sagrado

Una vez finalizado el ritual a los pies de Swami, sí tuvimos una breve ceremonia de boda estilo hindú, que en lugar de durar 6 horas demoró diez minutos. Siguiendo los consejos de una sannyasin (renunciante) del Sri Premananda Ashram, hicimos una versión muy resumida del ritual de matrimonio, con algunos de los pasos principales.

Para empezar, nos vertimos mutuamente agua del río Ganges, traída directamente de la ciudad sagrada de Varanasi por un buen amigo. Acto seguido, nuestros asistentes/testigos nos hicieron un arati, es decir ondularon una lámpara de fuego frente a nosotros como signo de auspiciosidad. Luego nos intercambiamos guirnaldas, tres veces. El paso siguiente fue el más importante, la colocación del thali. Previamente, la bandeja con el thali había circulado entre todos los presentes, que habían dado sus buenos augurios.

Un thali (o mangalsutra) es un collar sagrado que entrega la familia del novio a la novia y que es el símbolo de matrimonio en el Sur de la India. Cumple las funciones del anillo de bodas en Occidente. En el momento cúlmine de la ceremonia el novio ata con tres nudos el thali al cuello de la novia y le pone tres marcas de kumkum, una en el entrecejo, otra en el nacimiento del cabello y otra en el thali recién colocado. En ese instante todos los presentes lanzan arroz y pétalos de rosas a los recién casados.

Finalmente, los novios se dan de comer mutuamente con la mano un bocado de algún dulce tradicional, en nuestro caso una tarta de dulce de leche y coco.

RadhaKrishna

Con el ritual en honor a nuestro maestro espiritual ya realizado y con la unión matrimonial consumada, fue el momento de cantar una canción devocional a Radha y Krishna, el ejemplo de amor Divino más paradigmático del hinduismo. Krishna, la encarnación del Señor Supremo, pasa sus días como un pastor en los bosques deleitando a quienes le rodean; Radha, una pastorcita y su devota más notoria, está enamorada de él.

Por más que se utilicen las metáforas del amor sensual o erótico para que todos podamos entender el tipo de relación establecida por esta pareja, el amor que une a Radha y Krishna es de carácter Divino. Radha, como cualquier amante cegado, no puede pensar en otra cosa que no sea su Amado Krishna, que no es otro que Dios mismo. El alma individual, dice la enseñanza, debe sentir por el Alma Universal la misma pasión y anhelo que una persona enamorada siente por su amante. Solo así podrá alcanzar realmente a Dios.

Las enseñanzas espirituales de la India definen este tipo de relación – madhurya rasa – como la más elevada que una persona puede sentir hacia lo Divino, pues no come, ni duerme, ni trabaja sin pensar más que en Dios.

Fue por ello que elegimos cantar esta canción devocional que habla de ‘Radha y Krishna bailando juntos’, como símbolo de que nuestra unión en matrimonio tiene un objetivo común y esencial que es la búsqueda espiritual.

About these ads

»

  1. sergio mazzola

    los mejores augurios de felicidad y amor a la pareja..!!!

    Responder
  2. Me habría encantado estar ahí!
    Por cierto, en el post no cuentas si uno de los pasos de la celebración era una coreografía de las chicas al estilo Bollywood, en consonancia con la fantástica actuación que se vió en Barcelona.
    Muchas felicidades (otra vez)!

    Responder
    • No, el baile a lo Bollywood tocó a la tarde, como prenda de un juego y fue ejecutado ¡a la perfección! por el grupo y disfrutada a las carcajadas por los demás :)

      Responder
  3. Qué lindo Naren! Les deseo mucha felicidad y armonía en su matrimonio. Un gran abrazo a los dos.

    Responder
  4. finalmente comprendo bastante espanol que puede comprender lo que escribes sin utilizar un diccionario cada frase! =)
    mis mejores deseos
    gracias por el post y hasta luego, quizas en India?
    casi lo olvido: feliz navidad!

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.135 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: